Fernanda Matarrita Chaves. 28 julio
La presentadora tiene un diagnóstico de ansiedad generalizada. Según cuenta, su condición es genética y heredada por su padre, el reconocido cantante nacional Érick León. Foto: Instagram mariafernandaleoncr
La presentadora tiene un diagnóstico de ansiedad generalizada. Según cuenta, su condición es genética y heredada por su padre, el reconocido cantante nacional Érick León. Foto: Instagram mariafernandaleoncr

Cerca de los 20 años y tras la muerte de su abuelita, María Fernanda León empezó a experimentar cambios drásticos en sus emociones y sentimientos. Acudió a un especialista y en ese momento le diagnosticaron depresión.

Desde niña, la presentadora de espectáculos de Multimedios, canal 8, recuerda que siempre se sentía “muy ansiosa” antes de hacer exámenes o presentar exposiciones”.

“Seis meses después de perder a mi abuelita fue el detonante: me entró una depresión muy fuerte. Fue la primera vez que un especialista me detectó un trastorno depresivo y de ansiedad generalizada pero yo no lo seguí mucho. Empecé con un tratamiento antidepresivo que detuve a los 15 días”, cuenta.

María Fernanda dice que en aquel momento no tenía muchos conocimientos en salud mental y pensó que no necesitaba el tratamiento, por ello, “vio las consecuencias después”. Estuvo sin tratamiento por seis años y hace dos lo retomó porque se sentía mal física y mentalmente.

“No sabés si estás feliz o triste y no podés ni siquiera estar en control de emociones y sentimientos. Se vuelve algo químico y tu cerebro necesita el tratamiento. Hace dos años lo retomé con un diagnóstico más específico: me dijeron que tenía trastorno de ansiedad generalizado en conjunto con una depresión severa. Empezamos a tratarlo”.

Recuerda que la primera vez que la diagnosticaron se sintió triste. Para ella fue un golpe fuerte y no quería que personas “pensaran que estaba loca”. Ahora sabe que presentar este tipo de trastornos no significa “estar loca” y más bien envía mensajes acerca de la importancia de hablar sobre salud mental. Actualmente está diagnosticada con ansiedad generalizada.

“Uno entiende por qué debería tener esos tratamientos en su vida cuando uno tiene un trastorno. Yo desconocía mucho el trastorno en sí. No entendía bien, ni entendía por qué era químico. Mi cerebro tenía conexiones con neuronas en donde de repente tu nivel de serotonina está super bajo o super alto y esas son cosas que uno no controla ni son provocadas por situaciones en específico. Fue muy fuerte pero luego de que lo entendí tuve una sensación de agradecimiento.

“Es sumamente importante hablar abiertamente de temas de salud mental. La gente cree que esta salud no es tan importante como la física. Es más peligrosa porque la mente puede jugar trucos y tener pensamientos que no van con lo que estamos viviendo. La salud mental es vital. Hay estigmas que hay que ir eliminando”, explica.

La ayuda profesional es vital. A María Fernanda, conocida también por su experiencia como cantante, la han tratado médicos generales, internistas, psicólogos y psiquiatras. Ella explica por qué ha sido tan trascendental atenderse con especialistas.

“Cuando estuve mal comprendí la importancia. El doctor me explicó paso a paso lo que tenía. Me ayudó a entender cosas. Yo lloraba o me sentía triste sin razón, o estaba muy feliz, alcanzaba picos de felicidad extrema por lapsos.

“Él me explicó cómo funciona el cerebro y las condiciones de las neuronas; todas nuestras conexiones cerebrales son importantísimas. Esto es lo que hace el especialista, ayudarte. Además de que nos ayuda, nos va guiando individualmente según lo que va pasando. Si mi tratamiento lleva dos años y puedo sentirme mejor él considerara si me lo quita o si me lo extiende. Es muy importante que el especialista sea el encargado de ver cuál es el tratamiento que nos toca a cada una de las personas que pasamos por esto”, resaltó la muchacha de 28 años.

“Cuando se tiene un trastorno mental se tiende a ocultarlo para que no crean que estamos locos”, María Fernanda León.
María Fernanda León es cantante y presentadora costarricense. Ella habla con naturalidad de la salud mental, tema que se ha vuelto indispensable en los últimos tiempos. Foto: Instagram mariafernandaleoncr
María Fernanda León es cantante y presentadora costarricense. Ella habla con naturalidad de la salud mental, tema que se ha vuelto indispensable en los últimos tiempos. Foto: Instagram mariafernandaleoncr
“Todos pasamos por diferentes situaciones”

Cuando las personas se enteran de los trastornos con los que ha vivido María Fernanda, tienden a decirle que jamás imaginaron que ella pudiera padecer algo así, pues siempre “la ven como una mujer feliz y contenta”.

“Mi trabajo es entretener. Uno trata de ponerse mascarilla de que todo está bien, como payasos o artistas en general: nuestro trabajo es estar bien para las personas. Entonces (el trastorno) no es algo palpable. Cuando uno tiene un tipo de enfermedad o trastorno mental tiende mucho a querer ocultarlo para que la gente no crea que estamos locos o que sientan lástima de lo que estamos pasando”, testifica.

Tras su experiencia, María Fernanda León les dice a las personas que han vivido situaciones similares a las suyas que hay que entender que todos los seres humanos son iguales y que se pasa por distintas vivencias. Cuenta que muchas veces ha sentido que se ha ido en caída libre a un hueco, pero que se puede salir.

“A mí esto me tocó por un tema de herencia (es genético por parte de su padre, el cantante Érick León) y ahora lo sobrellevo y lo abrazo. Ahora la amo (la ansiedad) porque me hace estar en contacto con todo a mi alrededor.

“A quienes piensen que no se puede salir del hueco, como me pasó a mí, les digo que con ayuda suficiente se puede salir adelante. Si alguien lee esto y se siente solo lo primero que tiene que hacer es creer en Dios. Segundo, saber que de verdad existen personas especialistas y no necesariamente hay que invertir demasiado dinero. Esto es normal. Así como las personas sufren de diabetes y de otras enfermedades que necesitan pastillas, así hay personas que necesitamos tratamiento para tener control químico de nuestro cerebro a fin de poder llevar el día a día con paz”.

En los tiempos actuales, en los que muchas personas han experimentado momentos personales complicados, María Fernanda reflexiona sobre la fortaleza que tienen los seres humanos para enfrentar las situaciones de la vida que nos toman desprevenidos.

“La pandemia me ha enseñado mucho a ayudar a personas que tal vez se sienten igual que yo por primera vez. Les digo que bienvenidos a mi mundo en el que no se sabe qué pasa. Hay incertidumbre. Esto ocurre todos los días en mi cabeza. Me gusta poder ayudar a las personas a que se den la libertad de sentirse mal, que está bien no estar bien. No estamos en una situación para estar 100% felices o dando lo mejor de nosotros. Está bien estar mal. Darse esa libertad y ese espacio, pero siempre contando con apoyo profesional”, explica.

Actualmente, la cantante se siente realizada por su trabajo en Multimedios. La televisión es un sueño que tenía desde hace mucho y que no creía que se pudiera materializar. También, junto a su padre Erick León, planean estrategias de negocio para su grupo musical.

Además de lo profesional, María Fernanda trabaja en la remodelación de su cuarto, en empezar clases de yoga y en ejercitarse más para elevar sus niveles de serotonina. Trabaja en darse espacios consigo misma.