Carlos Arguedas C.. 30 agosto, 2017

El Juzgado Penal de Pococí, Limón, dejó en libertad pero con medidas cautelares a una mujer de apellidos Blanco Durán, esposa de un sujeto que el domingo anterior disparó con una escopeta, en la panadería Vega, situada en La Rita de Pococí, Limón.

La mujer había sido detenida por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) el domingo en la noche poco después del hecho.

Precisamente debido a ese disparo el hijo del dueño del local sufrió graves lesiones en el brazo derecho. El disparo se produjo como parte de una violenta pugna por la devolución de dos bollos de pan que costaron ¢1.000.

(Video) Cliente molesto por calidad del pan dispara al hijo del dueño de panadería

La Fiscalía General de la República informó este miércoles que para Blanco solicitaron medidas que fueron aceptadas por el juzgado. Ella deberá firmar en un despacho judicial cada 15 días y no deberá molestar a víctimas o testigos en el proceso.

El arresto de Blanco lo hicieron los agentes fuera de la casa de la pareja, situada a unos 800 metros de distancia de la panadería. Debido a la falta de una orden de allanamiento, fue hasta este lunes a las 8 a. m. que los policías, un fiscal y un juez ingresaron esa vivienda con la finalidad de capturar al hombre que se suponía se encontraba refugiado adentro.

La Fuerza Pública custodió desde el domingo una casa en La Rita donde se suponía estaba el sospechoso de la agresión. Sin embargo, cuando el OIJ ingresó el lunes el sujeto no estaba.
La Fuerza Pública custodió desde el domingo una casa en La Rita donde se suponía estaba el sospechoso de la agresión. Sin embargo, cuando el OIJ ingresó el lunes el sujeto no estaba.

No obstante, el sujeto no se encontraba en la vivienda. Tampoco localizaron la escopeta, que se presume, fue usada para dispararle al afectado Dennis Kalet Vega. Este hombre recibió el impacto en el brazo derecho y fue necesario llevarlo al Hospital de Guapiles.

El OIJ informó de que la víctima, debido al ataque, sufrió varias fracturas en el brazo y se escuentra estable.

El sospechoso, que está en fuga, tiene 43 años. Es oriundo de La Uruca, en San José, y desde hace algunos años se trasladó a la región del Caribe, donde se ha involucrado en algunos hechos violentos. El último ocurrió el pasado 8 de agosto, cuando al encontrarse en una casa cerca del cementerio de Guácimo, llegaron varios sujetos y dispararon.

En esa ocasión, este hombre sufrió lesiones leves y es considerado por la policía como un testigo clave pues podría identificar a los agresores.

Incidente en panadería

En cuanto al incidente que ocurrió el domingo en la panadería Vega, el mismo se inició cuando la mujer detenida compró dos bollos de pan en ¢1.000. Luego se fue para su casa y regresó a devolver el producto porque supuestamente no le gustó el sabor.

En el negocio no le devolvieron el dinero, hecho que generó el disgusto de la mujer, que se retiró del negocio y luego volvió con su esposo, donde sobrevino una discusión con el propietario del local.

Dennis Vega intervino en la disputa y se enfrentó a golpes con el sujeto, quien fue al carro, sacó una escopeta calibre 12 y disparó. Luego la pareja huyó del lugar.

El enfrentamiento fue observado por varias personas, quienes dieron una descripción del vehículo en que escaparon y los nombres de los sospechosos.