Seguridad

Reos en cuarentena: brote de paperas obliga a cerrar puertas de cinco cárceles por próximos 14 días

Hasta hoy, hay 109 casos de parotiditis, de los cuales 36 están en aislamiento. Por ordenes sanitarias, quedan prohibidas las visitas de terceros y los traslados de reos

El Ministerio de Justicia y Paz cerró las puertas de cinco de las 20 cárceles del país debido a un brote de paperas que afecta a la población penitenciaria desde hace un par de semanas.

La decisión, que se extiende hasta el 25 de setiembre, fue tomada debido a que el Ministerio de Salud emitió órdenes sanitarias.

Las visitas están prohibidas en las prisiones Gerardo Rodríguez y en La Reforma, en Alajuela; en la Carlos Luis Fallas, en Pococí; en la Antonio Bastida de Paz, en Pérez Zeledón; y en la Marcus Garvey, en Limón.

Pero la medida no solo incluye las visitas de terceros, sino que también quedan suspendidos los traslados de privados de libertad a otros centros o a eventuales audiencias judiciales.

Hasta el momento, según datos de Justicia, hay 109 casos de parotiditis en esos centros, de los cuales 36 están en aislamiento.

Además de aislar a los enfermos, tanto Justicia como la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), implementan medidas preventivas como la desinfección de superficies y el seguimiento a los esquemas de vacunación tanto del personal, como de los reclusos.

La doctora Dixiana Alfaro, jefa nacional de Servicios de Salud del Instituto Nacional de Criminología (INC), las áreas médicas de las cárceles “intensificaron la vigilancia de manera que puedan detectar, tratar y aislar los enfermos en caso de que así se requiera, además de informar de inmediato y obligatoriamente al Ministerio de Salud para la respectiva prevención”.

Las paperas o parotiditis son provocadas por un virus. Se trata de una enfermedad contagiosa que provoca una inflamación dolorosa de las glándulas salivales (las parótidas) que puede venir acompañada de fiebre.

Se transmite de una persona a otra por medio de secreciones de la nariz o la boca, por ejemplo un estornudo, y también al tocar artículos contaminados con saliva infectada.

El periodo de incubación ronda entre 12 y 25 días y por ello el control en los centros penitenciarios debe persistir hasta que concluya el periodo de transmisibilidad.

Los primeros casos de paperas en cárceles fueron reportados a la prensa el pasado 5 de setiembre.

En aquel momento, el director de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de Salud, Rodrigo Marín, confirmó que la situación en las cárceles era atípica, pues los casos de parotiditis no son tan frecuentes en el país.

Por ejemplo, citó que en Costa Rica, en los últimos cinco años, se registran apenas unos 100 casos. Sin embargo, de acuerdo con los datos de Justicia, en cuatro meses en las cárceles se superó el centenar de pacientes.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.