Jessica Rojas Ch.. 4 junio
El domingo 31 de mayo, el músico nacional Carlos Guzmán fue premiado con el Reca Mora, durante la transmisión virtual de los premios Acam en su edición número 14. Foto: Captura de pantalla.
El domingo 31 de mayo, el músico nacional Carlos Guzmán fue premiado con el Reca Mora, durante la transmisión virtual de los premios Acam en su edición número 14. Foto: Captura de pantalla.

El primer recuerdo de infancia que tiene Carlos Guzmán está relacionado con la música. “Tenía como cuatro años, fui con mis hermanos y mi papá a Radio Monumental a una presentación. Subimos las gradas hasta el cuarto piso, para mí eran unas gradas interminables, solo subía y subía y nada de que llegaba”, relata el músico, compositor, arreglista y uno de los dos galardonados de este 2020 con el premio Ricardo Reca Mora. que reconoce la trayectoria musical que entrega la Asociación de Compositores y Autores Musicales de Costa Rica (ACAM).

Guzmán, junto a la también compositora Guadalupe Urbina, fueron los galardonados en la edición número 14 de los Premios ACAM, que este año fueron parte de la celebración del 30 aniversario de la asociación que Guzmán ayudó a fundar en 1990.

A sus 63 años, este desamparadeño asegura que la música ha crecido junto a él durante su vida. Tiene 43 años de ser parte de Gaviota, una de las agrupaciones más longevas de nuestro país, además se ha desarrollado en diferentes áreas de la producción musical y de la industria a su alrededor; estos y otros atestados lo hicieron junto a Urbina, merecedor del reconocimiento de ACAM.

Comenzó muy chiquillo, él mismo lo reconoce, pero cómo no si el día que cumplió seis años su padrino, Macedonio Jiménez, le regaló una guitarra. Ese cumpleaños fue muy especial porque también recibió su primer par de zapatos, un traje entero y la grabación de un acetato en los estudios de Radio Columbia. “Mis hermanos me mandaban a practicar con los zapatos nuevos porque nunca antes había usado. Me hacían subir y bajar una cuesta para acostumbrarme”, recordó entre risas el músico.

Sobre el premio y la importancia de su trabajo, Guzmán habló con Viva.

–¿Qué significa el premio Reca Mora en su carrera?

–El premio en sí es un reconocimiento a la trayectoria, eso me emociona mucho porque me he dedicado a la música toda la vida, a componer canciones y todo tipo de música. Recibir este premio es como que le digan a uno que lo que ha hecho durante su vida lo ha hecho bien, me siento muy honrado y también agradecido.

–El premio es un reconocimiento de los músicos para los músicos, usted fue fundador de ACAM y sabe bien la importancia del galardón...

–En la fundación de ACAM quisimos fue dignificar la profesión de músico, porque en años anteriores se tenía un concepto mítico de que la música era solo para personas que eran bohemias y que no se dedicaban profesionalmente a algo “en serio”; todo eso cambió cuando en Costa Rica se empezó a estudiar la música formalmente, ahí muchos comprendieron que es una profesión digna de la que se puede vivir y que la persona que tiene el talento lo puede desarrollar en un país que respeta esa profesión.

–¿Cómo y cuándo decidió que la música sería su trabajo, su profesión?

–Nunca decidí dedicarme a la música, fue algo que nació y creció conmigo, no fue una opción de vida porque las circunstancias que me rodearon fueron las que me hicieron desarrollarme en la música. Mi papá tocaba guitarra de manera aficionada, yo le preguntaba cómo se hacía y traveseaba la guitarra chiquitillo.

–¿Cuál cree usted que es su aporte a la música costarricense?

–A mi me gustaría que la música costarricenses sea conocida en el extranjero, así como conocemos la música mexicana o la argentina. Así que desde el inicio de Gaviota hasta la fecha he trabajado en lograrlo, llevamos 43 años solo de Gaviota, y siempre he querido que de Costa Rica salga un sonido que se pueda identificar como música costarricense, así que pienso que lo hemos logrado en parte. Soy tico ha hecho bastante bulla fuera de nuestro país y ahí vamos en ese proceso; si eso se logra ese puede ser uno de mis aportes, porque yo he trabajado bastante para lograrlo.

–Ahora que menciona a Soy tico, ¿por qué cree que esta canción ha logrado el éxito que tiene?

–Porque es una manera de identificarse con las cosas que nos gustan, con las cosas que nos emocionan. Es una manera de darnos a conocer para que vean como somos los ticos, una forma de pedirle al extranjero que nos dé la oportunidad de conocernos.

–¿Y para usted qué significa?

–Es una de mis chineadas obviamente. Es muy importante el hecho de que se ha difundido mucho y que se ha traducido e interpretado en muchas versiones, eso es muy emocionante y eso lo agradezco mucho, porque creo que es una labor de todos los costarricenses compartirla. Cada uno hace un aporte cuando alguien la envía a un familiar en el extranjero o le dan me gusta a los videos, cuando la enseñan en las escuelas. Hay un movimiento nacional a favor de la canción que yo agradezco muchísimo.

–Es compositor, músico, cantante, arreglista, ¿cuál de todas estas facetas de su trabajo le gusta más?

–Lo que más me gusta es componer. Lo que sigue después es la interpretación, porque me encantan los escenarios, aunque ahora está difícil el asunto, pero es algo que me encanta. En tercer lugar estaría arreglar, que es algo que he hecho toda la vida, algunos de mis arreglos han tenido mucho éxito como el que hice para Inspiraciones costarricenses, que es de la Orquesta Sinfónica Nacional con música típica.

–Ha trabajado con muchos tipos de música, con géneros muy variados. ¿Qué le permite tener esa versatilidad?

–El haber comenzado temprano en la música y haber estado involucrado con orquestas como la Sinfónica Nacional o las orquestas de los festivales internacionales, lo que me ha dado una visión un poco más general de la música. A mí realmente toda la música me gusta, todos los géneros me gustan, siempre que sean trabajos bien hechos y como todos los géneros me gustan también me interesa componer en diferentes géneros, porque los estudio un poco más y puedo comprenderlos un poco mejor.

–¿Cómo visualiza su trabajo en estos tiempos y a futuro?

–Es bastante difícil. Nosotros esperamos que la gente se pueda volver a reunir para tener público presente porque, de momento, solo tenemos presentaciones virtuales. No sabemos cuándo llegará ese momento, pero mientras tanto creo que tenemos que hacer todo lo que se pueda en trabajo de estudio; estamos grabando mucho y produciendo audiovisuales. Esperemos que para el futuro tengamos la oportunidad de tener el público, pero mientras tanto sí me gustaría enviar el mensaje a la empresas con presupuestos de publicidad de que nos contraten para hacer presentaciones virtuales, porque en realidad necesitamos generar recursos para sobrevivir.