Interés Humano

Vacunación y disminución de contagios permiten a Nueva York reabrir el metro 24 horas

También habrá mayor flexibilidad en restricciones de capacidad a tiendas y lugares culturales

Nueva York. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció la reapertura del metro las 24 horas del día a partir del 17 de mayo y el levantamiento de las restricciones de capacidad por número impuestas a tiendas y lugares culturales desde el 19 de mayo.

“Todas las flechas apuntan en la dirección correcta”, dijo el gobernador, al citar el progreso logrado con la vacunación y la disminución de las tasas de contagio y hospitalizaciones por covid–19 en todo el estado al nivel más bajo desde noviembre pasado.

"A partir del 19 de mayo se acabarán la mayoría de las restricciones de capacidad", especialmente en "tiendas, cines, restaurantes, museos", las cuales hoy oscilan entre el 33% y el 75% de su aforo normal, anunció este lunes el gobernador del estado de la costa este durante una rueda de prensa.

Sin embargo, su capacidad de recepción seguirá siendo limitada por el espacio disponible, ya que seguirá aplicándose la directiva federal de distanciamiento social de aproximadamente dos metros entre los clientes. No especificó cómo comprobarían las autoridades si esto se respeta.

Las reuniones al aire libre ahora podrán llegar a 500 personas, frente a las 200 autorizadas anteriormente, y hasta 250 personas en encuentros en el interior contra las 100 permitidas previamente, según un comunicado de prensa.

Los estadios deportivos aún tendrán una capacidad limitada al 33%, excepto para espectadores que puedan presentar certificado de vacunación o una prueba reciente de PCR negativa, precisó Cuomo.

En cuanto al metro, los trenes comenzarán a circular las 24 horas desde el 17 de mayo.

A principios de mayo del 2020, cuando Nueva York se encontraba en el epicentro de la pandemia, se vio obligada, por primera vez desde 1904, a establecer una parada en el horario –primero de 1 a. m. a 5 a. m. y luego desde las 2 a. m. hasta las 4 a. m.– para permitir la desinfección de los vagones.

“La revitalización económica de la ciudad depende de un transporte público sólido y su funcionamiento las 24 horas es una parte esencial”, afirmó Patrick Foye, presidente de la autoridad de transporte de Nueva York, MTA, y señaló que el uso de la máscara y una desinfección rigurosa de los medios seguirán manteniéndose efectivos.

Florida sin restricciones

Por otra parte, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, puso fin este lunes a todas las medidas y restricciones vinculadas a la covid–19 en el estado del sur estadounidense, efectivo de inmediato, citando la eficacia de las vacunas.

DeSantis firmó una ley que invalida las órdenes de emergencia locales –que imponen restricciones debido a la covid-19– a partir del 1.° de julio y además firmó una orden ejecutiva que “cubre la brecha” de aquí a entonces.

“Esto es lo que hay que hacer en base a la evidencia”, dijo el gobernador republicano en una rueda de prensa en St. Petersburg, en el oeste, refiriéndose a la reducción de contagios y muertes gracias al avance del proceso de vacunación.

Cerca de nueve millones de personas –41,9% de un total de 21,5 millones de residentes– recibieron al menos una dosis de la vacuna en Florida, según el Departamento de Salud estadounidense.

“En este punto, las personas que no han sido vacunadas, ciertamente no ha sido por falta de disponibilidad”, añadió.

La vacuna fue habilitada el viernes pasado para todos los mayores de 16 años sin necesidad de que demuestren su residencia en el estado, un documento que se requería desde enero para enfrentar la alta demanda inicial.

Esto habilitó la vacunación para las personas indocumentadas, quienes tenían dificultades para demostrar su residencia, y, de forma tácita, al llamado turismo de vacunas.

DeSantis criticó las estrictas medidas de seguridad sanitaria que siguen en pie en otros estados del país.

Dijo que a estas alturas, quienes aún necesitan “vigilar” a los residentes, “están diciendo que no creen en las vacunas, no creen en los datos, no creen en la ciencia”.

Las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson están disponibles, en muchos casos sin cita, en centros federales, estatales y de los condados; además de ser accesibles en numerosas farmacias y supermercados de Estados Unidos.

DeSantis añadió que ni el estado ni los gobiernos condales y municipales pueden cerrar negocios por incumplir medidas contra la pandemia.

La ley también prohíbe a los negocios exigir “pasaportes de vacunas” a sus empleados o clientes, algo que el gobernador ya había decretado por orden ejecutiva el 2 de abril.

Esto coincide con la reciente decisión de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de permitir el reinicio de los cruceros en Estados Unidos a mediados de julio, siempre siempre que el 98% de los tripulantes y el 95% de los pasajeros estén vacunados.

La noticia del jueves pasado fue bienvenida por Norwegian, Carnival y Royal Caribbean, basadas en el sur de Florida y consideradas las tres líneas de cruceros más grandes del mundo.

Pero no estaba claro de inmediato cómo van a convivir los requerimientos de los CDC junto a esta nueva ley estatal de Florida.

¿A salvo?

Tras el anuncio de DeSantis, varios funcionarios de gobiernos locales criticaron su decisión.

“La orden básicamente establece que la crisis del covid terminó en el estado de Florida”, comentó el alcalde demócrata de Miami Beach, Dan Gelber, al diario local Miami Herald.

“Bajo ningún conjunto de criterios objetivos estamos a salvo todavía”, añadió.

Este lunes, Florida registró cerca de 3.000 nuevos casos de coronavirus y 41 muertes. En total, fallecieron 36.000 personas en el estado desde que comenzó la pandemia en marzo.

Rick Kriseman, el alcalde demócrata de St. Petersburg, se sumó a las críticas en una conferencia de prensa donde dijo que “esta ley no es para la protección de los floridanos. Es política y esto no debería ocurrir”.