Katherine Chaves R., Aarón Sequeira. 3 octubre, 2016
La balacera ocurrió alrededor de las 4:30 p. m., luego de que aparentemente dos sujetos motorizados llegaron a ajustar cuentas con otro hombre y empezaron a disparar en los alrededores de la playa de Cieneguita.
La balacera ocurrió alrededor de las 4:30 p. m., luego de que aparentemente dos sujetos motorizados llegaron a ajustar cuentas con otro hombre y empezaron a disparar en los alrededores de la playa de Cieneguita.

El ministro de Seguridad, Gustavo Mata, afirmó que renunciará a su cargo si los diputados no aprueban el impuesto a las personas jurídicas, el cual se destinaría a financiar principalmente esa cartera.

El jerarca anunció su eventual dimisión la mañana de este lunes, en una conferencia de prensa en la que se dieron detalles sobre una balacera que dejó cuatro muertos (dos mujeres, una adolescente y un hombre) en Cieneguita, Limón, este domingo.

Mata aseguró que dicho incidente se pudo evitar si hubiese tenido más policías en esa zona. Agregó que la falta de presupuesto no le permite contar con esos refuerzos.

Sostuvo el jerarca que, si el impuesto a las sociedades anónimas se aprueba, su cartera podría contratar el recurso humano necesario para combatir este tipo de incidentes.

"Este país debería tener 18.000 policías para poder enfrentar la delincuencia actual. Por cada 100.000 habitantes deberíamos tener 300 policías. Ya tengo trillo en la Asamblea Legislativa, donde he presentado la incidencia criminal y el fenómeno que afrontamos. He ido y suplicado para que den recurso y no lo han hecho.

— Gustavo Mata Vega (@gustavomatacr) 3 de octubre de 2016

"He decidido que, si en término de 30 días no se aprueba el presupuesto, presentaré mi renuncia al señor presidente (Luis Guillermo Solís). Ya es demasiado pedir por este país. Señores diputados, les ruego que aprueben el presupuesto. Hay que apoyar al OIJ (Organismo de Investigación Judicial) para crear un departamento especializado de crimen organizado", manifestó Mata.

El ministro estimó que le hacen falta cerca de 3.000 oficiales para poder cubrir todo el país.

'Algunas modificaciones'. Según el artículo 10 del proyecto 19.818, un 90% de los recursos provenientes de la recaudación del impuesto a las personas jurídicas será destinado al Ministerio de Seguridad Pública.

Empero, en la normativa propuesta se aclara que ese dinero no podrá ser utilizado para "el pago de remuneraciones, horas extra, viáticos y transporte al interior o exterior del país, servicios de gestión y apoyo".

Precisamente, existe una moción en la Comisión de Asuntos Hacendarios, firmada por legisladores del Partido Acción Ciudadana (PAC), Liberación Nacional (PLN), la Unidad Social Cristiana (PUSC) y el Frente Amplio, que busca autorizar al Ministerio de Seguridad Pública para que pueda crear 1.000 plazas policiales, por una única vez, con el dinero proveniente de este impuesto.

"Cuando me piden el criterio, hablo de que al no tener posibilidad de crecimiento presupuestario ordinario y al ver la situación que enfrentamos de falta de policía a nivel nacional, habría que recurrir al presupuesto de sociedades anónimas. En aquel momento, el objetivo era que se nos dejara coger de ese rubro para crear, mínimo, 1.500 plazas nuevas para oficiales. Ahora hablo de 3.000 policías más.

"Es el cambio que se le haría y, luego, la idea es que se apruebe. Si no se hacen esas modificaciones, esa plata solo sería usada para el desarrollo estructural y para la logística. ¿Qué hago con tener delegaciones abiertas si no tengo policías? Ahorita tengo motos paradas por falta de efectivos. El tema es delicado", aseveró Mata.

Pese a ello, Otto Guevara, diputado del Movimiento Libertario y quien prometió en setiembre hablar más de 100 horas en la Comisión de Asuntos Hacendarios para impedir la aprobación del tributo sobre las sociedades, enfatizó que el proyecto en trámite no permite la contratación de efectivos.

"Lo que le digo (a Mata) es que mejor agarre sus chunchitos y se vaya hoy mismo. Ese proyecto no va a ser aprobado en los siguientes 30 días.

"Además, lo mando a leer el proyecto, porque el que tenemos para votación establece cuál es el destino de esos fondos y es para mejorar la infraestructura de las delegaciones policiales y para mejoramiento de equipo", apuntó Guevara, quien tiene pendiente cerca de 95 horas de mociones.

Por su parte, Rosibel Ramos, diputada del Partido unidad Social Cristiana (PUSC), aseveró que ve "complicado" aprobar ese proyecto debido a que su bancada pretende hacerle algunas variaciones.

"Hay algunos puntos que hemos pedido conversar con el Gobierno, la única persona que se ha acercado es el viceministro de la Presidencia (Luis Paulino Mora). Hemos externado nuestra posición, pero estamos esperando que decidan. Ese es el problema: esperar decisiones de este Gobierno", reprochó.

Ramos también criticó la forma de actuar del ministro. "A Mata lo respeto mucho, pero me parece que se equivocó al amenazar de esa manera a los diputados. Yo, por lo menos, soy una diputada que no me dejo amenazar por nadie. Lo que hizo fue presentarle el preaviso al presidente (Solís)".