Tecnologías confiables y baratas harán posible añadirlas a dispositivos

Por: Monserrath Vargas L. 1 febrero, 2017
Soluciones biométricas permiten brindar más seguridad a los datos de las personas.
Soluciones biométricas permiten brindar más seguridad a los datos de las personas.

Así como hoy resulta impensable un teléfono sin cámara frontal, incluso en los modelos de celulares más económicos, para el final de la década, la autenticación con huella digital estará presente en estos y otros dispositivos, aseguró Deloitte en su informe anual de Predicciones de tecnología, medios y telecomunicaciones (TMT).

Específicamente, para este 2017, se estima que mil millones de aparatos incorporarán por primera vez este tipo de autenticación, principalmente los celulares y tabletas.

Aunque la incorporación de estas alternativas se ha venido observando desde hace tres años en smartphones premium, durante este año, se introducirá cada vez más a los teléfonos inteligentes de rango medio.

A partir de este panorama, el TMT vaticina que en promedio se usará el sensor de huella digital para ingresar a los dispositivos unas 30 veces al día, unos 10 millones de billones de veces al año.

¿Por qué el cambio?

Desde el informe del 2016, ya Deloitte apuntaba a que las técnicas tradicionales de identificación iban a cambiar por dos razones: "primero, por un tema de seguridad. Uno lo observa en las noticias frecuentemente, usar palabras claves es cada vez menos seguro, porque hay una inteligencia suficiente para romper esas protecciones y también porque el ser humano no tiene mucha imaginación en el uso de palabras así", comentó Gilles Maury, Gerente de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte .

Asimismo, se proyecta que para el año 2020 los usuarios tendrán en promedio 200 cuentas en línea, lo que hará muy difícil para ellos recordar contraseñas fuertes y así poner a salvo sus datos.

Además, este tipo de soluciones biométricas, es decir, aquellas que miden datos biológicos únicos para identificar a las personas y resguardar sus informaciones e intereses, tornan más sencillo el frecuente uso que estas hacen del celular.

"La implementación de identificación biométrica en dispositivos de nueva generación es un paso adelante a la hora de mejorar la seguridad, lo cual no quita que debe acompañarse de otras medidas complementarias", aclaró Camilo Gutiérrez, Jefe de Laboratorio de Investigación para Latinoamérica de la firma ESET.

Según Gutiérrez, utilizar las características personales hace más robustos los mecanismos de protección, sin embargo, dentro de las desventajas de este tipo de sistemas se encuentra lo complejo de las implementaciones y lo costoso que pueden resultar.

"Obviamente, como pasa en tecnología, estas barreras son escalables y es solo cuestión de tiempo hasta que se optimicen y sean accesibles para todos", aseguró.

Éxito de la biometría

Rodolfo Castro, gerente de Ingeniería para Fortinet Centroamérica explicó que: "En el caso de la biometría, la ventaja puede resumirse en una palabra: conveniencia, por el hecho que deja de hacerse necesario recordar 20 contraseñas distintas. En este sentido, cualquier tipo autenticación por biometría es exitosa, porque las partes del cuerpo no cambian ni se olvidan".

Sobre este punto, Gilles Maury de Deloitte aseguró que, justamente una de las razones por las que los dispositivos móviles echarán mano de este tipo de autenticación en el 2017 es debido a que ya existen tecnologías confiables y baratas para incorporarlas en los dispositivos.

Desde el punto de vista de la ciberseguridad resultará conveniente mezclar la autenticación de huella digital con otros tipos de identificación. "Los usuarios juegan un rol muy importante en la protección de sus datos, porque deben ser conscientes de cómo usar los dispositivos y de dónde guardan información sensitiva", afirmó.

Castro, de Fortinet, también recomendó buscar opciones de doble y hasta triple autenticación para la información sensible.

Los sistemas de doble autenticación son aquellos que se basan en dos de tres factores que existen para validar al usuario, aclaró Camilo Gutiérrez de ESET.

"Algo que el usuario sabe (conocimiento), como una contraseña; algo que el usuario tiene (posesión), como un teléfono o token que le permite recibir un código de seguridad o bien, algo que el usuario es (inherencia), o sea, una característica intrínseca del ser humano, huellas dactilares, iris, etc.", concluyó Gutiérrez.

Etiquetado como: