Cultura

Guido Sáenz González: Figuras del sector cultura lamentan su partida

Con nostalgia, agradecimiento y dolor; artistas y promotores culturales recuerdan la vida, hitos y aportes del pintor, actor, escritor y pianista, quien falleció este 14 de diciembre a los 92 años

Guido Sáenz González, el decano de la cultura costarricense, falleció este martes 14 de noviembre. Tenía 92 años. En este artículo no se hablará de su muerte, sino de su vida y legado, marcados por el arte e hitos que hoy recuerdan figuras del sector, a modo de sentido homenaje.

Gabriel Goñi, actual director general del Centro Nacional de la Música, trabajó muy de cerca con Sáenz. Él lamenta la partida de quien fue un maestro, la persona que formó a una generación y que continúa impactando a otras nuevas.

Hace poco, la familia de don Guido donó su piano de cola al Instituto Nacional de la Música y, actualmente, el emblemático instrumento es utilizado por niñas y niños en sus recitales.

“Esto es muy imprevisto. Queríamos que estuviera con nosotros muchos años más. Sabíamos que estaba un poco enfermo, pero no para esto. Es una mala noticia para nosotros. Nos sentimos agradecidos por su legado. Gracias a él somos lo que somos. Estamos contentos de que él nos haya hecho como somos. Él sembró las bases de la institucionalidad de la musicalidad en Costa Rica”, aseguró Goñi.

El músico recuerda el legado de Sáenz, principalmente en el mundo musical. Uno de los grandes hitos que hoy resalta fue la reforma a la Orquesta Sinfónica Nacional a inicios de los 70.

En aquella época, Sáenz trajo músicos del extranjero para que diera clases a las personas jóvenes. En ese momento se llamó Programa Juvenil de la Orquesta Sinfónica que, en el 2000, se convirtió en el Instituto Nacional de la Música.

“De ahí se han graduado el 90% de músicos del país. La Sinfónica Nacional cumplió 81 años. Lo que pasa es que en los 70 no tenía un nivel bueno. Él venía de estudiar afuera y llegó con un concepto de calidad y alto nivel musical. Lo que hicieron fue que rehicieron la orquesta. Muchos músicos fueron despedidos. Lo que hizo fue contratar músicos del extranjero para que vinieran a tocar y dar clases a jóvenes. Así nace la juvenil. En los 80 ellos pasan a ser la nacional. El ahora director de filarmónica, Marvin Araya, es uno de los que salen de la juvenil en los 70″, recuerda Goñi. La reestructuración se realizó cuando don Guido fue viceministro de cultura.

Además, el músico destacó que Sáenz también tuvo participación en la creación de la Compañía Nacional de Teatro.

En julio del 2019, Goñi y otras personas organizaron un homenaje para Guido Sáenz. Esa vez, a propósito de la celebración de sus 90 años, realizaron una actividad en el Museo de Arte Costarricense (que él también fundó) y reconocieron su legado con un significativo concierto.

“Estuvimos participando con el actual gobierno y le hicimos un conciertito con la misma obra con la que se inauguró la Orquesta Sinfónica Juvenil, en el 72. Fue con el Himno de la alegría, de Beethoven, tocado por chiquitos que tocan violín pequeñitos y cellos. Niños de cinco y seis años. Eso para que él recordara aquel momento”, rememora Goñi, quien dice que fue un momento emotivo que Sáenz disfrutó con mucha lucidez.

“Esa fue la última vez que lo vimos. De él quedan muchos recuerdos, hasta las regañadas (risas). Yo empecé a trabajar con él a mis 25 años. Fui su asistente en la Fundación Ars Música. Con él se trabajaba muy bien. Cuando fue ministro en la administración de Abel Pacheco (2002-2006) yo fui director general en el Centro Nacional de la Música (actualmente dirige la misma institución)”.

El exministro de Cultura y Juventud, Manuel Obregón, comentó que el fallecimiento de don Guido es una pérdida indudable para Costa Rica.

El músico cuenta que siempre sintió admiración y cariño por Sáenz, una figura reconocida por todo su trabajo en pro de la cultura. Durante su gestión como ministro, en el periodo 2010-2014, Obregón contó con el sabio consejo de Guido Sáenz, quien ya tenía vasta experiencia en esa cartera.

“Con don Guido fue muy interesante porque teníamos visiones diferentes de la cultura. Tuvimos algunas diferencias, pero siempre le agradezco muchísimo que cuando entré al ministerio él fue de los exministros que más me apoyó. Colaboró con nosotros. Su consejo siempre fue sabio. Estuvo cerca de la gestión y nos ayudó con su experiencia y conocimiento.

“Es una persona a quien quise mucho. Tuvo su labor importante como músico, pintor (...). Tenía sensibilidad hacia las bellas artes (tema) que compartió como comunicador”.

Obregón también resalta la figura icónica que fue Sáenz y su trabajo en la primera etapa de la formación del ministerio de Cultura y Juventud; así como su esfuerzo creando instituciones y trabajando en la transformación de La Sabana y La Antigua Aduana.

Por su parte, Sylvie Durán Salvatierra, actual ministra de Cultura y Juventud, expresó que don Guido fue un pilar fundamental de nuestro panorama cultural.

“Ilustra de forma excepcional a esa generación fundacional: un grupo de personalidades pioneras que, habiendo tenido la oportunidad de conocer mundo y ampliar horizontes, volvieron inspirados buscando cómo mover el ambiente cultural nacional de forma ambiciosa y atrevida. Tuve el privilegio de trabajar con él en su segundo período como ministro y agradezco con mucho afecto, haber conocido y entendido, a través suyo, nuestro proceso institucional temprano y el valor de la pasión, la energía y la convicción cuando se trata de materializar una visión”, declaró la ministra.

En las redes sociales, diferentes figuras del mundo cultural han expresado su pesar tras el fallecimiento de Guido Sáenz González.

El cantante Luis Jákamo, muy conocido por su trabajo en los años 80, fue uno de ellos: “Descansa en paz don Guido Sáenz González. Una persona que dio a la cultura y el arte costarrricense un lugar imborrable en la historia. Lamento su partida, pero más lamento que no se le diera, en vida, el reconocimiento más que merecido. Un abrazo solidario a la familia y amigos”.

Por su parte, el exdirector del Centro nacional de la Música, y actual director del Centro Cultural Norteaméricano, Guillermo Madriz, también reconoció la obra de Sáenz.

“Hoy vuela alto un titán de la cultura costarricense. Siempre lo vi con una profunda admiración por su aporte a nuestra sociedad. Hoy nada más queda agradecer su fuerza para generar tanta belleza en nuestra sociedad”, expresó.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica. “Redactora del año” de La Nación en el 2021. Ganó el premio nacional al mejor contenido divulgado sobre Niñez y Adolescencia 2021, otorgado por el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia y organizado por UNICEF, el PANI y Punto y Aparte

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.