Interés Humano

EE. UU. impone restricciones a cinco empresas chinas por uso de mano de obra forzada

La Casa Blanca afirmó que estas prácticas de explotación eran parte del esfuerzo sistemático de Pekín para reprimir a millones de uigures y otras minorías en la región de Xinjiang

Washington. Estados Unidos prohibió este jueves la importación de materiales para paneles solares de una empresa china e impuso restricciones comerciales a otras cuatro firmas por presunto uso de mano de obra forzada en la conflictiva región de Xinjiang.

La Casa Blanca informó en un comunicado que la Hoshine Silicon Industry Co., con base en Xinjiang, no podrá vender sus productos en Estados Unidos debido a “información que indica razonablemente que Hoshine usó mano de obra forzada para producir sus productos a base de silicona”.

En paralelo, el Departamento de Comercio anunció que Hoshine y otras cuatro empresas de Xinjiang serán objeto de duras restricciones para obtener materias primas, software y tecnología en Estados Unidos debido a su participación en el sistema de uso de mano de obra forzada.

“Estas acciones demuestran nuestro compromiso con imponer costos adicionales a la República Popular China (RPC) por participar en prácticas crueles e inhumanas de trabajo forzado”, indicó la Casa Blanca en la nota.

“Estados Unidos cree que la mano de obra forzada patrocinada por el Estado en Xinjiang es tanto una afrenta a la dignidad humana como un ejemplo de las injustas prácticas económicas de la RPC”, añadió.

En ese sentido, mencionó que el uso de mano de obra forzada era parte del esfuerzo sistemático de Pekín para reprimir a millones de uigures —la etnia más numerosa de Xinjiang y mayormente musulmana— y otras minorías en esta región del lejano oeste, una práctica que incluye, según el gobierno estadounidense, torturas, violencia sexual y detenciones masivas en campos de trabajo.

La prohibición a las importaciones de Hoshine se suma a acciones similares contra productores y consumidores de productos de algodón, tomate y productos fabricados con cabellos en la región.

Las otras cuatro empresas sancionadas incluyen dos fabricantes de materiales de polisilicón para la industria de paneles solares, Xinjiang Daqo New Energy y Xinjiang GCL New Energy Material Technology, la procesadora de aluminio Xinjiang East Hope Nonferrous Metals, y la estatal Xinjiang Production and Construction Corps, que ya es objeto de restricciones por sus actividades en el sector del algodón.

Estados Unidos también impuso recientemente una prohibición a las importaciones de una importante empresa de pesca china, Dalian Ocean, por su uso de mano de obra forzada, en un asunto sin relación con Xinjiang y los uigures.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.