Fabrice Le Lous. Hace 2 días
.
.

Entre octubre de 2020 y abril de 2021, el precio del bitcoin ha subido 469,4%. Un bitcoin pasó de valer $11.000 a tener un valor de $62.460. Si alguien hubiese comprado fracciones de esta criptomoneda en octubre y los vendiera hoy, esa persona habría dado un gran empuje a sus finanzas. Pero ese es el punto: es muuuy complicado --para no decir imposible-- predecir cómo fluctúa este bien digital.

En La Nación no promovemos el uso de los bitcoins. Lo que hacemos, como periodistas, es aclarar cómo funciona esta moneda virtual, porque es importante en 2021 tener una idea de cómo opera, cómo se compra y las dudas (y riesgos) que tiene.

El brusco incremento en el valor de la criptomoneda no ha pasado desapercibido.

El banco estadounidense JP Morgan Chase prevé que, en el largo plazo, cada bitcoin llegará a valer unos $146.000. Además, se espera que se instaure como un competidor del oro, en el sentido en que el oro es un “refugio” para guardar el dinero cuando no se quiere tener en fondos de gobierno, acciones de empresas o certificados a plazo.

Hablamos con tres expertos ticos en la materia, que han ganado y perdido dinero con bitcoins, para responder a la pregunta del titular de este Expli. Ellos son:

--Daniel Rojas, consultor y educador en criptomonedas, administrador de la comunidad bitcoin Costa Rica en Telegram, WhatsApp y Facebook.

--Hernando Segura, cofundador y director de ATTI Cyber, una empresa de ciberseguridad de Costa Rica y Centroamérica.

--Otto Mora, especialista consultor en estructuras de datos en blockchain (cadena de bloques) y representante de la Asociación Blockchain Costa Rica.

Datos rápidos sobre bitcoins y criptomonedas:

--bitcoin es una criptomoneda inventada en 2008 por una persona o un grupo de personas desconocido, bajo el nombre de Satoshi Nakamoto.

--Una criptomoneda es un activo digital diseñado para usarse como medio de intercambio que utiliza una criptografía fuerte para asegurar las transacciones. Son un tipo de divisa alternativa, y están muchas veces descentralizadas (los bancos centrales no las regulan).

--Existen miles de criptomonedas en la actualidad, pero ninguna vale tanto ni es tan popular como bitcoin. Algunas otras criptomonedas son ethereum, litecoin, monero y gnosis.

--Una persona interesada no tiene que comprar un bitcoin completo, sino que se pueden adquirir montos de fracciones. Un bitcoin se puede dividir en 8 posiciones decimales. Es decir, uno puede adquirir 0.00000001 bitcoins.

¿Cómo comprar bitcoins en Costa Rica?

Hay dos maneras en las que podés comprar algún monto en bitcoin desde Costa Rica:

--Con la ayuda de un vendedor local, a través de un grupo o comunidad de interesados y usuarios de bitcoin.

--De forma directa, a través de una página web especializada o una aplicacion dedicada a esto.

Lo primero que hay que hacer, en cualquiera de los dos casos, es crear una cuenta de billetera virtual. Hay muchos servicios de billeteras digitales gratis. Daniel Rojas recomienda Trust Wallet, una de las más usadas, aunque también está Coinomi.

Trust Wallet y Coinomi son servicios de billetera digital con aplicaciones fáciles de usar que podés tener en tu cel o tu computadora. Allí se almacenará la dirección a tu monto en bitcoins, y solo vos tendrás acceso. Esa dirección es lo que necesitás para transferencias de bitcoins.

En Costa Rica existen comunidades de usuarios de bitcoin que pueden ayudar a realizar estas transacciones. En el grupo bitcoin Costa Rica de Telegram, por ejemplo, hay una lista de vendedores de bitcoins fiables.

Comprar bitcoins con un vendedor, de forma persona a persona, ocurre así:

--Se elige a un vendedor y se piden referencias para asegurar que sea de confianza.

--Se establece una comunicación bilateral con el vendedor y se acuerda un precio y una comisión. Generalmente se usarán precios de referencia en ‘exchanges’ de criptomonedas mundiales como Coinbase, Bitstamp, Kraken, etc. Son plataformas o mercados de intercambio.

--Se realiza una transacción Sinpe de banco a banco con el vendedor, o bien se realiza el intercambio en efectivo en vivo, según acuerden.

--El vendedor usa tu dirección de tu billetera digital, y ahí se envía el monto en bitcoins que has adquirido.

Ojo #1: cuando se compran bitcoins de esta forma, hay que tener mucho cuidado con fijarnos que el número de teléfono de la persona vendedora es el mismo que el que aparece en la lista de vendedores fiables. Cerciorarnos bien que estemos hablando o chateando con la persona exacta que nos recomendaron en el grupo. Hay estafadores que clonan perfiles en Telegram o WhatsApp, y se hacen pasar por los vendedores, pero luego se quedan con los fondos y no entregan nada.

“No hay que lidiar con alguien que es desconocido. Hay que preguntar en la comunidad quiénes son vendedores de confianza”, dice Otto Mora.

Los grupos de Telegram son abiertos, y ya ha ocurrido que clonen perfiles de vendedores para estafar, advierte Daniel Rojas.

