Jessica Rojas Ch.. 28 noviembre, 2018
Skinny y Happy son el dúo que, sumado a otros dos artistas, forman parte del colectivo Trapical Minds, desde Colombia. Foto: Graciela Solís.
Skinny y Happy son el dúo que, sumado a otros dos artistas, forman parte del colectivo Trapical Minds, desde Colombia. Foto: Graciela Solís.

“Cuatro alienígenas vestidos de humanos”, así es como se definen los artistas que conforman el colectivo Trapical Minds, un equipo de músicos colombianos que con una propuesta de fusiones de música urbana, latina, trap, funk, afrobeat, jazz y champeta colombiana, irrumpió fuertemente en el mercado del istmo.

Lalo Ebratt, Yera, Skinny y Happy son estos muchachos jóvenes con grandes aspiraciones que usan no solo la música sino una propuesta multisensorial que abarca desde un sello distintivo de alegría en sus audiovisuales hasta la moda. Este miércoles, Skinny Happy, quienes trabajan en formato dúo, visitaron Costa Rica para presentar de manera oficial su trabajo.

“Somos fieles creyentes de que la unión hace la fuerza. Todos tenemos en mismo sueño, decidimos juntarnos para crear cuatro mundos dentro de un universo con un estilo de vida propio”, explicó Skinny sobre el origen de Trapical Minds.

No son una boy band, eso lo quieren dejar muy en claro. Los cuatro artistas trabajan en conjunto, pero cada uno tiene una propuesta muy definida tanto en su flow como en letras, ritmos y visuales. Para conocer más a Skinny Happy podemos recomendar el tema En el medio, una canción que refleja a la perfección la influencia urbana y pop de estos artistas.

“Cada uno tiene su estilo muy marcado. Lalo es una rumba cargada de locura; Yera, por su parte, es de colores más tierra con un saborcito más genérico y con más guitarra, así como sonidos afro. Nosotros tenemos algo más de frescura al incorporar el pop, los colores pasteles; esa suma de cada uno hace que el colectivo sea una bomba de cultura y sabores increíbles”, comentó Happy.

La propuesta ha llamado mucho la atención de otros artistas que ya han buscado a los Trapical Minds para realizar colaboraciones. La más reciente y tal vez la más sonada fue la del tema Mocca –original en la voz de Lalo Ebratt– que para su versión remix sumó al experimentado de J Balvin.

En el trabajo de Trapical Minds destacan mucho los sonidos colombianos, algo de lo que han echado mano es de la champeta, un género popular de su país que se caracteriza por la influencia africana.

“Sentimos que el meneo colombiano necesita ser escuchado, bailado y dedicado. Logramos mezclar todo el sonido anglo que la gente está acostumbrada a escuchar con sonidos de nuestra cultura, un vocabulario fresco para que nos entiendan. Eso marca la diferencia con un trap o un reguetón –que nos encantan, que son parte de nuestras influencias– porque nos arriesgamos”, agregó Happy.

El equipo ha colaborado entre sí, alternándose unos con otros, pero prometen que para diciembre estrenarán un tema con toda la formación de Trapical Minds. El 7 de diciembre verá la luz la canción Te encantaría.

“Cuando alguien escucha una canción de Trapical Minds y cierra sus ojos puede ver mil colores y sentir mil sabores. Es como una piña jugosa que al saborearla es una explosión en tu boca. Nuestro trabajo es multisensorial, lo definimos como un estilo de vida”, finalizó Skinny.