3 mayo, 2006
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

En el mundo hay 16.119 especies amenazadas de muerte y 240 de ellas están en Costa Rica.

Un total de 784 especies han sido declaradas oficialmente extintas y 65 especies sobreviven únicamente en cría o cautiverio.

Los osos polares, los hipopótamos y los peces de agua dulce son los más afectados. El riesgo de las aves también ha aumentado un 12% desde 1994 y las plantas, sobre todo en el Mediterráneo, desaparecen a un ritmo impactante.

Así lo reveló ayer un estudio científico de 40.177 especies realizado por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), organización que reúne más de 10.000 expertos de 180 países.

Ese estudio se conoce como la 'Lista roja' de especies amenazadas y es el documento con más autoridad sobre el estado global de plantas y animales.

En la actualidad 57 países usan esta 'Lista roja' para definir sus políticas de conservación.

Víctimas. Todo indica que el oso polar será una de las víctimas más notorias del calentamiento global. Se pronostica que su población disminuirá un 30% en los próximos 45 años debido al desplazamiento del hielo ártico.

En los desiertos, la caza no regulada y la degradación del hábitat también provocan estragos. La población de la gacela dama del Sahara disminuyó un 80% en los últimos 10 años. También están amenazadas otras especies de gacelas y antílopes asiáticos.

En las aguas marinas la situación es crítica y los tiburones y las rayas encabezan la lista de especies en extinción. De los 547 peces analizados, 109 especies desaparecerán a corto plazo, entre ellas las del angelote y la raya común.

La situación de los peces de agua dulce también es catastrófica. El 56% de los 252 peces de agua dulce endémicos de la cuenca mediterránea podrían desaparecer y siete especies ya están extintas.

En África Oriental, la actividad humana amenaza el 28% de las especies, lo que afectará la alimentación y el agua potable.

Por si fuera poco, el hipopótamo -ícono acuático del continente africano- fue enlistado por primera vez como amenazado. Solo en la República del Congo su población bajó en un 95% debido a la caza ilegal, que busca su carne y marfil.

La 'Lista roja' del presente año incluye también 8.394 especies de plantas en peligro y 185 de ellas se encuentran en Costa Rica.

Además, el documento dado a conocer reveló que solo en la cuenca mediterránea hay por lo menos 25.000 especies únicas que están amenazadas por el avance de la urbanización, el turismo masivo y la agricultura intensiva.

"La 'Lista roja' muestra una tendencia: la pérdida de biodiversidad aumenta, no disminuye", , declaró Achim Steiner, director de la UICN.

"El incremento del problema es global y no solo de Costa Rica. Esta lista debe servir como llamado de atención a las autoridades del mundo", dijo Grethel Aguilar, de UICN Costa Rica.