Fabrice Le Lous. 18 noviembre, 2020
.
.

El proyecto de ley para la regulación de la industria del cáñamo en Costa Rica tuvo dictamen afirmativo en la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa, y pasó al plenario, donde espera las etapas avanzadas en su camino a convertirse en legislación de la República.

En este Explicador nos enfocamos en cómo serían las producciones del cáñamo en Costa Rica, si el país se adentra en esta industria que genera muchos réditos a algunas potencias como Estados Unidos, Francia y China.

Ojo: para conocer las diferencias entre cáñamo industrial y marihuana, te invitamos a leer este otro Explicador: Todo sobre el proyecto de ley del cáñamo industrial y el cannabis medicinal en Costa Rica

Ojo 2.0: igual te lo explicamos en formato súper veloz. El cáñamo industrial se define como una cepa de cannabis sativa con menos de 0,3% de THC (tetrahidrocannabinol, principal constituyente psicoactivo del cannabis). De cultivos con este tipo de cáñamo se extraen productos derivados de la fibra y el grano.

Los productos de cáñamo medicinal requieren cepas de cannabis sativa con mayor porcentaje de THC (alrededor de 1% o más).

Tres grandes tipos de productos primarios

De acuerdo con un estudio realizado por la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), hay tres grandes tipos de materias primas que se pueden sacar de cultivos de cáñamo para fines industriales: fibra, grano y CBD (cannabidiol; elemento no psicoactivo del cannabis).

Fibra:

--Requiere de una inversión inicial menor, pero se necesitan grandes extensiones de cultivo para que sea rentable.

--No requiere demasiada mano de obra comparado con el CBD (1 o 2 personas por hectárea para siembra y cosecha).

--La fibra se descorteza y sus derivados se suelen vender en precios commodity, como bienes físicos genéricos que constituyen componentes básicos de productos más complejos.

--Principales productos finales: bioplásticos, textiles de consumo, hempcrete u hormigón de cáñamo (para construcción) y biocombustibles.

--De la siembra al procesamiento (estudio de Procomer):

.
.

Grano:

--Requiere de una inversión inicial baja o media, con extensiones moderadas de cultivo.

--No requiere demasiada mano de obra comparado con el CBD (1 o 2 personas por hectárea para siembra y cosecha).

--Tiene precios estables en el mercado, más altos que la fibra pero menores que el CBD.

--Principales productos finales: suplementos sin CBD, productos de cuidado personal y belleza, y alimentos o bebidas.

--De la siembra al procesamiento (estudio de Procomer):

.
.

CBD:

--Esta es la opción más rentable, pero requiere la inversión inicial más alta. Las extensiones de cultivo son menos grandes, pero generalmente es necesario que sean en interiores (invernadero).

--Requiere más mano de obra (en campo abierto: 30 personas por hectárea / en invernadero: de 30 a 60 personas para control de procesos y cosecha según el tipo de mecanización).

--Los precios de sus productos en el mercado son más altos que los de productos derivados de la fibra o el grano, pero también tienen mayor volatilidad, por tratarse de un mercado global incipiente.

--Principales productos finales: suplementos, soluciones tópicas, alimentos/bebidas, entre otros.

--A diferencia de la fibra y el grano, que pueden cultivarse con cepas de cáñamo con THC reducido (0,3% en Europa), el CBD requiere de un porcentaje cercano al 1% para mayor utilidad y para diferenciar a Costa Rica de la competencia, según Procomer.

--De la siembra al procesamiento (estudio de Procomer):

.
.

Ty Cherry, presidente de la Fundación EarthCorp (Florida, Estados Unidos), especialista en Nutrición Clínica y Nutrición Bioquímica, explica que el cáñamo se puede cultivar tanto en interiores como en exteriores.

“El interior se usa típicamente para producir variedades con alto contenido de ciertos aceites, como CBD (...). Hay más control con la iluminación, fertilizantes, períodos de crecimiento, suministro de aire y otros factores. Es considerablemente más caro y limitado.

“El cultivo al aire libre también se usa eficazmente para la producción de aceite, así como las semillas para alimentos y aceite alimentario, fibras para uso industrial, fitorremediación, plantación de barrera, cultivos de sombra, alimentos para animales y otros usos.

“El exterior tiene un costo mucho menor y una escala mayor, aunque está sujeto a variables climáticas y posiblemente a plagas”, dice Ty Cherry.

¿Funcionarían los climas de Cartago y Puntarenas?

O bien los climas de Guanacaste (Cañas) o San José (Guápiles), donde recientemente el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) comenzó el evalúo de estaciones experimentales de cáñamo industrial.

Esto responde el experto Ty Cherry:

“Todos los factores ambientales influyen, como la humedad, la temperatura y la luz solar. El ciclo de luz (fotoperiodo) es muy importante. No se sabe qué tan bien crezca el cáñamo en fotoperíodos largos como en las zonas ecuatoriales, en comparación con los climas más del norte o del sur.

“Este es un tema importante para Costa Rica. Las variedades genéticas deben estudiarse y adaptarse a los distintos climas. El cáñamo es un cultivo templado y, por lo general no se ha encontrado por debajo de los 35 grados de latitud. Sin embargo, con tanto interés y desarrollo, se están creando nuevas variedades. Esta fue mi referencia para hacer estudios con universidades de Costa Rica”.

Procomer también hace énfasis en este punto. En el citado estudio sobre el cáñamo, la Promotora señala que las semillas de cáñamo para regiones tropicales o subtropicales es de número limitado.

También indica que la mayoría de las semillas tiene propiedad intelectual. Se requerirían acuerdos de transferencia de material. Este puede ser un asunto delicado, ya que es aquí donde se adquieren las cepas de cáñamo con porcentajes de THC controlado.

