Seguridad

Policía localiza con algunas lesiones a joven de 23 años reportada como desaparecida en Tucurrique

Mujer apareció, la madrugada de este jueves, en barrio Los Ángeles de Cartago; primero la llevaron a valoración al Hospital Max Peralta y luego fue entrevistada por fiscales

Poco antes de las 5 a. m. de este jueves, oficiales de la Fuerza Pública localizaron en barrio Los Ángeles de Cartago, a una joven de 23 años que había sido reportada como desaparecida poco después del mediodía del martes, cuando salió de una casa en Tucurrique de Jiménez.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó el hallazgo, al tiempo que comunicó que la mujer, de apellido Gamboa, fue llevada para que recibiera atención médica en el Hospital Max Peralta, pues al parecer presentaba algunas lesiones.

Luego, cerca de las 8 a. m., la trasladaron hasta las oficinas de los Tribunales de Cartago, donde la entrevistaron funcionarios de la Fiscalía Adjunta. El objetivo era conocer pormenores de lo sucedido. El OIJ comunicó que, debido a que el caso está en investigación, no se darían más detalles.

La denuncia sobre la desaparición la interpuso la madre de la joven, el martes a las 7 p. m. en el OIJ de Turrialba.

La joven está casada y vive con su pareja en El Cairo de Siquirres, Limón, empero este martes estaba de visita en Tucurrique en casa de la mamá.

En una publicación del periódico La Teja, del Grupo Nación, el esposo de Gamboa dijo: “Lo que sabemos es que ella salió caminando a sacar unas copias en una fotocopiadora que esta a unos trescientos metros de la casa, en Pollo Crispy, ahí hay una soda y un lugar para sacar copias.

“Ella me decía que quería hacer un curriculum porque quería trabajar para ayudarme”, pero no se supo más de ella.

El esposo también comentó que hace cinco años Gamboa fue raptada por unas horas por el exnovio y que al día siguiente la dejaron en la casa.

Incluso mencionó que, el jueves 18 de febrero, el excompañero le mandó unos mensajes en los cuales amenazaba la vida de su compañera. “Me dijo que le iba a pasar lo mismo que a Allison Bonilla, que él sí tenía (...) para picarla”, dijo el hombre a los periodistas de La Teja.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.