Andrés Díaz P.. 5 diciembre, 2018
24/11/2018, Cine Magaly, presentación del equipo Infinity El equipo costarricense Infinity eSportsde, que culminó su participación el pasado mes de octubre en el Mundial de League of Legends (LoL) en Corea del Sur como el team latinoamericano que más lejos ha llegado en la competición internacional al ser derrotado por el multicampeón europeo G2 Esports en las finales de play-in; fue presentado la tarde de este sábado en el Cine Magaly. En la imagen: Paul Venegas, socio; Akari, coach; Renato Gallegos, Sergio Silva, Steven Cordero, Diego Vallejo, José Pombo y Diego Foresi, socio (Abajo) Diego Arce y Soren (Carlos Ibarra) Head Coach Fotografía: Jose Díaz
24/11/2018, Cine Magaly, presentación del equipo Infinity El equipo costarricense Infinity eSportsde, que culminó su participación el pasado mes de octubre en el Mundial de League of Legends (LoL) en Corea del Sur como el team latinoamericano que más lejos ha llegado en la competición internacional al ser derrotado por el multicampeón europeo G2 Esports en las finales de play-in; fue presentado la tarde de este sábado en el Cine Magaly. En la imagen: Paul Venegas, socio; Akari, coach; Renato Gallegos, Sergio Silva, Steven Cordero, Diego Vallejo, José Pombo y Diego Foresi, socio (Abajo) Diego Arce y Soren (Carlos Ibarra) Head Coach Fotografía: Jose Díaz

Jamás pensé que me iba a emocionar por ver una partida del videojuego League of Legends, pero eso era porque nunca antes había visto jugar a Sergio Silva, bautizado en la escena de los e-Sports como Cotopaco. El chico colombiano, de 19 años, es el talento, el genio, el mid laner (posición en la que se desempeña) del equipo fundado en Costa Rica, Infinity e-Sports.

Este conjunto tico culmina este 2018 como el mejor de América Latina y con una participación digna en el Worlds de League of Legends – la competencia más demandante en este mundillo que crece de manera vertical–. Junto al éxito competitivo, Infinity se coloca también como uno de los quintetos más populares del continente.

Pero para entender los deportes electrónicos hay que verlos y sentirlos. Esa consigna quedó comprobada el 8 de setiembre del 2018 en las graderías del estadio Movistar de Chile. Ese día las butacas estuvieron a reventar de aficionados que también estaban emocionados por ver jugar a Cotopaco junto al resto de sus compañeros de Infinity – Arce, Renyu, Relic y SolidSnake–.

La gente llegó con sus camisas que los identificaban como seguidores de un equipo.

Hubo aplausos, suspiros, reclamos. Los vendedores de golosinas hicieron un botín entre la multitud, mientras un equipo de periodistas y productores afinaron los detalles para una transmisión que se sintonizó por todo el continente.

Fueron más de 40.000 espectadores, en lo que sería la típica escena de un partido de baloncesto o fútbol, pero no, sobre el escenario principal habían diez chicos, cada uno con una computadora.

Todos estaban con la mirada fija en su monitor, una mano en el mouse y otra en el teclado. Atrás había una pantalla que mostraba todo lo que ocurría en el campo de batalla, conocido como La Grieta del Invocador.

Así fue la final entre Kaos Latin Gamers, el campeón de la región suramericana, e Infinity e-Sports, representante de la región Latinoamérica Norte. Los dos quintetos se disputaban la corona del continente.

24/11/2018,Una audiencia juvenil. Infinity e-Sports fue recibido por cientos de fanáticos jóvenes, en el Cine Magaly, el pasado 24 de noviembre. En la imagen: Fotografía: Jose Díaz

El quinteto de Costa Rica despachó rápidamente a la resistencia suramericana y así fue como se consagró como mejor de la región.

Cotopaco y compañía fueron reconocidos con una carretonada de aplausos, mientras levantaron un trofeo para conmemorar la ocasión.

Así se vivió la final continental de League of Legends. Los logros de Infinity e-Sports no solo se quedan ahí, pues en octubre, el quinteto tico participó en el Worlds, la competencia más prestigiosa de este videojuego desarrollado por Riot Games.

Allí, el conjunto costarricense resultó eliminado en la segunda fase del certamen.

A pesar de la derrota, los especialistas concuerdan que Infinity e-Sports dio una sorpresa positiva en el mundial pues su actuación lo coloca como el mejor representante de América Latina en esta competencia, la cual suele ser dominada por las potencias asiáticas.

La meta que trazó Paul

Al día de hoy, a Paul Venegas, fundador del equipo, todavía le cuesta asimilar que esta pasión que lo tiene constantemente al borde del asiento arrancó como un pasatiempo.

Para Venegas, los videojuegos competitivos se convirtieron en una manera para matar el tiempo, mientras se recuperaba de una fractura en su pierna izquierda, que sufrió por un accidente en motocicleta hace casi diez años.

“El equipo se inició en el año 2013 con el videojuego Combat Arms, luego se pasó a Battlefield 3 y Battlefield 4.

