Eillyn Jiménez B.. 21 agosto

(Video) Testimonio de víctima de abuso sexual

“Con lo de la pandemia nos dan cita en el gimnasio para ir, a mí me corresponde a las 8 a. m. y ese día (el 17 de agosto anterior) iba tarde. Cuando pasé por el Súper El Cruce, en Bajo Rodríguez, un carro se me acercó, un hombre sacó la mano y me nalgueó.

“Me asusté mucho, avancé unos metros y cuando paré me dije: ‘Dios mío, ¿qué me pasó?‘, pero como nadie había visto y no venían otros carros pensé que nadie me iba a creer si decía algo, entonces solo quería contarle a alguien para desahogarme”.

De esa forma resumió Weynin Ariel Céspedes Pérez, de 24 años, lo que vivió el lunes pasado, cuando fue víctima de abuso sexual mientras se dirigía en bicicleta a un gimnasio ubicado en Bajo Rodríguez, en Ángeles de San Ramón, Alajuela.

A diario, ese kilómetro era su recorrido, pero después de la mala experiencia que tuvo, ha dejado de ir a ejercitarse por miedo.

Su caso trascendió después de que un video se hizo viral en redes sociales, y que fue divulgado con el objetivo de dar con los responsables de la agresión sexual a la muchacha.

Precisamente, este jueves dos jóvenes de apellidos Castro López (19 años) y Marín Arias (20) fueron detenidos como sospechosos de los hechos y, contra ellos, la Fiscalía Adjunta de San Ramón informó de que solicitará medidas cautelares.

Tras las capturas realizadas por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Weynin Céspedes aseguró este viernes a La Nación que espera que los sujetos sean castigados según lo estipula la ley, para que el caso siente un precedente y las personas aprendan a respetar.

“Espero que les den su castigo y que aprendan, para que así aprendan muchos más. Es algo muy feo para nosotras las mujeres, esto nos marca muy, muy feo”, afirmó.

Además, invitó a las víctimas a denunciar, pese a que reconoce que ella, inicialmente, pensó en que la gente dudaría de su testimonio.

Para la ciclista, acudir a las instancias judiciales es la mejor herramienta ante un caso de abuso sexual.

“Si pueden denunciar, háganlo sin ningún temor. No podemos seguir permitiendo que estas cosas pasen, necesitamos que la gente aprenda, que respeten, tanto los hombres y como cualquier otra persona, porque puede pasar a la inversa, pero lo importante es defenderse”, manifestó.

Video clave

En el caso de Céspedes, el obtener el video fue un paso fundamental, ya que le permitió aportarlo como prueba a la hora de plantear la denuncia.

Asimismo, ella buscó otras grabaciones para poder obtener la placa del vehículo en el que viajaban sus agresores, pero con ese paso no tuvo éxito.

“Cuando salí de entrenar y me devolví a mi casa iba muy asustada, pero al llegar me puse a trabajar un rato. Ya en la tarde fui al súper a ver si tenían el video en el súper, ellos me lo facilitaron, pero no salía la placa. Seguí buscando cámaras a ver si ubicaba la placa, pero nadie me ayudó con eso; sin embargo, el martes en la tarde fui a poner la denuncia”, explicó.

Añadió que desde el pasado lunes 17 de agosto no ha vuelto al gimnasio, pero espera poder hacerlo pronto.

“El día siguiente no fui al gimnasio porque me dio miedo, ayer (jueves) no fui y hoy (viernes) tampoco, es complicado luego de lo que ocurrió, pero la vida tiene que continuar y espero poder regresar”, puntualizó la muchacha.

Los sospechosos fueron identificados con los apellidos Marín y Castro. Foto: OIJ para LN
Los sospechosos fueron identificados con los apellidos Marín y Castro. Foto: OIJ para LN
¿A qué se exponen los responsables?

Castro y Marín, quienes trabajan en supermercados de La Fortuna y Ciudad Quesada, en San Carlos de Alajuela, se exponen a penas de entre dos y seis años de cárcel.

El artículo 162 del Código Penal explica que será sancionado con prisión a “quien de manera abusiva realice actos con fines sexuales contra una persona mayor de edad”.

Destaca ese mismo apartado, que cuando el sospechosos se aprovecha de “la vulnerabilidad de la persona ofendida” se puede ser más severo.

La audiencia de solicitud de medidas cautelares en contra de estos muchachos no ha sido fijada por el Juzgado Penal de San Ramón, el cual escuchará a las partes y tomará una decisión.

A criterio del Ministerio Público, “se cree que los imputados aprovecharon que la ofendida viajaba en una bicicleta al lado del vehículo”, para que uno de ellos le tocara los glúteos, después de que el conductor disminuyera la velocidad.

Juan Pablo Calvo Salas, jefe del OIJ de San Ramón, detalló que para dar con los sujetos se hicieron una serie de diligencias de investigación, las cuales permitieron su identificación y ubicación.

(Video) Jefe del OIJ se refiere a captura de sospechosos