Jessica Rojas Ch.. 7 noviembre
El libro 'A Song for You' se publicó siete años después de la muerte de Whitney Houston. Foto: Captura de pantalla.
El libro 'A Song for You' se publicó siete años después de la muerte de Whitney Houston. Foto: Captura de pantalla.

A Song for You es el título del libro que escribió Robyn Crawford, quien fuera la mejor amiga de la fallecida cantante Whitney Houston, en la obra revela detalles de la relación de amistad que mantuvo con la cantante durante la década de los años 80 y también aclara los rumores que existieron sobre una posible relación amorosa entre ambas.

De acuerdo con el diario El Nuevo Día de Puerto Rico, Crawford y Houston se conocieron cuando la autora del libro tenía 17 años y la cantante 19, mientras eran consultoras en un campamento de verano en Nueva Jersey. “Ella (Whitney) dijo que si la gente se enteraba (del romance), lo usarían en nuestra contra. En los años 80, así se sentía", afirmó Crawford, según el diario puertorriqueño.

“Queríamos estar juntas, y eso significaba solo nosotras dos”, detalló Crawford quien publicó el libro a siete años de la muerte de la intérprete. La amiga de Whitney confirmó que la estrella puso fin a la relación en 1982 cuando firmó un contrato con el productor Clive Davis de la discográfica Arista.

De acuerdo con Crawford, durante su relación con Houston tuvieron que enfrentarse no solo a las posibles críticas de la sociedad sino también a la de la madre de la cantante, Cissy Houston.

“Whitney me dijo que su madre decía que no era natural que dos mujeres fueran amigas tan íntimas”, explicó la escritora en unas declaraciones que replicó la revista People.

En el libro, la autora quien fuera también la asistente personal de Whitney, narra la primera vez que tuvieron un contacto físico. “Un día, Whitney y yo estábamos pasando tiempo juntas y ella susurró: ‘pasaremos la noche en casa de Larry’. En el departamento nos quitamos la ropa y, por primera vez, nos tocamos. Acariciarla y amarla se sintió como un sueño ”, escribió Crawford, ahora de 58 años, según el sitio Radar On Line.

Además, Crawford confirmó que ni ella ni Houston habían compartido con nadie más los detalles y secretos de su intimidad porque no estaban preparadas para afrontar lo que podría significar esa revelación para el mundo de la música.

Sobre el por qué escribir un libro con esta información y revelando detalles íntimos de ambas a siete años después de la muerte de la cantante, Crawford afirmó que quería levantar el legado de Whitney, darle respeto y compartir la historia de quién era la artista antes de ser famosa.

La relación de las amigas terminó luego del nacimiento de Bobbi Kristina, la hija de Whitney, en 1993 ya que la cantante luego de nacer la pequeña volvió a recaer en las drogas pese a que, según Crawford, ella le ofreció ayuda.