Andrés Díaz P.. 8 octubre, 2018
Los jugadores Sergio Silva y Renato Gallegos celebran el triunfo ante Edward Gaming, durante la participación de Infinity en el mundial. Foto: Infinity eSports para LN

Durante una semana, Infinity le demostró al mundo que los deportes electrónicos no son algo exclusivo para países como Corea del Sur o China, sino que en Latinoamérica hay talento y una organización con la capacidad de competir sin complejos ante cualquiera. Fueron madrugadas muy emocionantes para todos los seguidores de esta vibrante disciplina que día a día aumenta su número de entusiastas.

Infinity eSports, conjunto formado en Costa Rica en el 2009, finalizó su participación en el mundial del videojuego League of Legends después de dejar una imagen positiva, con la cual derribó muchas barreras para la región. La escuadra del infinito derrotó a Edward Gaming y DireWolves, representantes de China y Oceanía respectivamente, en la fase preliminar del certamen.

Posteriormente fueron eliminados por G2, la tercera mejor delegación de Europa, tras una serie de partidas que finalizó 3-1 al mejor de cinco. De haber ganado este compromiso Infinity se hubiera colado a la fase de grupos y estaría entre los 16 mejores quintetos del mundo.

A pesar de la derrota, los especialistas concuerdan que Infinity eSports dio una sorpresa positiva en el mundial pues su actuación lo coloca como el mejor representante de América Latina en esta competencia.

Infinity eSports está integrado por los jugadores: Relic–José Pombo– (venezolano), 21 años; SolidSnake–Diego Vallejo– (peruano), 20 años; Renyu– Renato Gallegos– (peruano), 18 años; Arce –Diego Arce– (peruano), 23 años y Cotopaco– Sergio Silva– (colombiano), 18 años.

El mánager es Raúl Ibarra (mexicano), 33 años, mientras que el entrenador es Carlos Ibarra (mexicano), 26 años. Por su parte, Paul Venegas –el único costarricense de la agrupación– cumple la función de director deportivo.

“Siempre supimos que era un desafío duro pero estamos orgullosos de haber llegado hasta acá y de haber hecho historia para la región”- afirmó el costarricense Venegas- “gracias a todos los fans de diferentes partes del mundo que nos apoyaron para hacer esto posible”, concluyó el administrador.

El buen desempeño de Infinity es el resultado de un año lleno de triunfos, en el que se coronaron como campeón de la región latinoamericana norte y posteriormente de Latinoamérica tras derrotar al campeón del Sur en Chile.

Lo que viene.

Se vienen cambios en la escena profesional de los deportes electrónicos en la región. El organizador de los certámenes, Riot, apostará por un formato con los ocho mejores equipos del continente entre los que Infinity se encuentra, gracias a su magnífico desempeño deportivo durante este año.

“Estamos entusiasmados con esta nueva oportunidad que se le presenta al equipo y esperamos que en el 2019 sigamos mejorando deportivamente e incluso ayudando a Riot Games a difundir el juego en toda la región-señaló Diego Foresi, mánager de Infinity eSports y añadió- “ lo que sigue ahora es el desembarco en Chile como nueva sede del equipo y de la organización”.

A partir del próximo año, la gran escena latinoamericana de LoL se jugará en Santiago de Chile, ciudad escogida por sus organizadores Riot Games. Los otros equipos que han sido seleccionados para el 2019 junto con Infinity son: All Knights, Furious Gaming, Isurus Gaming, Kaos Latin Gamers, Pixels Esports Club, Predators eSports y Rainbow 7.

Del proceso de postulación, iniciado el 11 de junio, participaron organizaciones que compiten o compitieron en la región junto con equipos que buscaban su primera oportunidad en el campo profesional de los eSports. El comité de selección estuvo integrado por Tioters de Chile, México y EEUU.

Así se juega uno de los títulos más populares en los deportes electrónicos.
Así se juega uno de los títulos más populares en los deportes electrónicos.