Por: Michelle Soto.   20 enero, 2016

El fenómeno El Niño, atizado por la acumulación de gases efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, estaría detrás del récord histórico de temperatura alcanzado en el 2015, convirtiéndolo así en el año más cálido de los últimos 135 años.

“El 2015 fue notable incluso en el contexto del actual El Niño . Las temperaturas del año pasado fueron influenciadas por El Niño, pero es el efecto acumulativo de una tendencia a largo plazo que resultó en el récord de temperatura que estamos viendo”, dijo Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard para Estudios Espaciales (GISS) de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Tanto NASA como la Administración Nacional para los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) revelaron ayer informes independientes que declaran al 2015 como el año más cálido desde 1880 (fecha desde la cual existen registros).

“La desviación del promedio del 2015 fue el más alto entre todos los años en el registro (1880–2015), superando el récord anterior establecido en el 2014 por 0,16 °C y marcando la cuarta vez que en el siglo XXI se registra un nuevo récord de temperatura”, se lee en el informe de NOAA.

En el 2015, la temporada del Pacífico registró una actividad 144% por encima del promedio (ocurrieron 18 tormentas y 13 huracanes). En cambio, la temporada del Atlántico reportó una actividad 63% menor del promedio (11 tormentas y 4 huracanes). Según los expertos, esto pudo deberse a la influencia de El Niño. | AFP
En el 2015, la temporada del Pacífico registró una actividad 144% por encima del promedio (ocurrieron 18 tormentas y 13 huracanes). En cambio, la temporada del Atlántico reportó una actividad 63% menor del promedio (11 tormentas y 4 huracanes). Según los expertos, esto pudo deberse a la influencia de El Niño. | AFP

Eso sí, ambas agencias científicas difieren en cuánto más caliente fue el 2015 con respecto al 2014 y al promedio del siglo XX.

NOAA afirmó que la temperatura en el 2015 fue de 14,79 grados Celsius (°C), es decir, 0,17 °C mayor que en el 2014 y 0,91 °C por encima del promedio del siglo XX registrado en 13,9 °C.

Por su parte, NASA aclaró que posee 94% de certeza para decir que el 2015 fue 0,13 °C más caliente comparado al 2014.

Para Michael Mann, investigador de la Universidad Estatal de Pensilvania consultado por la agencia AP, un fenómeno El Niño fortalecido (como el actual) puede agregar 0,30 °C a la temperatura media de la Tierra.

“Los récords sucederán durante los años de El Niño, debido al impulso extra de calentamiento que proporciona”, dijo Mann.

Schmidt y su equipo coinciden al decir que existe una buena posibilidad de que el 2016 supere al 2015 como el año más cálido , precisamente por este fenómeno.

En Costa Rica , según previsiones del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), este año se pronostica que se rompan récords históricos de temperatura en los meses de marzo y abril , incluso se podrían superar los 43 °C.

El Niño. El Niño – Oscilación del Sur (ENOS) – nace de la interacción de las aguas superficiales del océano Pacífico con la atmósfera, que incide en el clima mundial.

Es un fenómeno natural que ocurre en periodos de tres a siete años. En su fase cálida, se conoce como El Niño y en su fase fría, como La Niña.

Al comparar las imágenes satelitales de NASA, el actual evento de El Niño supera al acontecido en 1997-1998 que era considerado el más fuerte de los últimos años. | CORTESÍA DE NASA
Al comparar las imágenes satelitales de NASA, el actual evento de El Niño supera al acontecido en 1997-1998 que era considerado el más fuerte de los últimos años. | CORTESÍA DE NASA

Si bien no existe una relación directa entre cambio climático y ENOS, el primero sí afecta al segundo, ya que la acumulación de GEI –causantes del cambio climático– propician un calentamiento que sirve de base a El Niño. En otras palabras, un planeta más caliente debido a los GEI provee más energía y, por tanto, intensifica el ciclo hidrológico.

Por esa razón, y según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), ENOS se está volviendo más frecuente e intenso. Incluso, algunos escenarios que se proyectan debido al cambio climático se asemejan a las condiciones ambientales vividas durante los ciclos de El Niño.

“El Niño no hace sino acentuar la tendencia al calentamiento”, señaló Michel Jarraud, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en declaraciones a agencias de noticias a inicios de 2016.

Esa tendencia al calentamiento se evidenció en el aumento de temperatura de 0,74 °C registrado en el océano en 2015, superando al 2014 por 0,11 °C.

En cuanto a la superficie terrestre, el incremento fue de 1,33 °C por encima del promedio del siglo XX.