Eillyn Jiménez B., Keyna Calderón, corresponsal GN. Hace 6 días

(Video) Víctima de abuso sexual cuenta lo ocurrido

"Venía caminando y empujando el coche con mi hijo, de seis meses, y mi hija de 11 años venía en bicicleta. Cuando me di la vuelta para meter el coche en la acera de mi casa, un infeliz, porque no sé cómo llamarlo, me susurra al oído ‘¡qué rico!’ y me mete la mano debajo del vestido.

“Me volví y lo enfrenté, le dije: ‘¿Qué le pasa imbécil? y lo que hizo fue sacar un arma que andaba, me asusté mucho y empecé a gritar. Mi esposo salió y lo persiguió, pero no logramos encontrarlo”.

Karla Vanessa Garro Quirós describió así lo que vivió este miércoles por la mañana, frente a su casa, en San Francisco de Cartago, cuando un sujeto que iba en bicicleta cometió tal abuso sexual contra ella.

A diario, ella sale a asolear a su bebé y mientras tanto cuida a su hija, quien da vueltas en bicicleta por el barrio.

Precisamente, esta mañana aprovechó la salida para ir a sacar unas fotocopias cerca del Estadio José Rafael Fello Meza y, a su regreso, a segundos de ingresar a su casa, un hombre delgado pasó en bicicleta y le metió la mano bajo el vestido.

Los hechos fueron captados por las cámaras de varias casas, por lo que, con esos videos, acudió a la 1 p. m. a poner la denuncia al Tribunal Penal de Cartago.

Garro considera inconcebible que ya ni en el portón de su vivienda se pueda sentir segura y cree que es una lucha de todos el combatir los abusos sexuales.

“La verdad, es indignante, frustrante e increíble. ¿Cómo puede ser posible que nosotras no podamos andar ni a las 9 a. m. en vía pública con nuestros hijos porque debemos tener miedo de que alguien nos vaya a tocar, de que alguien vaya a abusar de nosotras? No tengo palabras para describirlo”, manifestó la mujer, en entrevista con La Nación.

En caso de tener algún detalle sobre el sospechoso del abuso sexual, se puede comunicar al 9–1–1 o al 800-8000-645.

Esta es la primera vez que una situación así ocurre en San Francisco, al menos que ella recuerde, y lamentó que ahora su hija tema salir.

“No tenemos por qué quedarnos calladas, no es culpa de nosotras, ni de si andamos con ropa corta o larga, de si somos flacas, gordas, eso no importa, la sociedad está mal y el que me hizo esto es un depravado, un degenerado, esto se tiene que acabar ya”, recalcó.

"Esto tiene que parar, es necesario que las autoridades nos escuchen, nos cuiden, nos protejan. No puede ser que yo, con mis dos hijos, salga y llegue un asqueroso y haga esto (...).

Aunque dijo que no lo podía asegurar, Garro cree que el sujeto que la tocó ha pasado ya varias veces por el barrio. Lo que más le molesta es que el hombre sacara un puñal cuando ella reaccionó.

Luego de los hechos, la mujer, de 29 años, agradeció el apoyo de sus vecinos y espera que pronto la Policía dé con el sospechoso.

Agregó que seguirá con el proceso judicial hasta las últimas consecuencias porque cree que solo así se puede combatir lo ocurrido.

Por su parte, Jafet Josué Sanabria Martínez, esposo de la víctima, dijo sentir impotencia por no haber podido alcanzar al sospechoso.

Él se encontraba descalzo y, apenas escuchó el llamado de auxilio, salió en medias.

“Esto no es de hoy, es de todos los días y es hora de que se haga justicia. Cuando vi el reflejo de los ojos de ellas (la esposa y la hija) me sentí muy mal”, afirmó Sanabria.

Karla Garro acudió a la 1 p. m. a poner la denuncia en el Tribunal Penal de Cartago junto a su esposo Jafet Sanabria. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Karla Garro acudió a la 1 p. m. a poner la denuncia en el Tribunal Penal de Cartago junto a su esposo Jafet Sanabria. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Operativo para capturar a sospechoso

Después de los hechos, la Policía recibió un reporte y desplegó un operativo en Cartago centro, con el objetivo de detener al sujeto.

