Jorge Arturo Mora, AFP . 15 diciembre, 2019
Fotografía de 1961, cuando Anna Karina mantenía su relación con el director Jean Luc Godard. Foto: WikiCommons
Fotografía de 1961, cuando Anna Karina mantenía su relación con el director Jean Luc Godard. Foto: WikiCommons

La actriz Anna Karina, conocida por sus papeles en las películas de Jean-Luc Godard y una de las figuras de la Nueva Ola Francesa, murió el sábado en París a causa de un cáncer, a los 79 años.

Así lo anunció el domingo su agente a la agencia de noticias AFP.

Karina fue una actriz francesa de origen danés. La intérprete de rostro pálido y grandes ojos azulados rodó siete filmes con Godard, en aquel entonces su pareja, en los años sesenta. Además, realizó una carrera musical junto al legendario Serge Gainsbourg.

“Anna murió ayer en un hospital parisino víctima de un cáncer. Era una artista libre, única”, declaró a la AFP su agente, Laurent Balandras.

El marido de la actriz, el director estadounidense Dennis Berry, se encontraba con ella en el momento del fallecimiento, según su agente.

"Hoy el cine francés está huérfano. Pierde a una de sus leyendas", afirmó el ministro francés de Cultura, Franck Riester, en Twitter. La filmoteca francesa también expresó su "inmensa tristeza".

De su infancia en Dinamarca, entre una madre distante, una abuela fallecida demasiado pronto y un abuelo a quien adoraba, la actriz conservó una fragilidad a flor de piel.

Siendo todavía menor, viajó a París en autostop con la idea de convertirse en actriz. Rápidamente inició una carrera como modelo. Coco Chanel le cambió su verdadero nombre, Hanne Karin Bayer, por el de Anna Karina.

Godard la descubrió en una publicidad y le propuso un pequeño papel en A bout de souffle con Jean Seberg y Jean-Paul Belmondo, que ella rechazó.

El cineasta la volvería a llamar unos meses más tarde para ser la protagonista de El soldadito, un filme sobre la guerra de Argelia. Durante el rodaje surgió un romance entre ellos, que duraría varios años.

Juntos rodaron siete películas, entre ellas Una mujer es una mujer, con la que ganó el premio a la mejor interpretación en el festival de Berlín en 1962. También destacan Vivir su vida y el clásico Pierrot el loco, con Jean-Paul Belmondo.

La vida con Godard
Unas tijeras tomadas por Anna Karina provocan una escena inolvidable en 'Pierrot le fou'. Foto: Archivo
Unas tijeras tomadas por Anna Karina provocan una escena inolvidable en 'Pierrot le fou'. Foto: Archivo

En una entrevista con la AFP en 2018, la actriz habló de su relación con Godard.

"Nos quisimos mucho. Pero era complicado vivir con él", admitió. "Era alguien que podía decir 'voy a buscar cigarrillos' y luego volver al cabo de tres semanas. Era una época en que no había smartphone, ni contestadores".

Su relación estuvo marcada por un drama, la pérdida de un hijo que ella llevaba. La última vez que esta pareja mítica se vio, fue hace más de 20 años. Desde entonces, no hubo ningún contacto.

“Está en Suiza y no abre la puerta”, aseguró a la AFP. “No, no estoy triste. Es su vida, después de todo”.

Durante una década, Anna Karina siguió rodando otras películas, aunque siempre continuó siendo la musa de Godard. Trabajó con Jacques Rivette en La religiosa, pero no con Chabrol ni Truffaut, quienes fueron otros de los grandes directores de la Nueva Ola Francesa. “Yo era la mujer de Jean-Luc. Esto les daba sin duda un poco de miedo”, explicó más tarde.

En 1973, dirige su primer película, Vivre ensemble, una historia de amor entre drogas y alcohol. “Es un retrato de la época de mi juventud. Vi a gente a mi alrededor hundirse y morir”, declaró en su momento.

Después de Godard, Karina se casó con los cineastas Pierre Fabre y Daniel Duval y, en 1982, con el estadounidense Dennis Berry, con quien vivió hasta su fallecimiento.

Como cantante, tuvo un gran éxito en 1967 con Sous le soleil exactement de Serge Gainsbourg, un tema sacado del musical Anna, de Pierre Koralnik, pero sus apariciones en la gran pantalla siempre cobran un relieve especial cuando se trata de rememorarla.