Andrea Solano B.. 31 julio, 2011
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

Un sol resplandeciente cobijó a los 20 caminantes que se aventuraron ayer a recorrer los rincones de Barrio México tras las pistas de su arquitectura art deco .

Un recorrido organizado por la Alianza Francesa llevó a los participantes por decenas de edificios en los que la huella de la corriente artística art deco quedó impresa.

“El art deco fue un movimiento estilístico surgido en Europa en el periodo entreguerras, es decir, entre 1920 y 1940 . Su influencia se vio reflejada en la arquitectura, en varias ramas del diseño, las artes visuales y el cine. En Costa Rica se empezó a desarrollar desde 1930”, explicó el arquitecto Andrés Fernández, guía del recorrido.

Y es que el art deco se coló en la vida de los vecinos de Barrio México e “invadió ” muchos de sus espacios vitales: casas, locales comerciales, sitios de recreación (parques, plazas, cines) y hasta el principal espacio educativo: la escuela.

Más de medio siglo después algunos de estos edificios se levantan como queriendo llamar la atención en medio de un paisaje urbano saturado de ruido, humo, basura y contaminación visual.

La antigua Botica Solera, la Escuela República de Argentina, el antiguo cine Gran Líbano así como decenas de pequeñas viviendas humildes unas, otras más lujosas, se niegan a desaparacer a pesar de que el peso de los años y el abandono amenaza con su destrucción.

Según anunció la directora de la Alianza Francesa, Mathilde Vanmansart, se tienen programados dos recorridos más: uno por iglesias y otro por cementerios.