Se trata de un individuo de contextura delgada, quien andaba con jeans, camisa azul y gorra beige. Se desplazaba en una bicicleta.

“Recibimos la alerta y las unidades iniciaron la búsqueda. Le pedimos a la ciudadanía que, por favor, informe si esta persona pertenece a su comunidad. Les pedimos la colaboración para dar con su paradero”, afirmó Ericka Madriz Chinchilla, directora regional de la Fuerza Pública de Cartago.

El viceministro de Seguridad Pública, Eduardo Solano Solano, también hizo un llamado para que, en caso de tener alguna información sobre el individuo, se alerte al 9-1-1.

En tanto, la Fiscalía Adjunta de Cartago indicó que “al conocer el video, este despacho le ordenó al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) abrir una investigación sobre los hechos”.

Esa entidad también recibe reportes confidenciales sobre el caso al 800-8000-645 o al número de WhatsApp 8800-0645.

Las autoridades destacaron la importancia de denunciar estos actos, ya que así se puede seguir un proceso judicial que permita sentar responsabilidades contra los autores de ataques sexuales.

(Video) Mujer fue tocada por hombre en Cartago

Reproche social

Lo ocurrido este miércoles desencadenó una serie de reacciones de diversas instituciones y personas.

El Instituto Nacional de las Mujeres de Costa Rica (Inamu), por ejemplo, ofreció a Garro apoyo legal y psicológico por lo ocurrido.

Desde la institución, repudiaron el hecho y aseguraron que es una muestra de “la visión que tiene la sociedad machista de las mujeres como objeto sexual”.

“Esto nos demuestra cómo la violencia machista pasa por encima de cualquier cosa. No le importa que sea en la calle, que haya menores (...). Este hombre simplemente pasó y sintió que tenía el derecho y el poder para abusar de la manera que lo hizo, lamentamos la situación”, manifestó Marcela Arroyave Sandino, vocera del Inamu.

Mario Redondo Poveda, alcalde de Cartago, se sumó al sentimiento de indignación por los hechos y dijo que la Policía Municipal apoyará las labores para tratar de detener al responsable.

Detalló que, tanto en este caso como en otros, van a perseguir a los sospechosos, ya que son hechos que no se pueden pasar por alto.

"Hemos venido articulando la construcción de una estrategia para combatir el abuso, para que nuestras mujeres anden con libertad y paz, sin temor de que un malhechor pretenda hacerles daño (...).

“También, queremos coordinar y unir esfuerzos, no solo policiales, sino desde el ámbito de la formación”, afirmó Redondo.

Carolina Hidalgo Herrera, diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), también condenó la acción en su cuenta oficial de Twitter y dijo que es una situación que se sufre “todos los días, en todo lugar y a toda hora”.

“Lo sufrimos independientemente de cómo andemos vestidas. Basta ya del acoso y abuso sexual callejero”, sentenció la legisladora.

Caso similar

El pasado 17 de agosto, Weynin Ariel Céspedes Pérez, de 24 años, se dirigía a un gimnasio ubicado a un kilómetro de su casa, en Bajo Rodríguez de Ángeles de San Ramón, Alajuela, cuando fue víctima de abuso sexual.

Un video de las cámaras de seguridad del Súper El Cruce fue clave para que dos jóvenes fueran detenidos como sospechosos del delito y, posteriormente, se les impusieran medidas cautelares.

Actualmente, los sujetos, de apellidos Castro López (19 años) y Marín Arias (20), tienen prohibición de ingresar a Bajo Rodríguez, deben mantener un domicilio fijo, no amenazar, perturbar o mantener algún contacto con la ofendida o testigos, así como tampoco realizar comentarios en redes sociales sobre este caso.

Ellos fueron aprehendidos después de que la víctima los denunciara por abuso sexual, debido a que el conductor del vehículo disminuyó la velocidad y, en ese instante, su acompañante sacó medio cuerpo del auto y le tocó los glúteos a Céspedes.

En entrevista con La Nación, la muchacha narró que en algún momento pensó en contarlo solo para desahogarse, ya que no sabía si le creerían.

Información actualizada a las 7:32 p. m. con más detalles.