De hecho, él y Hernando Segura recomiendan a personas interesadas en comprar bitcoins que lo hagan ellos mismos directamente a través de sitios web especializados. Para ello, tras abrir la billetera como ya te explicamos, podés visitar estas páginas:

--BitCR

En Local bitcoins, vos podés elegir a un vendedor fijándote en datos que te provee la misma página, como el número de transferencias confirmadas que ha realizado, el número de usuarios que confían en ese vendedor o la cantidad de personas que lo han bloqueado.

Si la persona vendedora nunca ha sido bloqueada y ha realizado cientos o miles de transferencias exitosas, ya tenés referencias positivas para empezar a comunicarte con ella vía chat.

Los perfiles en Local bitcoin son seguros, porque este sitio exige que se identifiquen con cédulas o pasaportes, y que confirmen correo electrónico.

Hernando Segura ha comprado bitcoins con éxito en Costa Rica bitcoin, Daniel Rojas lo ha hecho en Coin Pay CR y en Local bitcoins, y Otto Mora en BitCR.

¿En qué puedo usar mis bitcoins? En Costa Rica hay lugares de compra y venta de autos que aceptan esa moneda, y hasta hay un restaurante argentino que los recibe, pero son ejemplos simbólicos. Lo usual es que cuando se quiere utilizar ese dinero, se transforma en colones o en dólares.

En el sitio web Coin Map, podemos ver cuáles negocios en el mundo aceptan la criptomoneda.

Ojo #2: estafadores en Costa Rica usan la imagen de La Nación, el presidente de la República, Carlos Alvarado, y la criptomoneda bitcoin para extraer dinero de cuentas bancarias. En este #NoComaCuento se explica cómo operan estos estafadores que usan falsamente el nombre de la criptomoneda para engañar.

#Ojo #3: Como apuntó El Financiero en un artículo de 2018, en Costa Rica no existe ninguna directriz emitida por el Ministerio de Hacienda en relación con la forma en que se gravaría a estas transacciones, pero el Banco Central sí emitió en octubre del 2017 un comunicado indicando que, al no ser emitidas por un banco central (nacional o extranjero), los Bitcoins no pueden ser considerados como moneda bajo el régimen cambiario.

En el comunicado, el Banco Central informó que si cualquier entidad financiera, compañía o persona se ve involucrada directa o indirectamente en la comercialización o uso de criptomonedas, dicha operación se realizará bajo su propia cuenta y riesgo.

¿Es buen momento ahora para comprar bitcoins?

La pregunta del millón. Este es el momento más caro de la historia para comprar bitcoins, y es el momento más lucrativo para venderlos.

Pero no había forma de anticipar en octubre que el precio de la criptomoneda tendría un crecimiento del 470% hasta abril.

Invertir en bitcoins no es como invertir en bonos o en acciones, explica Hernando Segura.

“La compra de acciones es respaldada por el valor de la empresa en el tiempo”, dice Segura. “Si compro acciones de Coca-Cola y Coca-Cola se comporta bien, mi acción sube de precio. Esa subida de precio es un reflejo de la estimación que los analistas hacen del retorno de flujos de efectivo en el futuro. Un bono es parecido. Está respaldado por la fortaleza del Gobierno o la empresa que lo emite”.

“En el caso de las criptomonedas, no reflejan un flujo futuro de nada. Es simplemente una herramienta especulativa”, agrega el experto.

Es decir: un bitcoin subirá de precio cuando mucha gente quiera comprar y bajará de precio cuando mucha gente quiera vender. El precio es un reflejo del interés de las personas en comprar y vender.

Bajo esa definición, no existe un mecanismo racional a través del cual yo pueda comprender o prever cuál va a ser el funcionamiento o comportamiento de las criptomonedas en el futuro cercano o lejano. “Porque no hay nada que yo pueda analizar”, subraya Hernando Segura.

Segura añade que un factor importante para saber si es buena idea invertir en bitcoins o no es la motivación detrás de la inversión. Para él, invertir en bitcoins no funcionará para hacer plata rápido. Pero sí tiene beneficios inmediatos, como evitar una comisión bancaria a la hora de realizar una transacción grande a otro país.

Segura comenta que su empresa, ATTI Cyber, ha recibido pagos en bitcoins de una empresa en Singapur y, una vez en Costa Rica, convirtieron esos bitcoins en dólares, que les servían en lo inmediato.

“En una transferencia internacional hay comisiones muy altas de bancos, y si prefiero hacer el pago sin las comisiones, bitcoin es una buena opción. Y si mi cliente en Europa o Asia acepta bitcoins, puedo comprarlos para hacer ese pago. Es una forma de operativizar pagos y transferencias”, dice Segura.

Daniel Rojas, instructor en criptomonedas, trae un argumento interesante al debate: no es preciso fijarnos en la evolución anual del precio más alto del bitcoin, sino en la evolución anual de su precio más bajo desde su creación.

En los últimos cinco años, el valor más alto de un bitcoin en dólares ha oscilado entre los $63.500 de 2021, a los $365 en 2016. Ha sido cambiante, a la alza y a la baja. Pero la evolución de sus precios mínimos anuales ha sido mucho más estable: a la alza.

Si tu inversión es personal y no para un pago empresarial, los expertos recomiendan no usar dinero necesario para vivir en la compra de bitcoins. No usar el dinero de préstamos, de la comida o los ahorros de emergencias. Es mejor idea destinar un capital que sabemos que podemos perder, o que no vamos a tocar por un plazo importante (aquí hablamos de años, literalmente).