Cultura

‘Beyond Van Gogh’: le contamos cómo se vive la experiencia de la que todos quieren ser parte

‘La Nación’ asistió a uno de los primeros recorridos de la muestra en Costa Rica y le adelanta qué esperar de la famosa exhibición

Los artistas canónicos tienen sus encantos probados: Vincent Van Gogh, el gran y atormentado pintor de Países Bajos, dejó una obra a la que nadie puede resistirse y que, por mucho tiempo, bastó con quedarse mirando sus obras para sentir cómo los remolinos en el lienzo parecían llevar a sus espectadores a otra dimensión.

Ante este sentimiento, finalmente una propuesta se atrevió a llevar más allá las características de sus obras para convertirlo en una experiencia inmersiva, en la que los brochazos de pintura parecen moverse al ritmo de una emotiva música.

En eso consiste Beyond Van Gogh, la experiencia inmersiva internacional que finalmente toca suelo tico. A partir de este viernes, puede entrar en la cabeza y obra de uno de los autores infaltables de la historia del arte. La Nación fue parte de uno de los primeros recorridos en el Centro de Eventos Pedregal y le adelanta qué esperar.

La emoción de ingresar a este recorrido interactivo se siente desde el primer paso, cuando una banda sonora barroca se extiende por los primeros paneles de la exposición. Allí aparece la bienvenida a la muestra, en un colorido baño de colores que introduce al espectador poco a poco al ambiente interactivo.

Difícilmente, en Costa Rica, se ha probado algo con el sabor con el que tiene esta exposición. Desde el comienzo, las superficies comienzan a teñirse de colores que se sienten como brochazos de pintura; es como un holograma que se comienza a trazar dentro del engranaje colocado en Pedregal.

La primera fase de la exposición es con fines didácticos, pues se trata de una serie de paneles cargados de texto con frases inspiradoras del artista, tomadas de las famosas cartas que le envió a su hermano Theo. Además, hay descripciones sobre su vida para conocer más sobre su crianza, para así tener el concepto claro de la compleja situación con la que lidió (Van Gogh sufría de ataques psicóticos y nunca gozó de la popularidad de su obra en vida).

Posterior a esta fase explicativa aparece el plato fuerte: una gran sala de superficies dispuestas a la experiencia multisensorial. Comenzando por los retratos pintados por Van Gogh, poco a poco las paredes desvanecen sus colores y dan formas a nuevas texturas inspiradas por el autor. Luego aparecen más cartas escritas en la pared, así como emblemáticas obras como Autorretrato y, por supuesto, la infaltable La noche estrellada.

En este mismo salón sucede todo: se trata de una confección de paneles especiales que incluyen el suelo del engranaje, el cual también florece y se pinta en conjunto con las paredes.

Es inevitable sacar el celular para fotografiar y registrar en video lo que sucede: los selfies con la obra de Van Gogh son irresistibles para todos los que pasaron por la muestra y no es para menos: se trata de una belleza única.

Posterior a la sala principal está el espacio para mercadería, una de la cual conviene más sorprenderse que contar. Para aprovechar unas fotos finales antes de acabar la muestra, que tiene una duración de 90 minutos en la estancia, en ese espacio también hay una pequeña recreación de la habitación del autor.

“Es el sueño cumplido de llevar arte a todos”, dijo Andrés Naftalí, CEO de Primo Entertainment, en conversación con Viva. “Esto es para llevarle cultura a las personas y que no necesiten ir a Amsterdam o a Nueva York para gozar una de las obras más ricas y estimulantes que existen. Queremos que sea inolvidable”, agrega.

La muestra, que está disponible en el Centro de Eventos Pedregal, se presentaría inicialmente por un mes -desde este viernes 3 de junio-, sin embargo, la productora Primo Entertainment confirmó que las entradas se agotaron con rapidez y por ese motivo el recorrido multisensorial se amplió hasta el 31 de julio.

Las entradas pueden adquirirse a través de la plataforma eticket.cr. Los precios son los siguientes. El primero en la lista es el que se paga de martes a viernes y el segundo es el que corresponde a los boletos de sábado y domingo.

De 5 a 15 años: ₡8.800 (de martes a viernes)- ₡12.300 (sábado y domingo).

De 16 a 65 años ₡17.000 (de martes a viernes) -₡20.500 (sábado y domingo).

Personas mayores de 65 años: ₡14.600 (de martes a viernes) -₡17.000 (sábado y domingo).

Asimismo, hay dos entradas que cuentan con beneficios extras : el boleto Flex (con una flexibilidad de cuatro horas para entrar a la exhibición) tiene un precio de ₡29.300 (sábado y domingo ₡35.100) y la V.I.P, que incluye parqueo gratuito, souvenir, gafete, flexibilidad a la hora de la entrada y acceso diferenciado, tiene un valor de ₡35.100 (fines de semana ₡40.900).

Jorge Arturo Mora

Jorge Arturo Mora

Periodista de cultura y sociedad para Viva, Áncora y Revista Dominical.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.