Carlos Soto Campos. 9 junio
Pau Donés tiró besos al público durante sus conciertos filarmónicos en el Teatro Melico Salazar, mismos que ofreció en el 2017. Fotografía: Rafael Pacheco/Archivo LN
Pau Donés tiró besos al público durante sus conciertos filarmónicos en el Teatro Melico Salazar, mismos que ofreció en el 2017. Fotografía: Rafael Pacheco/Archivo LN

¿Quién no ha cantado La Flaca acompañado de la guitarra de un amigo? ¿Quién no se ha desgalillado repitiendo ‘aunque solo una fuera’ en una noche de karaoke? La música de Jarabe de Palo y del cantante Pau Donés siempre ha estado viva en el país, sonando en las radios y en los escenarios ticos.

Donés falleció este 9 de junio, a sus 53 años, por un cáncer de colon que lo aquejaba desde el 2015. Los cinco años que pasaron desde su diagnóstico hasta este día los vivió al máximo, tratando de dejar un legado musical y muchas de esas huellas quedaron en Costa Rica.

La banda vino por primera vez en 1999, cuando ofreció un concierto en el antiguo Planet Mall, y luego repitió en el 2003. Posteriormente regresó en el 2012, 2013 y 2014, pero su despedida de América fue la realizada en Parque Viva, el 25 de agosto del 2018.

Ese día, Pau Donés cumplió un sueño de toda una vida: dar un concierto acompañado de una Orquesta Filarmónica. “Es lo mejor que hemos hecho hasta el momento a nivel musical”, le dijo al medio español Telecinco. En nuestro país dio sus únicos conciertos de este estilo.

En el 2017, la agrupación logró abarrotar tres noches seguidas el Teatro Popular Melico Salazar, y después de grabar el resultado, Donés regresó a Costa Rica para mostrar el Jarabe Filarmónico que habían compuesto.

Al finalizar ese concierto, el aura era de despedida, pues Pau ya había anunciado que el 2019 lo dedicaría a estar con su hija lo más posible.

“Después del concierto él se iba para el hotel y partía por la mañana. Iba a ser la última vez que nos veríamos”, recordó Marvin Araya, director de la Orquesta Filarmónica de Costa Rica.

“Cuando estaba despidiéndose, ya para irse al hotel, me dijo una frase que nunca voy a olvidar: ‘Yo no sé si te voy a volver a ver, pero quiero que sepas que lo que hiciste con mi música es maravilloso, porque nunca soñé escuchar la música de Jarabe a este nivel’ y me sentí tan emocionado, que pucha, qué maravilla que este mae se fuera tan contento. Y nos dijera ‘no voy a volver a tocar nuestra música así’. Sabíamos los dos que esa era su retirada y que iba para Los Ángeles a ver a su hija. Esa noche sentí que se retiraba una amigo”, contó Araya.

Un abrazo fraterno entre Pau Donés y Marvin Araya, director de la Orquesta Filarmónica Nacional. Foto: Rafael Pacheco/Archivo LN
Un abrazo fraterno entre Pau Donés y Marvin Araya, director de la Orquesta Filarmónica Nacional. Foto: Rafael Pacheco/Archivo LN

En efecto, Pau Donés no volvió a tocar en el continente americano, pero dejó grabado un disco único en su estilo.

Marvin Araya lo recuerda como un hombre cálido. “Pau es el único artista que vino solo sin manager, sin nadie y vino enfermo. Creo que 15 días antes había tenido una quimio. Y cuando entró al lugar de ensayo tuvo la amabilidad de saludar a uno por uno A los músicos. La siguiente vez que vino a trabajar con nosotros (2018), se acordaba del nombre de todos”, afirmó Araya.

El cantante José Cañas también lo recuerda de esa forma, ya que él fue el encargado de abrir un concierto de Jarabe de Palo en el 2013.

José Cañas recordó su último encuentro con Pau Donés. '¡Qué persona más humilde!'. Fotografía: Cortesía Jose Cañas
José Cañas recordó su último encuentro con Pau Donés. '¡Qué persona más humilde!'. Fotografía: Cortesía Jose Cañas

“Yo desde chamaco admiraba a Jarabe de palo, desde que los veía en Hola Juventud”, recordó Cañas.

“Abrí el concierto de Jarabe de Palo en Club Vértigo, el primer concierto internacional para el que me llamaron. Fue muy chiva porque Pau hizo unos posteos en redes sociales diciendo ‘nos vemos hoy en Club Vértigo, el telonero es José Cañas’ y me dejó impresionado. Él no me conocía y me mencionó, entonces cuando lo vi en backstage lo saludé muy contento. Eso me marcó, él no tenía necesidad de hacer eso como artista, pero su necesidad como persona era la de compartir con la gente. ¡Qué persona más humilde!”, narró Cañas.

José Cañas repitió como telonero en el último concierto de Pau Donés en Costa Rica. Ese día dio pie a una anécdota que da fe de los distendido que era el cantante español.

(Video) La Orquesta Filarmonica y Pau Donés de Jarabe de Palo llenaron de éxitos el Melico Salazar

“Fue un vacilón, porque algo del equipaje se le perdió. Él andaba con jeans y zapatos, además de su camisa del banano y, casualmente mientras hablábamos con don Marvin antes del concierto, él mencionó que la ropa que traía era la única que tenía para la presentación, y así lo dijo, tranquilo. Entonces yo le terminé prestando mi saco y yo toqué con la camisa que andaba”, narró Cañas.

“Descansa en paz maestro #paudones 💔 recordando uno de los momentos más bonitos de mi vida”, escribió Debi Nova en su cuenta de Instagram. Ahí ella puso una foto del homenaje a Joan Manuel Serrat en el que compartieron escenario en una gala de los Premios Grammy en el 2014.

La relación de Pau Donés con Costa Rica se mantuvo.

“Él venía mucho a Guatemala, El Salvador y Panamá. De hecho, en Panamá él hizo un concierto en el Teatro Amador y ahí nos encontramos", dijo Cañas. “Siempre fue un tipazo. Siempre seré fan de su trabajo, yo salgo a correr oyéndolo ese último disco que él dejó, me encanta”, agregó.

Hace un mes Jarabe de Palo publicó Tragas o escupes, último álbum del grupo con Donés vivo. El más reciente sencillo, que lleva por nombre Eso que tú me das, es un tema alegre dedicado no a una flaca, sino a la amistad; es un agradecimiento sentido a todos sus amigos. Donés partió sabiendo que tenía miles de ellos en Costa Rica.