Jorge Arturo Mora. 13 noviembre, 2019
Un puñado de personas marginadas son los protagonistas de esta obra costarricense. Foto: Cortesía Arturo Campos.
Un puñado de personas marginadas son los protagonistas de esta obra costarricense. Foto: Cortesía Arturo Campos.

¿Cómo encontrar un lenguaje teatral para una de las novelas contemporáneas más connotadas?

Esa pregunta derivó en el estreno de Única mirando al mar, una adaptación para teatro que realizó el escritor Fernando Contreras Castro sobre su popular ópera prima publicada en 1993.

Este jueves comienzan las funciones sobre este clásico inmediato que retrata una sociedad donde algunas personas son tomadas como desechos.

Pensar en las tablas
El director Jaime Hernández, cinco veces ganador de Premio Nacional de Cultura, está a cargo del montaje. Foto: Mayela López
El director Jaime Hernández, cinco veces ganador de Premio Nacional de Cultura, está a cargo del montaje. Foto: Mayela López

Única mirando al mar presenta la historia de Mondolfo Moya, un hombre mayor que, ante su depresión, decide lanzarse al camión de la basura y terminar en un botadero. En este depósito de desechos es recogido por Única Oconotrillo, una profesora marginada que vive en medio de la basura.

De ahí parte una reflexión sobre la vida en estos asentamientos inhumanos, donde el protagonista trata con buzos de basura y otros personajes que provocan un intenso viaje introspectivo.

El elegido para la puesta en escena de esta obra es Jaime Hernández, exdirector de la Compañía Nacional de Teatro (CNT). Este egresado de la Universidad de Costa Rica y la Universidad de Kansas ha obtenido el Premio Nacional de Cultura como mejor director en cinco oportunidades y Única mirando al mar significa su regreso a la CNT después de su último montaje, realizado en el 2002.

“Es una obra muy compleja”, asegura el director, “así que ha sido difícil de montar porque requiere contar la vida de muchas personas, quienes habitan en esta novela. Ha sido muy interesante y retador transformarlo en un lenguaje para teatro porque uno tiene muy en mente cómo fue escrita la novela”, comenta.

Hernández asegura que, desde su publicación, Única mirando al mar es un título cercano para él. “A mí me gusta estar enterado de lo que se produce en el país y tengo la suerte de hacer la adaptación. Nunca imaginé que estaría a cargo, pero me pone muy contento. Estoy muy satisfecho con la obra, con sus colores, con sus canciones. Este regreso a la compañía ha sido algo muy bonito”, relata.

Única mirando al mar tendrá su estreno el jueves 14 de noviembre a las 8 p. m. en el Teatro La Aduana Alberto Cañas Escalante y es protagonizada por Grettel Cedeño, Erick Córdoba, Arturo Campos, Winston Washington, Carlos Rodríguez, Marián Li, Ana Rivera y Gabriel Araya.

La obra estará en cartelera hasta el 15 de diciembre, de jueves a sábado, a las 8 p. m.; domingos las funciones son a las 5 p. m. La entrada general cuesta ¢6.000; adultos mayores, estudiantes y ciudadanos de oro pagan ¢3.000. Se pueden reservar tiquetes llamando al 2257-8305.