Irene Rodríguez. 14 febrero
El primer ensayo con suero equino se realizó en setiembre pasado con 27 pacientes hospitalizados con covid-19. Las autoridades de salud expresaron que no tuvieron
El primer ensayo con suero equino se realizó en setiembre pasado con 27 pacientes hospitalizados con covid-19. Las autoridades de salud expresaron que no tuvieron "los resultados esperados". Fotografía: Alonso Tenorio

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ya está lista para comenzar su segundo ensayo científico con suero equino en pacientes hospitalizados con covid-19.

La institución anunció la mañana de este viernes en conferencia de prensa que el protocolo ya fue aprobado por el comité ético-científico (CEC).

“Ese segundo protocolo, diseñado para optimizar la dosis para pacientes covid, está realmente a punto de empezar. Se tuvo que hacer un análisis de los resultados del primer protocolo, ya concluido”, señaló Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS.

El jerarca, sin embargo, no dio fechas de cuándo se comenzará con las pruebas.

“Se tuvo que solicitar una nueva autorización del comité ético científico y algunas colaboraciones externas (de la universidad de George Manson que está como contraparte) que se tenían que dar (por ejemplo, pruebas de potencia neutralizadora para los nuevos lotes)”, declaró el jerarca.

“La buena noticia es que ya el segundo protocolo fue aprobado por el comité ético y espero que esté iniciando pronto, lo cual se anunciará”, agregó.

Los ajustes

Según dijeron en una entrevista anterior los investigadores Alfredo Sanabria y Willem Buján, encargados del ensayo clínico anterior y quienes también asumirían el segundo, sí hay cambios entre un diseño de investigación y otro.

Por ejemplo, el segundo protocolo presenta nuevas dosis del suero (y diferentes niveles en estas), otro tipo de pacientes y la inclusión de un brazo comparador, es decir, un grupo de pacientes que no reciban este suero y que servirían como control.

En cuanto a las dosis, en el primer estudio, realizado con 27 personas hospitalizadas con covid-19, a todos los participantes se les administraron 500 miligramos de anticuerpos equinos. Dicho estudio fue realizado durante el mes de setiembre y a los pacientes se les dio seguimiento durante tres meses.

Este segundo estudio sería con unos 100 pacientes en condiciones de hospitalización que no tuvieran un cuadro grave o crítico.

“(El protocolo) incorpora cambios en las dosis a administrar, dicha modificación consideró tanto información obtenida del protocolo anterior e información reciente a nivel internacional. También se tomó en cuenta aspectos propios de cada posible participante como el peso (dosis ponderal)”, destacaron los investigadores a La Nación.

Esto último (la dosis ponderal) es así porque no necesariamente un paciente que pese 45 kilos pueda reaccionar de la misma forma que uno de 80 ante la misma dosis. Esto es parte de lo que se explorará con el nuevo estudio.

Además, solamente se utilizará uno de los sueros diseñado por el Instituto Clodomiro Picado.

Esta opción trabaja con la proteína S1 o spike protein, ubicada en la corona del virus. Se une al receptor celular y permite el ingreso del virus a la célula humana. Sin embargo, este suero comprobó que neutraliza la proteína, con lo cual no podría ingresar a nuevas células.

Alberto Alape, director del ICP-UCR indicó en una entrevista anterior que ambos sueros mostraron una eficacia muy similar, pero la otra versión, que combinaba varias proteínas del virus, era más cara de producir, por lo que se utilizará solo la S1.