AFP . 8 enero
Un entierro se lleva a cabo en un área reservada para las víctimas de covid-19 en el cementerio de Nossa Senhora Aparecida, en Manaos, Brasil, el 5 de enero del 2021. Foto: AFP
Un entierro se lleva a cabo en un área reservada para las víctimas de covid-19 en el cementerio de Nossa Senhora Aparecida, en Manaos, Brasil, el 5 de enero del 2021. Foto: AFP

París. La pandemia deja cifras preocupantes en Brasil, México y Estados Unidos y ha atrincherado de nuevo a Europa, mientras China restringió este viernes los movimientos de 18 millones de personas para frenar el rebrote más grave de coronavirus en seis meses en el país.

En las últimas horas, los datos procedentes de América Latina y el Caribe son alarmantes. En total, la región supera los 523.000 fallecidos y los 16 millones de contagios.

En Brasil, segundo país más enlutado del mundo por la pandemia, el coronavirus ya ha matado a más de 200.000 personas y sigue avanzando. El jueves fallecieron 1.524 personas en el país, la segunda cifra más alta desde el inicio de la pandemia. También se registraron más de 87.000 contagios, un récord absoluto.

Los especialistas prevén además que estas cifras empeoren en los días venideros, fruto de las reuniones de las fiestas de fin de año.

Los hospitales de grandes ciudades como São Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte reportaron recientemente tasas de ocupación superiores al 90%.

En Manaos, en Amazonia, una de las ciudades más golpeadas durante los primeros meses de la pandemia, vuelven a repetirse las imágenes de los hospitales llenos y de camiones frigoríficos habilitados para conservar los cuerpos a la espera de ser enterrados.

“No sé cómo vamos a sobrevivir en enero”, afirmó Paulo Lotufo, profesor de Epidemiología en la Universidad de São Paulo (USP).

En este momento, no hay fecha prevista para comenzar a vacunar a la población y el gobierno se ve muy cuestionado por su falta de rumbo ante la pandemia.

“Lamento, hoy estamos llegando a las 200.000 muertes, pero la vida continúa”, afirmó el presidente Jair Bolsonaro en su transmisión semanal por Facebook. “No sirve de nada continuar (...) esa vieja historia de quédese en casa que después nos ocupamos de la economía. No podemos transformarnos en un país de pobres, de desempleados”, agregó.

En México, la capital prolongó este viernes el estado de máxima alerta sanitaria, manteniendo suspendidas actividades no esenciales, al ubicarse en “el pico más alto” de casos y hospitalizaciones, informó el gobierno, que planeaba desactivar la medida este domingo.

“Estando en el pico más alto en este momento sería muy difícil regresar a una situación de apertura (...) la ciudad está hoy en su máximo nivel de hospitalización desde el inicio de la pandemia”, dijo la alcaldesa, Claudia Sheinbaum, en conferencia de prensa.

La máxima alerta o “semáforo rojo” fue decretado el pasado 18 de diciembre cuando Ciudad de México, de unos 9 millones de habitantes, se hallaba cerca del 75% de su capacidad hospitalaria.

El país registró el jueves un récord diario de contagios de covid-19: 13.734 casos confirmados en 24 horas, un alza sin precedentes desde que inició la propagación del virus en ese territorio.

Los trabajadores de la salud peruanos realizaron pruebas de covid-19 a los residentes del distrito, El Agustino, en Lima, el 7 de enero del 2021. Foto: AFP
Los trabajadores de la salud peruanos realizaron pruebas de covid-19 a los residentes del distrito, El Agustino, en Lima, el 7 de enero del 2021. Foto: AFP

México es el cuarto país del mundo más enlutado por el virus por detrás de Estados Unidos, Brasil e India. El país comenzó a vacunar el 24 de diciembre con el fármaco de Pfizer/BioNTech y también ha autorizado la vacuna desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

En Colombia, uno de los países más castigados de América Latina con más de 45.000 muertes y 1,73 millones de contagios, más de 30 millones de personas entraron en un confinamiento más estricto desde el jueves y durante cinco días, frente al aumento de los casos tras las fiestas navideñas.

En tanto, en Chile, los contagios aumentaron un 32% en la última semana, hasta cifras similares a las presentadas en mayo pasado. Los contagios subieron en coincidencia con las compras de Navidad, las fiestas de fin de año y el comienzo de las vacaciones.

El Ministerio de Salud comunicó el lunes 4 de enero, 2.450 nuevos positivos, aunque el 1.° de enero la cifra llegó a los 3.588 casos.

