Manuel Herrera. 21 septiembre
Jonathan Van Ness llama la atención por su excentricidad al vestir. Por ejemplo, con este llamativo diseño llegó la semana pasada a la ceremonia que realiza la organización de los Emmy previo al show principal de este domingo. Fotografía: Tomada de Instagram.
Jonathan Van Ness llama la atención por su excentricidad al vestir. Por ejemplo, con este llamativo diseño llegó la semana pasada a la ceremonia que realiza la organización de los Emmy previo al show principal de este domingo. Fotografía: Tomada de Instagram.

“El día que me diagnosticaron con VIH fue tan devastador como cualquier persona puede imaginar. Aunque ahora me acepto como un hermoso miembro de la comunidad VIH positiva”.

Estas declaraciones las ofreció el estilista Jonathan Van Ness, estrella del popular programa de Netflix Queer Eye, quien habló acerca de su salud y otros temas más personales en una entrevista con The New York Times.

Van Ness se entrevistó con el célebre diario estadounidense cuatro días antes de que su libro Over the Top –que recoge sus memorias– salga al mercado con esa y otras confesiones, como su adicción a las drogas, un abuso sexual que sufrió de niño y sus épocas en la prostitución.

“Cuando aparecí en Queer Eye fue bastante complicado e incluso llegué a dudar acerca de si quería compartir mi estado de salud, aunque luego pensé: ‘El gobierno de Trump ha hecho todo lo posible para que la estigmatización de la comunidad LGBT siga extendiéndose a mi alrededor’. Siento que tengo la necesidad de hablar acerca de esto”, agregó Ness, de 32 años.

El estilista contó, de forma general, que desde muy joven se involucró en drogas como la cocaína y las metanfetaminas y practicó el sexo casual sin responsabilidad con personas que contactaba por medio de Internet y a las cuales les cobraba.

“Era gordo, femenino, gritón y poco querido”, dijo Van Ness, quien creció en un barrio conservador de Illinois, Estados Unidos. “Cuando no tenía dinero para pagarme mis excesos durante la universidad me anunciaba por sexo en la web".

El artista aseguró que su turbulenta vida comenzó poco tiempo después de que fue violado cuando niño por otro hombre unos años mayor que él. Ese episodio le generó dolor y sembró en él una “semilla de comportamientos autodestructivos”.

“Para muchas personas que somos sobrevivientes de agresión sexual a una edad temprana, tenemos muchos traumas compuestos”, expresó al referirse al abuso que sufrió mientras jugaba en las afueras de la iglesia a la que asistían sus padres.

Jonathan Van Ness afirmó en la entrevista con The New York Times que su pasado involucra tantos temas tan álgidos que muchas personas no entenderán porque él es parte de un programa que la mayoría cataloga como superficial y frívolo; sin embargo, aclaró que superar todo ello requirió someterse a dos procesos de rehabilitación extensos y en momentos distintos, que no precisó.

“Tengo pesadillas todas las noches desde hace tres meses porque tenía miedo de volverme vulnerable públicamente, pero eran temas de los que tenía que hablar. Quería demostrar que nunca se está lo suficientemente roto como para no poder arreglarse otra vez", afirmó.

Van Ness integra el equipo de Queer Eye desde los inicios del programa, en febrero del 2018. A lo largo de cuatro temporadas –dos por año–, el show sale al auxilio de un heterosexual que quiere cambiar su estilo de vida y forma de vestir con la ayuda de cinco expertos homosexuales.