AFP . 2 febrero
A tono con los pronósticos, Joaquin Phoenix se alzó con el premio al Mejor actor en los BAFTA, por su protagónico en 'Joker'. Foto AP
A tono con los pronósticos, Joaquin Phoenix se alzó con el premio al Mejor actor en los BAFTA, por su protagónico en 'Joker'. Foto AP

Londres (AP). El drama de Sam Mendes sobre uno de los conflictos más devastadores en la historia británica fue la gran ganadora este domingo en los Premios BAFTA del cine británico: se llevó siete trofeos que incluyen Mejor película y Mejor director, con lo cual superó a importantes contendientes estadounidenses como Joker (Guasón), The Irishman (El irlandés) y Once Upon a Time … in Hollywood (Había una vez en Hollywood) en una gala opacada por las críticas ante la falta de diversidad de los nominados, hechas incluso por algunos de los nominados.

Mendes basó 1917 en las experiencias de su abuelo en la guerra. Filmada en sinuosos planos secuencia, que adentran a los espectadores en la acción, sigue a dos soldados británicos en una peligrosa misión en el frente de combate para tratar de impedir una ofensiva que se dirige hacia una trampa.

1917 también fue galardonada como mejor película británica y ganó el premio a mejor cinematografía, dándole su quinto triunfo a Roger Deakins en la categoría. De igual manera, se llevó premios de diseño de producción, sonido y efectos visuales.

Joaquin Phoenix fue elegido Mejor actor por el drama de superhéroes Joker, que revisa los orígenes del villano de Batman. Renee Zellweger ganó el premio a Mejor actriz por la cinta biográfica sobre Judy Garland, Judy.

Joker también fue galardonada en la categoría de mejor elección de elenco y música original, había sido nominada en 11 categorías. El drama de mafiosos de Martin Scorsese The Irishman tenía 10 nominaciones, pero su fue a casa con las manos vacías.

Los triunfos en los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión suelen ser un buen pronóstico de los ganadores en los Óscar, que se entregarán el próximo domingo en Los Ángeles. Al igual que los Premios de la Academia, los BAFTA han tenido problemas para ser menos masculinos y blancos.

Ninguna mujer fue nominada en la categoría de mejor director por sétimo año consecutivo y los 20 nominados de todas las categorías de actuación eran blancos.

Phoenix criticó la falta de diversidad en su discurso de aceptación diciendo que “es un mensaje muy claro para la gente de color sobre que ‘no son bienvenidos aquí’”.

Los organizadores de los premios se dijeron “decepcionados” porque no hubo actores de color entre los nominados, elegidos por los 6.500 miembros de la academia que trabajan en Gran Bretaña y en la industria fílmica internacional.

En el orden usual Callum McDougall, Charles Chapman, George Mackay, Jayne-Ann Tenggren, Sam Mendes, Pippa Harris, Krysty Wilson-Cairns, Mark Strong y Andrew Scott, los grandes ganadores de la noche con la película '1917'. Foto AP
En el orden usual Callum McDougall, Charles Chapman, George Mackay, Jayne-Ann Tenggren, Sam Mendes, Pippa Harris, Krysty Wilson-Cairns, Mark Strong y Andrew Scott, los grandes ganadores de la noche con la película '1917'. Foto AP

El premio a la estrella en ascenso, que es elegido por el público, fue para el actor británico negro Micheal Ward.

La estrella británica de raza negra Cynthia Erivo, quien está nominada al Óscar por su actuación como la abolicionista Harriet Tubman en Harriet, no fue nominada a los BAFTA y rechazó una invitación para presentarse en la ceremonia del domingo en protesta.

La academia británica ha prometido que revisará sus procesos de votación.

La presidenta de los BAFTA, Pippa Harris, dijo que el problema es “un tema en toda la industria”.

