Cine

Natasha antes de ‘Los Vengadores’

La actriz Scarlett Johansson habló con ‘El Comercio’ de Perú sobre la nueva película basada en la historia de la Viuda Negra.

Marvel Studios' BLACK WIDOW

Black Widow/Natasha Romanoff (Scarlett Johansson)

Photo: Film Frame

©Marvel Studios 2020

Mucho antes de que Capitana Marvel y La Mujer Maravilla rompieran récords de recaudación, se discutía la necesidad de darles más protagonismo a las superheroínas en el cine. La Viuda Negra, la única mujer que formaba parte de Los Vengadores en la taquillera cinta del 2012, era la elección natural para tener una película propia, pero su debut en solitario se fue postergando tanto que incluso Scarlett Johansson se puso en la piel de otra heroína “una muy atípica” en la menos mainstream Lucy (2014) de Luc Besson, antes de que Black Widow fuera una realidad.

El tiempo que ha tomado en hacerse esta película es algo que Scarlett Johansson considera jugó en favor del personaje. Además de ya no estar sexualizada al nivel de Iron Man 2 como criticó en un encuentro con la prensa durante el rodaje en Hungría, la actriz resalta que esta vez han decidido filmar porque “querían hacerlo” y no porque “tuvieran” que hacerlo, debido al boom del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU).

En una comunicación vía Zoom con el diario El Comercio de Perú, Johansson se refirió a la evolución que el MCU ha experimentado desde que ella se unió hace una década. “Cuando logras un éxito como el que el estudio Marvel tuvo con la primera película de Iron Man (2008), dar el siguiente paso puede ser intimidante, pero con el tiempo Kevin Feige se ha vuelto más seguro de sus instintos, porque tiene unos muy buenos”, explicó la actriz, que considera que uno de los principales aciertos del presidente y director creativo de Marvel Studios ha sido saber darles libertad a sus artistas.

“El estudio ha ido cediendo control y dejando que los artistas lleven sus historias y eso les ha funcionado. Creo que la película de la Viuda Negra es un reflejo de eso también. Dan un paso atrás y dejan que sus directores hagan películas que reflejen sus propias inquietudes. Cate Shortland dirige Black Widow y la hace una película de Cate Shortland, así es como se tiene que ver y ellos tienen confianza en eso, y toma tiempo tener confianza como para dejar que los artistas hagan su trabajo”, dijo Johansson de la cinta que, efectivamente, tiene un ritmo muy diferente a las otras historias de Marvel.

Una nueva generación

Si bien es una película de superhéroes, Black Widow tiene de drama, comedia y cinta de espías, pero también un tratamiento de escenas que se distingue de otras producciones del MCU; aunque no por ello el resultado deja de ser familiar. ¿Recuerdan la escena poscréditos de Los Vengadores comiendo un shawarma, sin nada de qué hablar, después de haber vencido a Loki y recuperado el Teseracto? Pues ahora veremos a Natasha Romanoff sentada a la mesa con sus padres y su hermana menor, igual de distanciados, fracasando al intentar seguir las convenciones de un momento de normalidad.

La figura de la familia de la Viuda Negra es muy importante en la película, pues, como nos explicó Johansson, tras la muerte de su personaje en Avengers: Endgame (2019), contar su historia en una siguiente fase del MCU ameritaba explicar por qué ella había llegado a ese momento en el que estaba en capacidad de sacrificar su vida por otros y para ello era necesario verla “resolver todos sus traumas” en esta historia.

Así, en esta película se contará por fin qué pasaba en la Habitación Roja, donde se desarrolló el programa Viuda Negra que convirtió a Natasha Romanoff en una asesina y espía de la KGB, y se presentará a un personaje que está llamado a tomar la posta de Johansson en el MCU: Yelena Belova, la hermana de Romanoff, interpretada por Florence Pugh.

Semillas para el futuro

La actriz británica, también en diálogo con El Comercio a través de una videollamada, explicó que quiso romper con los clichés al construir su personaje. “Yo me pregunté cómo puedo hacer para tomar distancia de lo que se espera que haga, cómo puedo añadir algo nuevo a este mundo (...) Creo que en mi carrera siempre he elegido y he querido interpretar personajes que no todos querrían, amo la idea de hacer agradable a alguien que no es agradable”, contó la nominada al Óscar en el 2020.

(L-R): Black Widow/Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) and Yelena (Florence Pugh) in Marvel Studios' BLACK WIDOW, in theaters and on Disney+ with Premier Access. Photo courtesy of Marvel Studios. ©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.

El personaje de Pugh permitirá conectar algunos cabos que quedaron sueltos en otras películas de Marvel: desde el qué pasó en Budapest hasta por qué llevaba un chaleco la Viuda Negra en Avengers: Infinity War.

“Kevin Feige ama las historias del pasado que conectan a los personajes uno con otro. Cuando mi personaje se puso ese chaleco en la película era realmente solo un cambio en su estilo, pero la mente de Kevin funciona de una manera tan maravillosa que ahora toma otro significado”, advirtió Johansson.

Y es que, como se explicó en el documental Marvel Studios, la creación de un universo del 2014, la fórmula más efectiva de una de las franquicias más exitosas del cine ha sido el saber plantar semillas para historias futuras, ampliar la relación de la audiencia con el personaje y luego seguir.

Black Widow se estrenó el 9 de julio en Disney+ bajo la modalidad de Premier Access, con un costo adicional al de la suscripción.

Este 2021, Marvel lanzará tres películas más: Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos, Eternals y Spider-Man: No Way Home.