Cine

Crítica de cine de ‘Spider-Man: Lejos de casa’: ¿Será este nuevo filme un bodrio arácnido?

He aquí un filme para adolescentes de liviandad comprobada y para adultos sin salir de la adolescencia

Peter Parker quiere darse sus vacaciones en Europa. Él añora los goces de Europa y, de paso, olvidarse de que también es el Hombre Araña. Igual, quiere aprovechar dicho paseo con sus compañeros para declararle su amor a la muchachita del caso.

Por eso es que ni lleva su uniforme. Por dicha su tía, de manera hacendosa, por ahí se lo guardó, porque lo va a ocupar. Es el sino de los superhéroes: los líos los persiguen, por lo menos en las películas. Esto es solo el comienzo del filme Spider-Man: lejos de casa (2019).

Los responsables de la hechura de esta nueva aventura “arañosa” estuvieron en el anterior filme: el director Jon Watts y los guionistas Chris McKenna y Erik Sommers.

Como paradoja, todo lo que fue virtud y habilidad en la anterior película, Spider-Man: De regreso a casa, aquí tan solo es simple remodelación improductiva.

Las críticas

Muchos críticos han sido duros con Spider-Man: lejos de casa, pero yo no lo hago por sumarme a la correntada. Incluso, un crítico de la calidad del argentino Emiliano Fernández, de Metacultura, resume su comentario con una frase contundente: “Un bodrio arácnido”.

Yo podría decir que es un mejunje o sancocho temático (conceptual) y que lo es también en su aspecto visual: lamento el desperdicio de los efectos especiales por computadora en un relato que tiende a repetirse a sí mismo a cada momento, tal la escasez de buenas ideas ahí presente.

De esa manera, el guion es tan solo una excusa para que la película se ejercite en el uso de la cámara y en los efectos especiales.

De paso, hay un gran descuido de la dirección de actores, como si estos estuviesen más en una farsa, por lo que el filme resulta ser comedia barata con adolescentes a bordo y para muchachos nada exigentes (de paso, sirve para los adultos que aún no salen de la adolescencia, justo es decirlo).

Spider-Man: lejos de casa es un arroz con mango que, válganme los dioses, hasta se atreve a tener secuencias surrealistas para alcanzar su pose de filme vanguardista (suena más a pedantería), mientras el Hombre Araña debe enfrentarse a los Elementales en combates sin imaginación.

De lo peor de este filme es la personalidad del antagonista, es cierto, porque pusieron a hacer el ridículo al buen actor Jake Gyllenhaal, amén de que cansa tanta referencia al mundo Marvel y a Tony Stark (Iron Man): “argumentum ad nauseam”. Hasta Nick Furia nos resulta empalagoso: el actor Samuel L. Jackson necesita un descanso urgente.

Tanto la pseudotrama como sus personajes se pasan corriendo sin ton ni son, como pollos descabezados, e igual vuela el Hombre-Araña por los aires, sin telaraña que lo aquiete. Así anda la música: cansa, y no solo a los oídos, sino a todo el cuerpo.

Spider-Man: lejos de casa es una de esas películas sin contenido alguno que el maestro del cine, el gran director Robert Bresson, consideraba un fracaso por la desproporción irrisoria entre sus inmensas posibilidades y el resultado.

Ficha técnica

  • Título original: Spider-Man: Far From Home
  • Estados Unidos, 2019
  • Género: Fantástico
  • Director: Jon Watts
  • Elenco: Tom Holland, Jake Gyllenhall, Zendaya
  • Duración: 129 minutos
  • Cines: Nova, Cinépolis, San Pedro, Cinemark, CCM, Studio, Citi
  • Calificación: Una estrella ( * ) de cinco posibles