Tras competir en otras experiencias virtuales como Overwatch, Venegas decidió darle un golpe de timón fuerte y empezar a participar en certámenes de League of Legends. Esto significó pasar de un estilo de juego de disparos a uno conocido como los MOBA (una arena de batalla por sus siglas en inglés). Para aterrizar lo anterior, este cambio sería como si una institución se pasara de practicar tenis a fútbol de la noche a la mañana.

“Cuando el equipo decidió arrancar en League of Legends. Empezamos en la Tercera División, luego ascendimos a la Segunda. Lo que pasa es que cuando subís a la Primera División tenés que llevarte al equipo a jugar en México. Hay que pagar salarios, conseguir una casa y tener un plan de financiamiento. Me lo jugué todo por esto y pedí un préstamo en el banco. Era la única manera en la que yo podía pagar todo lo que necesitaba; por suerte, pude saldar la deuda en cuestión de meses”, confesó el empresario costarricense.

Infinity jugó durante dos años en la Liga Latinoamericana Norte (LAN por sus siglas en inglés) en el videojuego League of Legends. LAN está compuesta por México, Centro América, el Caribe junto a Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela.

Uno de los aspectos importantes es la mentalidad ganadora y las ganas de mejorar cada día. De hecho, Paul admite que todos sus jugadores cuando llegaron no eran ni la mitad de buenos de lo que son ahora. Precisamente, fue gracias al trabajo y a la determinación que se ganaron el puesto como los campeones de la región.

“Yo me acuerdo cuando contraté a Cotopaco y me lo traje de Colombia. Nos costó mucho meterlo a México por el asunto de visas pero lo trajimos. En ese momento no era uno de los mejores, le faltaba muchísimo, pero tenía mucha hambre por convertirse en el mejor y lo fuimos trabajando y motivando. Ese es el caso de Infinity, la mentalidad que le queremos inyectar a todos nuestros jugadores”, afirmó Venegas.

Eso sí, el ascenso de Infinity no se gestó de la noche a la mañana. Primero tuvieron que aprender a perder. Venegas recuerda que su primera temporada, en julio del 2016, en primera división su quinteto casi no mantiene la pertenencia.

24/11/2018, Cine Magaly, presentación del equipo Infinity El equipo costarricense Infinity eSportsde, que culminó su participación el pasado mes de octubre en el Mundial de League of Legends (LoL) en Corea del Sur como el team latinoamericano que más lejos ha llegado en la competición internacional al ser derrotado por el multicampeón europeo G2 Esports en las finales de play-in; fue presentado la tarde de este sábado en el Cine Magaly. En la imagen: Fotografía: Jose Díaz
24/11/2018, Cine Magaly, presentación del equipo Infinity El equipo costarricense Infinity eSportsde, que culminó su participación el pasado mes de octubre en el Mundial de League of Legends (LoL) en Corea del Sur como el team latinoamericano que más lejos ha llegado en la competición internacional al ser derrotado por el multicampeón europeo G2 Esports en las finales de play-in; fue presentado la tarde de este sábado en el Cine Magaly. En la imagen: Fotografía: Jose Díaz

Sin embargo hubo un crecimiento cualitativo: en el 2017 alcanzaron dos finales consecutivas; sin embargo, las dos las perdieron ante el conjunto de Lyon Gaming, hoy conocido como Rainbow Seven. Fue hasta en el 2018, que Infinity se pudo sacar la espina y consagrarse campeón de la región latinoamericana norte tras vencer en una final de infarto al quinteto de Dash Gaming.

Lo que viene.

Tras un año cargado de éxitos, el equipo de Costa Rica tendrá que hacerle frente a una Liga Latinoamericana, que se realizará el año entrante en Chile y reunirá a los mejores equipos de América Latina.

Para asumir este compromiso, Infinity mantendrá la base de su planilla. Eso sí, agregará al jugador costarricense Steven Cordero, mejor conocido como Choisix.

Para este torneo, el conjunto continuará bajo las direcciones del estratega mexicano Carlos Ibarra, quien contará con el apoyo de su compatriota Carlos Calderón.

Equipo tico Infinity eSports dejó buena impresión en mundial de videojuegos en Corea. En la imagen Cotopaco y Renyu celebran el triunfo ante el conjunto chino Edward Gaming.
¿Cómo es el videojuego?

Si usted sigue leyendo hasta aquí, confío que le gustan los deportes electrónicos o al menos sabe algo del videojuego League of Legends. Así que aquí va un balance de las acciones. Sino es así, aquí va una breve explicación.

League of Legends es un duelo de dos quintetos que aparecen en una base en las esquinas opuestas de un mapa. El objetivo es destruir la estructura enemiga. Para hacerlo, deben eliminar progresivamente al equipo contrario, junto a torres de vigilancia y defensores computadorizados que protegen la base. En general, una partida puede tomar entre 30 a 50 minutos.

Cada jugador elegirá un campeón y se colocará en una posición dentro del mapa, el cual se divide en tres carriles (superior, medio e inferior) y la jungla.

Claramente, como en cualquier deporte, se planificarán estrategias diferentes para alcanzar el objetivo, para lo que se necesita entrenamiento y constancia en el juego.

Lo que comenzó como un pasatiempo para el costarricense Paul Venegas se convirtió en una pasión que lo llevaría a lo más alto de los e-Sports. Esta es la historia del ascenso de Infinity , los campeones de Latinoamérica en el videojuego League of Legends.