“Se necesita que todos revisen lo que están haciendo”, dijo. “Los premios están al final de todo un proceso, así que necesitamos revisar el tipo de películas que se están haciendo, las oportunidades que se le están dando a la gente, cómo se promueven las películas, todas esas partes influyen”.

Al entregar el premio a mejor director, la actriz australiana Rebel Wilson bromeó que nunca podría lograr lo que hicieron los nominados: “No tengo las bolas”.

La nominada a mejor actriz Scarlett Johansson, por Marriage Story (Historia de un matrimonio), dijo que la falta de reconocimiento para las directoras es decepcionante.

“Tantas mujeres hicieron grandes películas este año”, dijo. “Creo que esto nos muestra que existe un problema sistemático que es muy prevalente”.

Horas antes del evento y a varios kilómetros de distancia, tres personas fueron heridas y un atacante con un cuchillo fue abatido por la policía en lo que las autoridades calificaron como un ataque relacionado con terrorismo. La BBC canceló sus planes de transmitir entrevistas desde la alfombra roja.

Brad Pitt fue nombrado mejor actor de reparto por Once Upon a Time ... in Hollywood, el sangriento cuento de hadas de Quentin Tarantino de Los Ángeles en 1960.

El actor no asistió a la ceremonia, pero mandó un gracioso discurso de agradecimiento que fue leído por su compañera de reparto Margot Robbie.

"Hey Gran Bretaña, escuché que acabas de volverte soltera. Bienvenida al club”, dijo en una de varias referencias durante la ceremonia sobre la salida del país de la Unión Europea, que se volvió oficial el viernes.

Pitt también hizo referencia a la reciente turbulencia en la familia real, diciendo que le iba a poner Enrique (Harry) a su trofeo, “porque está muy emocionado de que lo regrese a Estados Unidos con él”.

Laura Dern ganó el premio a mejor actriz de reparto por su papel de dura abogada civil en Marriage Story. Señaló que su madre, Dianne Ladd, ganó el mismo premio en 1975, cuando Dern tenía 6 años, por Alice Doesn’t Live Here Anymore (Alicia ya no vive aquí).

El drama surcoreano de Bong Joon-ho Parasite (Parásitos) fue nombrado Mejor película de lengua extranjera y también se llevó el premio a Mejor guion original.

Por primera vez los organizadores fijaron la meta de hacer que los premios tuvieran emisiones de carbono neutrales. La alfombra roja estaba hecha con fibras recicladas. En vez de bolsas de regalos de los años pasados, los invitados recibieron una cartera hecha con plástico reciclado que tenía cupones y la cena tras los premios tenía comida sustentable e incluía una opción vegana.

A las estrellas que pasaron por la alfombra roja se les sugirió hacer elecciones de moda “sustentables” y lucir piezas que hubiesen usado previamente o rentar ropa para la ocasión.

Renee Zellweger obtuvo el premio a Mejor actriz por 'Judy', la historia de Judy Garland. Foto AP
Renee Zellweger obtuvo el premio a Mejor actriz por 'Judy', la historia de Judy Garland. Foto AP

El príncipe Guillermo, presidente de la academia británica, y su esposa Catalina, duquesa de Cambridge, fueron los invitados de honor a la ceremonia del domingo. Guillermo entregó el premio BAFTA a la Trayectoria, el más alto honor de la academia, a la jefa de Lucasfilm, Kathleen Kennedy.

El astro de The Lord of the Rings (El señor de los anillos) y Planet of the Apes (El planeta de los simios) Andy Serkis, maestro de la actuación con efectos visuales para captura de movimiento, recibió un premio por sus contribuciones destacadas al cine británico.

A dos días de que Gran Bretaña dejara la Unión Europea, la noche no pudo evitar el tema del Brexit.

“Sabemos que ha sido una semana difícil para ustedes y es muy agradable llevarnos algo de su oro a casa, a donde pertenece”, bromeó el director neozelandés Taika Waititi al recoger el premio a mejor guion adaptado por Jojo Rabbit.