Asimismo, las autoridades sanitarias de Perú tienen indicios de que una segunda ola golpea el país, luego de registrar un incremento de hospitalizaciones y contagios de covid-19.

Por su parte, el gobierno argentino decidió restringir a partir de este viernes las actividades nocturnas y la circulación de personas, con medidas que determinará cada provincia de manera independiente, en momentos en que se han acelerado los casos.

“El mundo y Argentina están en un momento bisagra donde se inicia la vacunación pero a la vez tenemos que seguir cuidándonos. La pandemia no está superada”, afirmó en una conferencia de prensa el jefe de gabinete, Santiago Cafiero.

Argentina registra una aceleración en el número de contagios, que sobrepasan 1,6 millones desde marzo pasado con más de 44.000 muertos sobre un población de 44 millones de habitantes.

Cifras récord en EE. UU.

En Estados Unidos, se registró este viernes una nueva marca de contagios de covid-19 con más 290.000 en 24 horas, de acuerdo con los datos de referencia de la Universidad Johns Hopkins.

El jueves se reportó la inédita cifra de 3.998 muertes. El número de personas hospitalizadas es también el más alto desde el inicio de la pandemia, con más de 132.000 pacientes.

El país, el más golpeado por el virus, con 368.685 muertes y 21,8 millones de contagios, registra una situación preocupante en el sur y el oeste. Las cifras en Los Ángeles son especialmente aterradoras: uno de cada 12 ciudadanos ya se ha contagiado y una persona de cada cinco que se somete a un test de diagnóstico da positivo.

“Es duro (...) Vemos familias enteras que enferman de repente, todos a la vez”, lamenta Vanessa Arias, enfermera del hospital Martin Luther King Jr. “Podría ser uno de ellos, es realmente triste cuando muere gente que se nos parece tanto”.

Un técnico médico de emergencia de ambulancia trabaja en una carpa de hospital de campaña fuera del departamento de emergencias de Martin Luther King Jr., el 6 de enero del 2021, en el vecindario Willowbrook de Los Ángeles, California. Foto: AFP
Un técnico médico de emergencia de ambulancia trabaja en una carpa de hospital de campaña fuera del departamento de emergencias de Martin Luther King Jr., el 6 de enero del 2021, en el vecindario Willowbrook de Los Ángeles, California. Foto: AFP

En Europa, donde ya hay 28 millones de casos de coronavirus y más de 607.000 fallecidos, la situación es “alarmante”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido sobre todo a la nueva cepa del virus, detectada en primer lugar en el Reino Unido, que es mucho más contagiosa.

Por ello, las restricciones se mantienen y aumentan en varios países e intenta acelerarse la vacunación.

Este viernes, la Unión Europea (UE) anunció que ha duplicado la cantidad de dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech encargadas y que dispondrá de un total de 600 millones.

Según datos suministrados este viernes por el laboratorio alemán BioNTech, su vacuna contra la covid-19 sí parece eficaz contra una “mutación clave” de las variantes británica y sudafricana del coronavirus, según los estudios provisionales realizados hasta ahora.

Un trabajador de salud realiza una prueba de detección rápida de covid-19 en una carpa temporal instalada en el barrio de Iztapalapa, en la Ciudad de México, el 6 de enero del 2021, en medio de la pandemia del coronavirus. Foto: AFP
Un trabajador de salud realiza una prueba de detección rápida de covid-19 en una carpa temporal instalada en el barrio de Iztapalapa, en la Ciudad de México, el 6 de enero del 2021, en medio de la pandemia del coronavirus. Foto: AFP
Nuevos cierres en China

En las ciudades chinas de Shijiazhuang y Xingtai, en la provincia de Hebei, aledaña a Pekín, donde viven cinco millones de personas, los habitantes quedaron confinados.

En las vastas zonas rurales que las rodean, donde residen otros 13 millones de personas, se les dio la orden de limitar al máximo sus movimientos, aunque no deberán respetar por ahora un confinamiento total. En toda la región se llevan a cabo test de diagnóstico masivos y más de 6,7 millones de personas ya se sometieron a uno.

En la última semana se registraron en Hebei 310 casos de covid-19. Son cifras que pueden parecer ridículas en otros países, pero no lo son en China.

Desde que el virus irrumpió en la ciudad de Wuhan, a finales del 2019, el país ha registrado 4.634 muertos, el último de ellos en mayo. Mientras tanto, en todo el mundo, la pandemia se ha cobrado casi 1,9 millones de vidas y ha contagiado a más de 88 millones de personas.