El Ceatec es la Exhibición Combinada de Tecnologías Avanzadas. Se trata del evento de electrónica de consumo más grande de Japón.

 8 octubre, 2015
1 k Hace tres semanas, Martin Kelterborn desarmó la mecánica del piano para poder trabajarla por partes. El instrumento de media cola, comprado en 1977. 2 k Las cuerdas viejas del piano estaban muy oxidadas debido a la humedad. 3 k Los martillos –piezas que percutan las cuerdas del piano– viejos del instrumento fueron totalmente reemplazados. 4 k Kelterborn instaló un micro taller para poder reparar el instrumento. Él traía piezas originales de la casa Steinway de Hamburgo y muchas de sus herramientas. 5 k Aquí, junto a las clavijas, las cuerdas recién instaladas se ven relucientes. Esto fue durante la segunda semana de trabajo. 6 k En esa segunda semana, en el lecho de los martillos, se notaba que algunas piezas fueron reemplazadas; la más oscura es la vieja y el resto son nuevas. 7, 8 y 9 k Después de muchos días de trabajo intenso y minucioso, el especialista comenzó a probar el mecanismo del piano ya con las nuevas piezas incorporadas. 10 k Después de 22 días, Kelterborn concluye “la cirugía” en el piano del Salón Dorado. Afirma que el paciente salió bien de la operación, pero será hasta dentro de unas semanas que se pueda volver a dar un concierto con él. | CREDITO DE FOTO
1 k Hace tres semanas, Martin Kelterborn desarmó la mecánica del piano para poder trabajarla por partes. El instrumento de media cola, comprado en 1977. 2 k Las cuerdas viejas del piano estaban muy oxidadas debido a la humedad. 3 k Los martillos –piezas que percutan las cuerdas del piano– viejos del instrumento fueron totalmente reemplazados. 4 k Kelterborn instaló un micro taller para poder reparar el instrumento. Él traía piezas originales de la casa Steinway de Hamburgo y muchas de sus herramientas. 5 k Aquí, junto a las clavijas, las cuerdas recién instaladas se ven relucientes. Esto fue durante la segunda semana de trabajo. 6 k En esa segunda semana, en el lecho de los martillos, se notaba que algunas piezas fueron reemplazadas; la más oscura es la vieja y el resto son nuevas. 7, 8 y 9 k Después de muchos días de trabajo intenso y minucioso, el especialista comenzó a probar el mecanismo del piano ya con las nuevas piezas incorporadas. 10 k Después de 22 días, Kelterborn concluye “la cirugía” en el piano del Salón Dorado. Afirma que el paciente salió bien de la operación, pero será hasta dentro de unas semanas que se pueda volver a dar un concierto con él. | CREDITO DE FOTO

Chiba, Japón. AFP. Zapatos que analizan el tipo de marcha, un teléfono inteligente que vigila el contorno de una barriga, un espejo que detecta un mal aspecto o una cama que registra parámetros físicos: el salón de electrónica Ceatec, cerca de Tokio, pone la tecnología al servicio del cuerpo.

“Las suelas de los zapatos están dotadas de un acelerómetro, captores de presión y de un captor de torsión, que permiten analizar al detalle el tipo de marcha”, explicó la empresa Fujitsu, que creó el concepto del calzado.

Los datos recogidos son transmitidos vía inalámbrica a un teléfono inteligente y luego enviadas en un servidor a distancia.

En el caso de la empresa Kyocera, sus investigadores se han interesado en los estómagos, y más particularmente en la grasa de su interior: ahí también los sensores hacen el trabajo.

Ellos concibieron una aplicación que utiliza el girocaptor de un smartphone para establecer una medida de la cintura al recorrer con el teléfono el abdomen en un giro de 180°, a partir del ombligo. La app deduce la forma del vientre y su composición.

Estos parámetros forman parte de los considerados como reveladores de buenas o malas costumbres vitales (alimentación excesiva, insuficiente actividad, etc.), a las cuales las autoridades niponas están prestando especial atención. El 30% de los gastos médicos de los japoneses están destinados a tratamientos de enfermedades como la hipertensión arterial, diabetes o hiperlipidemia, vinculados a un tipo de vida inapropiado.

Es la misma idea “médica” que está detrás de la creación de la cama analizadora de parámetros corporales (temperatura, masa, etc.), de Panasonic.

Gracias a varios sensores, las imágenes proyectadas al techo, el aire acondicionado, el dispositivo audio o la luminosidad se adaptan automáticamente en función del biorritmo humano.

Panasonic también imaginó un espejo que detecta un mal aspecto y propone un maquillaje adaptado al rostro de cada persona de la familia, que es reconocido de forma inmediata.

Etiquetado como: