Moda

Verónica Siblesz, modelo ‘curvy’ de Costa Rica, hizo historia en el Nueva York Fashion Week

Por primera vez una modelo ‘curvy’ del nuestro país desfiló en las reconocidas y famosas pasarelas, que cada vez muestran más diversidad corporal

Recientemente, la modelo Verónica Siblesz cumplió con un noble propósito en una de las plataformas de moda más importantes del mundo. Ella fue una de las modelos ‘curvy’ en caminar en las pasarelas del Nueva York Fashion Week, realizado entre el 8 y 12 de setiembre en la Gran Manzana.

Con esta participación, Siblesz consiguió una vez más que muchas mujeres de diferentes tallas se sientan representadas.

Siblesz, de 22 años, fue parte de la pasarela de la marca Bronx and Banco, de la diseñadora australiana Natalie De’banco. En esa presentación, de toques urbanos, en los que dominaron los colores tierra y vibras del desierto, Verónica fue la única modelo ‘curvy’ en participar (esta categoría del modelaje está integrada por chicas que usan prendas entre la 8 y la 12).

Las demás mujeres participantes iban de la talla 0 a la 4, las llamadas “tallas normativas” de las pasarelas.

Verónica, quien es representada en Costa Rica por la agencia Independent Model Management y quien fue fichada hace varios meses por las importantes agencias Muse Curve ( Nueva York) y Milk (Londres), participó en uno de los fashion week más relevantes del mundo siendo ella misma, sin tener que someterse a ningún régimen para cambiar su cuerpo.

Con esto, además de su logro profesional, Verónica le dice a otras jóvenes que es posible llegar alto en el mundo de la moda.

La edición 2021 de Nueva York Fashion Week se realizó nuevamente en su formato presencial y, tal como se viene viendo desde el 2019, se mostró mayor diversidad corporal sobre la pasarela. Una de las participaciones más admiradas fue la de Aaron Rose, la joven transexual con parálisis cerebral que desfiló en su silla de ruedas. Su sueño de modelar fue cumplido gracias a la marca Moschino.

Siblesz aplaude la presencia de mayor diversidad en eventos como este; sin embargo, considera que aún hace falta representación.

“En mi pasarela no vi tanta diversidad, yo era la más ‘curvy’. Lo que sí había más era diversidad racial. Todo depende del diseñador. Es un avance”, dice.

Su vivencia

Verónica, quien nació en Estados Unidos y tiene ascendencia cubana, creció y se formó en Costa Rica, por ese motivo ella siente que representa a este país con cada uno de sus logros. De hecho, con su aparición en el NYFW, se convierte en la primera modelo curvy de este país en pisar esas pasarelas.

La posibilidad de modelar en Nueva York se dio luego de que su agencia en la Gran Manzana le consiguiera algunos castings. Finalmente surgió la opción con la marca australiana.

“Quería venir a New York en este tiempo, porque sabía que era el Fashion Week. Mi agencia me ubicó casting dependiendo de lo que ellos estuvieran buscando. Cada casting es como de tres procesos”, comentó Siblesz.

Tras esta experiencia, Siblesz se siente emocionada y muy agradecida por las oportunidades. A su mente llegan esos pilares de apoyo constante: sus agencias, su familia, sus amigos y su novio. Por supuesto, su gratitud también se extiende a la marca.

“Siento que he logrado todo lo que he querido. Me hace feliz esto, pero quiero más, estoy contenta y quiero llegar más lejos, como a las pasarelas de Europa, que allá son menos diversos”, expresó Verónica, quien podría estar muy cerca de materializar ese anhelo, pues próximamente firmará con una agencia en París.

Modelar alta costura en Europa es su propósito. Ahora mismo “siente fuego en su corazón” y la hace sentir bien que muchas chicas se identifiquen con su cuerpo y sepan que, al igual que ella, es posible llegar a esos escenarios.

De hecho, en el 2020, se confirmó que Verónica fue firmada por dos importantes agencias: Muse Curve, de Nueva York, y Milk, de Londres, dos de las capitales de moda más importantes del mundo, lo que permite que ella, además de ser la primera chica curvy de Costa Rica en ser fichada internacionalmente, pueda seguir creciendo en este ámbito.

“Yo no tuve que cambiar para hacerlo: eso me hace feliz. Quería modelar en mis términos nunca teniendo que conformarme con un tipo de cuerpo que no es sano para mí. Todas tenemos nuestro cuerpo. No quise llevar mi cuerpo a límites. Quería hacerlo donde me sienta cómoda. Es un sentimiento lindo”, finalizó Verónica, quien caminó la pasarela sintiéndose poderosa. Convencida de que era el momento de “entregarlo todo”.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.