Kimberly Herrera, Agencia AP. 13 marzo, 2019
Lori Loughlin fue acusada por sobornar a las universidades para que sus hijas Olivia Jade Giannulli (izquierda) e Isabella Rose Giannull estudiaran allí. Foto: AP.
Lori Loughlin fue acusada por sobornar a las universidades para que sus hijas Olivia Jade Giannulli (izquierda) e Isabella Rose Giannull estudiaran allí. Foto: AP.

La actriz Lori Loughlin, estrella de Tres por tres (Full House) se entregó la mañana de este miércoles al FBI de Los Ángeles tras ser acusada de sobornar a entrenadores deportivos y otros empleados de la Universidad del Sur de California para ayudar a que sus dos hijas Olivia Jade Giannulli e Isabella Rose Giannulli estudiaran allí.

Según explicaron los fiscales, tanto Loughlin como su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, pagaron cerca de $500,000 para que sus dos hijas formaran parte del equipo de canotaje de la universidad, pese a que ninguna de ellas tiene experiencia en ese campo.

De acuerdo con los medios internacionales, la estrella de Full House será recibida en audiencia esta tarde por las autoridades judiciales de ese país donde deberá rendir las explicaciones del caso.

“Ella está bajo custodia en el Centro de Detención Metropolitano y se espera que comparezca ante un juez federal en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en el centro de Los Ángeles”, dijo la portavoz del FBI, Laura Eimiller a Fox News.

En un principio, las agencias de noticia habían informado de que la actriz estaba detenida desde ayer, pero al parecer Loughlin se encontraba filmando en Vancouver, Canadá este martes, cuando se dieron a conocer los hechos, pero informó de que viajaría ayer mismo a California para ponerse a disposición de las autoridades. En tanto, su esposo Giannulli, quedó en libertad este mismo martes al pagar una fianza de $1 millón.

Luego de que se destaparan los hechos, la actriz de Full House optó por eliminar todas sus redes sociales y desaparecer del plano mediático. Mientras que sus hijas han estado siendo objeto de un sin fin de críticas en esas plataformas.

Loughlin y su esposo no han sido los únicos nombres que destacan en la lista de unos 30 padres de familia que han sobornado a las autoridades estudiantiles para conseguir que sus hijos puedan ingresar en las universidades de élite del país.

Felicity Huffman, ganadora del Emmy como estrella de la serie Esposas desesperadas, también fue arrestada este martes por el mismo delito, sin embargo, quedó en libertad después de pagar una fianza de $250.000. Su esposo, el también actor William H. Macy, asistió ayer a la audiencia, sin embargo, aún no sido nombrado dentro de la investigación.

Felicity Huffman quedó en libertad tras cancelar una fianza de $250,000 y comparecer ante un tribunal federal en Los Ángeles. A su salida fue recibida por fotógrafos y periodistas. AFP
Felicity Huffman quedó en libertad tras cancelar una fianza de $250,000 y comparecer ante un tribunal federal en Los Ángeles. A su salida fue recibida por fotógrafos y periodistas. AFP

“Estos padres son un listado de ricos y privilegiados” , dijo el fiscal federal Andrew Lelling a la agencia AP.

Como parte de esta investigación también fueron arrestados al menos nueve entrenadores deportivos y 33 padres.