Por ahora --y por eso el MAG y otras autoridades hacen y harán estudios detallados-- la perspectiva de grandes cultivos al aire libre (óptimos para grano y fibra) encierra muchas preguntas y retos técnicos para garantizar una rentabilidad.

Y los cultivos en interiores requerirán de un fuerte impulso económico para entrar con fuerza en un mercado nuevo para el país. Y esto podría dejar fuera a pequeños productores.

El cáñamo sirve para elaborar materiales de construcción como estos blocks. Foto: Cortesía Zegreenlab.com
El cáñamo sirve para elaborar materiales de construcción como estos blocks. Foto: Cortesía Zegreenlab.com
¿Qué puede aportar Costa Rica al mercado internacional del cáñamo?

Para Ty Cherry, quien ha estudiado la posibilidad de cultivar cáñamo en Costa Rica, nuestro país tiene muchos retos por delante en cuanto a la producción de esta planta.

“Mi principal preocupación por el programa de cáñamo en Costa Rica es que el Gobierno y todas las partes interesadas reconocen que el cáñamo ya es una industria global y, como producto básico tiene muy poco valor económico. Para que se convierta en una industria comercial viable, debe haber fondos para establecerlo y crear productos que sean competitivos a escala global”, valora Ty Cherry.

El experto indica que productos como la ropa de cáñamo y productos alimenticios ya se producen en muchos países, y no representan beneficios económicos significativos.

“¿Costa Rica podría apoyar la compra de su propia producción a nivel nacional?”, se pregunta Ty Cherry. “La mayoría de los países tienen sus propias leyes y la exportación no parece viable. (...). He analizado este asunto durante muchos años y la mejor oportunidad que puedo identificar es la producción abierta a escala masiva para crear créditos de compensación de carbono que se pueden comerciar o vender en el mercado global”.

“Este es un enfoque de dos puntas en el que el cultivo de tales volúmenes masivos de cáñamo en Costa Rica serviría para remediar el suelo para eliminar los metales pesados, reducir la contaminación del agua, la contaminación del suelo y la contaminación del aire. Puede actuar como cultivo acompañante para muchas otras especies”, subraya Ty Cherry.

Costa Rica, de hecho, fue el primer país en negociar la venta de créditos por reducción de emisiones de carbono por deforestación, en 2013. Y este año recibió $54,1 millones por parte del Green Climate Fund por resultados en reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Según la Fundación Canna, de España, encargada en difundir información experta sobre el cáñamo, las plantaciones de esta planta benefician al ambiente de diversas formas:

--Mejora la estructura del suelo.

--Funciona como un buen régimen biológico para las agriculturas.

--Protege el suelo contra la erosión.

--Es un cultivo de rotación ideal (método que implica alternar los tipos de plantas que se cultivan en un mismo lugar con la intención de no favorecer el desarrollo de enfermedades que afectan a una clase específica de cultivos y de evitar que el suelo se agote).

--Previene la deforestación, ya que el cáñamo puede sustituir productos de madera.

Una cuerda hecha con fibra de cáñamo.
Una cuerda hecha con fibra de cáñamo.

Ahora bien, según el estudio de Procomer, el mercado mundial del cáñamo industrial sí puede ser atractivo. Se prevé que entre 2018 y 2025 haya un crecimiento de 22 puntos porcentuales en esta industria. Y se espera un “inevitable proceso de desregulación paulatina a nivel mundial”. Esto para abrir más y más las puertas de estas producciones y estos productos.

Pero la entrada de Costa Rica en el mercado debe ser muy bien analizada. Procomer resalta, justamente, que algunas empresas grandes han visto afectada su cotización en el mercado de valores por la incertidumbre legal en los mercados, y por el exceso de capacidad productiva que ha ocasionado pérdidas.

Como consideraciones finales de Procomer en su estudio, la Promotora advierte que la industria global del cáñamo sigue siendo “pequeña y enfocada a un mercado de nicho”. Y Costa Rica no solo debe iniciar con la producción, sino con grandes inversiones en procesos de manufactura asociadas a aplicaciones finales.

Otros retos son, enumera Procomer:

--Viabilidad legal.

--Financiamiento.

--Desarrollo de variedades locales adaptadas según uso, rendimientos idóneos según aplicación.

--Obtención de tecnología de transformación.

--Precio competitivo.

--Trazabilidad.

--Posicionamiento país ante productores con mayor experiencia de cáñamo en el mercado.

--Obtención de estándares de calidad para la exportación.

--Cumplimiento regulatorio para alcanzar el mercado internacional.

--Estructura de la gobernanza del cáñamo industrial.

Este bello bolso está elaborado con fibras de cáñamo. Los textiles son otro de sus mercados. Foto: Cortesía de Cáñamo Industrial Costa Rica
Este bello bolso está elaborado con fibras de cáñamo. Los textiles son otro de sus mercados. Foto: Cortesía de Cáñamo Industrial Costa Rica
Sobre el proyecto de ley para regular la producción del cáñamo industrial y cannabis medicinal

El texto dictaminado le da MAG y al Ministerio de Salud el control y la regulación de las actividades de producción, industrialización y comercialización del cáñamo industrial y alimentario, así como el cannabis psicoactivo y sus derivados.

La producción de cáñamo no requerirá autorización previa especial o adicional, pero los productores se deberán registrar y deberán brindar a las autoridades información sobre su actividad.

Salud, MAG y el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) tendrán potestades de inspección y fiscalización periódicas.

En cuanto a la producción del cannabis para uso médico y terapéutico, se autoriza la venta como materia prima a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) o laboratorios autorizados.

Para que el productor pueda desarrollar productos de uso médico o terapéutico, deberán contar con títulos así que lo habiliten.