Gloriana Corrales. 2 octubre, 2017
El espectáculo de Aldean era uno de los más esperados del festival.
El espectáculo de Aldean era uno de los más esperados del festival.

El cantante de country Jason Aldean, quien anoche abandonó a toda prisa el escenario del Route 91 Harvest Festival, en Las Vegas, cuando un hombre abrió fuego contra la multitud que presenciaba su espectáculo, expresó en redes sociales sus primeras reacciones a la masacre.

"Esta noche ha sido más que horrible. Todavía no sé qué decir, pero quiero que todos sepan que mi equipo y yo estamos a salvo. Mis pensamientos y oraciones van para todos los que resultaron involucrados esta noche. Me duele en el corazón que esto le ocurra a alguien que nada más salió para disfrutar de lo que debió ser una noche divertida", publicó el artitsta estadounidense en Instragram, junto a una imagen con la leyenda: "Recen por Las Vegas".

Algunos de los asistentes al concierto captaron con sus celulares el momento en el que sucedió el tiroteo. Incluso, la huida de Aldean para resguardarse quedó grabada.

Al menos 50 personas fallecieron y otras 400 se reportan heridas luego de que un hombre identificado como Stephen Paddock, de 64 años, disparara desde el piso 32 del hotel Mandala Bay este domingo. De acuerdo con The New York Times, 22.000 personas se encontraban entre el público del Route 91 Harvest Festival. Desde ya, la tragedia es considerada como el tiroteo más sangriento en la historia de Estados Unidos.

La tragedia en carne propia

Otro de los músicos que hablaron sobre lo acontecido fue el cantante Jake Owen, quien estuvo en la tarima del Route 91 Harvest justo antes de Aldean.

"Estábamos parados literalmente a 50 pies de donde Jason estaba en el escenario, y de repente, escuchamos un sonido –ustedes saben, fue algo en lo que te quedás como: '¿Es un disparo?'. Y luego todo fue más rápido y más rápido, como si fuera un rifle automático", dijo en el programa Today.

"Se podían oír (los disparos) sonando de la parte superior de las vigas de la etapa. Fue entonces cuando vi gente huyendo. En ese momento, las personas en el escenario comenzaron a correr por todas partes. Fue bastante caótico", agregó.

Según Owen, cuando comenzó el tiroteo, vio la posibilidad de resguardarse en el bus de la gira, pero tenía que cruzar todo el escenario. Finalmente, se cubrió detrás de un carro policial, junto con otras 20 personas.

"Había sangre por todo lado y pude ver a un par de personas en las calles que parecían muertas. Era caótico. Fue literalmente como una película que uno ha visto antes y que no es la vida real ", continuó el músico.

"Pasaron como cuatro o cinco minutos antes de que pudiera regresar, afortunadamente, al autobús que estaba a salvo en el estacionamiento. Subí al bus y nos escondimos porque todavía podíamos escuchar disparos afuera. No fue algo rápido, el caos se prolongó entre siete y 10 minutos", relató Owen.