Jessica Rojas Ch.. 8 octubre, 2017
El director Marlon Villar creó su propia empresa de producción hace cuatro años. Se llama Luz Marina en homenaje a su abuela. Foto: Mayela López.
El director Marlon Villar creó su propia empresa de producción hace cuatro años. Se llama Luz Marina en homenaje a su abuela. Foto: Mayela López.

La industria audiovisual en Costa Rica se ha visto sacudida en los últimos años gracias al trabajo de un joven director que ha llevado al límite su creatividad para bien de la escena artística local. El cubano-costarricense Marlon Villar ha impreso su sello personal en diferentes videos musicales de artistas criollos, pero también ha sido el artífice de proyectos muy importantes de músicos internacionales.

¿Quién es el muchacho detrás de obras como los videos de Ella (Ricardo Arjona), Al hueco (de los ticos de 424) o ¿ Dónde está la vida ? (de Franco De Vita ?

Villar nació en La Habana, Cuba, a los seis años viajó a Costa Rica para vivir en compañía de sus papás Verónica Gómez y Manuel Villar y de su hermano gemelo Aarón. Tras pasar toda su vida en suelo costarricense, el joven perdió el acento cubano y lo cambió por palabras tan ticas como mae y tuanis; pero vive agradecido y orgulloso de su herencia caribeña (por parte de su papá) y nicaragüense (por parte de su madre).

La publicidad también es una de las áreas de trabajo del director Marlon Villar. En estos proyectos también toma la cámara en sus manos.Foto:Cortesía Luz Marina.
La publicidad también es una de las áreas de trabajo del director Marlon Villar. En estos proyectos también toma la cámara en sus manos.Foto:Cortesía Luz Marina.

Desde niño fue de los típicos soñadores. Asegura que desde que estaba muy pequeño se interesó por la cámara y por todo lo que tenía que ver con el cine. “Muchos compañeros en la universidad mencionaban que su influencia para estudiar esto eran películas todas chuzas y artísticas como Amélie ; pero en mi caso podría decir que fueron cintas como Los Cazafantasmas , porque desde muy chiquitillo me interesó el cine”, recordó entre risas el artista.

Villar asegura que sus papás fueron el mayor apoyo que tuvo para cumplir sus sueños, ya que ellos nunca le hicieron mala cara o mitigaron sus deseos de ser director con la sentencia de que “tal vez no iba a ganar plata”. “Son personas muy abiertas, nos apoyan a mí y a mi hermano en todo lo que hacemos. Nunca hubo un pero o una mirada extraña; más bien les parecía chiva la idea”, afirmó.

Emprendedor. Su experiencia en el arte de la dirección se remonta a hace unos 10 años cuando terminó sus estudios superiores. Recuerda que su mentor fue el profesor Antonio Cuevas, quien le dio sus primeros trabajos y “lo tiró a la calle”. De él aprendió a ser el más exigente y autocrítico, algo que con el paso del tiempo ha dosificado en intensidad, pues asegura que en la búsqueda de la perfección se pueden quedar detalles por fuera que afectan la visión total del proyecto.

Hace cuatro años fundó la compañía Luz Marina (nombrada así en honor a su abuela), decidió buscar a los mejores compañeros para formar parte de la empresa productora y así, con un gran equipo de trabajo, ha logrado plasmar una gran huella en el ámbito visual en nuestro país.

Además de dedicar mucho tiempo de su empresa a producir videos musicales (como lo mencionamos, de artistas ticos y extranjeros), también realiza proyectos publicitarios y hace poco probó las mieles del cine gracias a su labor como director de fotografía del filme Hombre de fe (basado en la historia del portero costarricense Keylor Navas).

Marlon Villar comenzó su trabajo como director hace poco más de 10 años. Foto: Mayela López
Marlon Villar comenzó su trabajo como director hace poco más de 10 años. Foto: Mayela López

Marlon trabajó durante dos meses con esta producción y afirmó que se sintió mucho más que agradecido con la oportunidad de realizar sus primeros pasos en la pantalla grande.

“Siempre trabajo como director y director de fotografía porque me meto mucho en cómo quiero que se vean las cosas. En la película de Keylor solo estuve a cargo de la fotografía y me sentí como en un parque de diversiones, tuve toda la diversión y no tuve el estrés del director”, recordó.

Villar reconoce constantemente durante la entrevista que haberse rodeado de la gente correcta es el motivo por el cual tiene tanto éxito su compañía y en sus labores. Afirma que de pasar lo contrario no podría cumplir a cabalidad con las encomiendas que procesan en la empresa.

“Lo que es vital en mi crecimiento como director en todos estos años es la familia con la que trabajo. Esta forma de arte no es agarrar un pincel y hacer la labor uno solo, gracias al equipo tan bueno que tengo a mi lado me da la confianza de sentirme abiertamente dependiente de todas estas personas que toman las ideas y las mejoran, soy un gran admirador de mis compañeros, eso es impagable”.

Sin miedos. “Nunca sentí miedo de hacer esto porque nunca vi otra opción. Trato de no basurearme demasiado, pero siendo muy sincero, no hay nada más que yo pueda hacer tan bien”, fueron las palabras con las que respondió Villar cuando le preguntamos si en algún momento se vio haciendo algo más.

