Farándula

El Topo: La muerte del morado más morado que tantas veces nos sacó las lágrimas

El hermoso idilio que vivió William Paniagua con su archiadorado Saprissa fue atestiguado por miles de aficionados en el estadio durante 30 años. Sus héroes, los jugadores, le dieron un espacio en la cancha y en sus corazones. El sempiterno capitán, Erick Lonis, le ofreció un homenaje póstumo en redes que honró no solo a William, sino al fútbol como vivencia.

William Paniagua, aficionado de Saprissa que falleció el miércoles 28 de octubre. Cortesía.







LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.