Bienestar

¿Cómo elegir un desinfectante que realmente elimine virus y bacterias?

Hoy más que nunca la desinfección del hogar se ha vuelto fundamental; es por ello, que usar el desinfectante correcto es una parte importante para prevenir y reducir la propagación de enfermedades junto con el correcto lavado de manos

Desde el inicio de la pandemia, las personas se han abocado a realizar limpiezas profundas del hogar, especialmente en las áreas de mayor tránsito o de objetos con los cuales tiene más contacto al día; e incluso del vehículo.

Sin embargo, muchos están acostumbrados a solamente rociar o aplicar de manera rápida el líquido en la superficie y pasar un trapito inmediatamente sin pensar que tal vez este tiempo no fue suficiente para que el producto haga su efecto o incluso revisar si realmente el producto tiene la función de eliminar virus y bacterias que son los causantes de las enfermedades en el humano.

El virus que produce la enfermedad covid-19 está cubierto por una capa de grasa que le permite adherirse a la piel humana y permanecer en las superficies por más de 48 horas en algunos casos; es por ello, que es importante contar con un producto de desinfección que garantice realmente que logrará eliminar el virus, y de esa manera evite el contagio de esta enfermedad o cualquier otra.

Se debe considerar leer las instrucciones en la etiqueta del desinfectante para revisar que posea: amonio, cuaternario, alcohol y cloro.

En la actualidad existen gran variedad de productos de desinfección y diferentes presentaciones desde toallitas, spray, líquidos, entre otras; pero siempre hay que asegurarse que contenga los ingredientes mencionados para que sean eficaces en la eliminación de bacterias y virus.

Las personas pueden usar agua y cloro para el lavado de algunas áreas del hogar como pisos y baños; donde se debe diluir 20 ml de cloro en un litro de agua. Es importante no mezclar otro producto de desinfección a esta mezcla porque podría resultar tóxica y peligrosa.

Para superficies de la cocina y artículos de uso diario, se pueden usar desinfectantes con base de alcohol o usar alcohol de al menos 70 %.

En el caso de manijas de puertas, interruptores de luz, escritorios y otras superficies se pueden usar toallitas desinfectantes o sprays con base de alcohol, amonio o cloro, o que contenga varios de estas sustancias.

Para el caso de los sprays, se aconseja mantener la lata en posición vertical a una distancia entre 15 a 28 cm del objeto; y rociar entre 3 y 4 segundos el área hasta que esté cubierto por el spray.

Fuente: Diego Benitez, vocero de Sapolio.

Mónica Morales

Mónica Morales

Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva, con énfasis en periodismo, de la Universidad de Costa Rica y de la maestría de Administración de Medios de Comunicación de la UNED.