Al empezar a estudiar pensó en un “plan b” que era la arquitectura, pero solo iba a cursar esa profesión para comer, no porque le apasionaba.

El sueño desde niño de Marlon Villar fue convertirse en director audiovisual. Foto: Mayela López.
El sueño desde niño de Marlon Villar fue convertirse en director audiovisual. Foto: Mayela López.

Esta pasión se ve reflejada en la rigurosidad con la que hace sus trabajos. Marlon afirma que nunca siente que llegó a un techo o a un límite con alguna producción audiovisual y que, por el contrario, trata siempre de llevar la meta a otro nivel.

“En mi naturaleza está la búsqueda de la perfección pero quiero dejar eso un poco de lado porque no necesariamente desemboca en algo bueno. Ahora disfruto más de los procesos, trato de ser más consciente de ellos porque si me siento feliz, las cosas salen mejor porque evito el estrés”, aseguró.

Recordamos el video Al hueco de la banda costarricense 424, este material es uno de los más importantes de su trabajo y fue alabado por la audiencia y también por los medios de comunicación locales. Sin embargo, asegura que ese no ha sido el mejor de sus trabajos.

“El de 424 es el mejor proyecto para esa canción, a nivel de diseño es el mejor, pero a nivel de fotografía tal vez no, a nivel de edición no es el mejor, hay otros. Trato de hacer el ejercicio de desapegarme y de no ponerle etiquetas a los trabajos. Vivo en una competencia conmigo mismo siempre, es una lucha muy jodida porque soy muy estricto”, comentó.

Salto internacional. Debi Nova, una de las artistas nacionales con más proyección internacional del momento quiso trabajar con él. El resultado fue el hermoso video del tema Por última vez , que la cantante interpreta a dúo con el venezolano Franco De Vita (que se publicó en 2015).

Después de este trabajo llegó la propuesta de De Vita para que el cubano-tico le hiciera algunos de los videos del disco Libre (2016). De esta producción se extraen los visuales de ¿Dónde está la vida? , Pídeme y Rompes mi vida , así como la grabación de un especial en vivo que se hizo en Buenos Aires, Argentina.

“La relación ha sido muy bonita, sigo en contacto con Franco y su equipo. Creo que por este disco ya estamos con la cuota cubierta”, aseguró.

Otra de las grandes tareas en las que se ha visto envuelto Marlon y su equipo es en la creación de videos para el guatemalteco Ricardo Arjona.

Marlon Villar es un amante de la cámara, en esta imagen se le ve filmando el video ¿Dónde está la vida?, de Franco De Vita. Foto: Cortesía Luz Marina.
Marlon Villar es un amante de la cámara, en esta imagen se le ve filmando el video ¿Dónde está la vida?, de Franco De Vita. Foto: Cortesía Luz Marina.

La primera muestra de esto fue el audiovisual de la canción Ella . Con este trabajo sorprendió el hecho de que Villar convenciera a Arjona de trabajar en Costa Rica con un equipo formado por ticos, desde la producción hasta los actores.

Después de esto vinieron otras grabaciones: Remiendo al corazón , y la semana pasada se publicó el video de Porque puedo , todos obras de Luz Marina con Villar a la cabeza.

Además, también está el especial de más de 50 minutos sobre el disco Circo Soledad . “No es un especial unplugged , no es un video de música, no es un documental, no es un reportaje, pero es todo eso y más. Son ocho videos que están hechos bajo un mismo concepto hilando los mismos personajes, es como una pequeña película sobre el disco”, explicó Marlon sobre esta producción.

Villar asegura que se siente honrado con el hecho de que dos artistas de la talla de De Vita y Arjona hayan confiado en su talento. “Ellos no tienen por qué creer que en maecillo de Costa Rica tiene la capacidad para hacer las cosas de esta manera. Son personas exigentes, saben perfectamente lo que quieren y respetaron mucho mi trabajo, la pasión y la entrega que le pusimos a cada proyecto”, finalizó.

Sus videos favoritos

En orden cronológico de publicación, estos son los videos favoritos que ha publicado Marlon

2010: Annihilate U, del artista costarricense Sirius. La canción es parte del disco Get Sirius!

2010: Estréllame, de la banda tica Gandhi. La pieza forma parte del álbum Arigato No!

2014: Al hueco, de los costarricenses de 424. El tema es del disco Oro.

2015: Por última vez de Debi Nova en colaboración con Franco De Vita. La canción es del disco Soy.

2016: ¿Dónde está la vida? del venezolano Franco De Vita, es parte del disco Libre.

2017: Pídeme, de Franco De Vita, también es del álbum Libre.

2017: Ella, del guatemalteco Ricardo Arjona, es parte de Circo Soledad.

2017: Rompes mi vida, de Franco De Vita y del disco Libre

2017: A solas con el Circo Soledad. Audiovisual con ocho videos, entrevistas y detalles del disco de Ricardo Arjona.

2017: Porque puedo, canción del disco Circo Soledad, de Ricardo Arjona.