Ana Yancy Flores. 1 julio

Dos presuntos traficantes de personas (coyotes) fueron detenidos mientras intentaban transportar a 13 nicaragüenses desde Tablillas de Los Chiles, hacia el centro de este cantón, ubicado en la frontera norte del país.

La información fue confirmada por Allan Obando, director de la Policía de Fronteras.

Los sospechosos de tráfico, cuyas identidades no trascendieron, fueron puestos a la orden de la Fiscalía de Flagrancia de San Carlos, mientras que los extranjeros quedaron a cargo de la Dirección General de Migración y Extranjería.

Estos últimos viajaban en taxis ilegales (piratas), cuando fueron detectados por las autoridades costarricenses.

Los migrantes son transportados frecuentemente en taxis ilegales hasta el centro de Los Chiles, donde toman buses hacia el resto del país. Foto cortesía del Ministerio de Seguridad Pública
Los migrantes son transportados frecuentemente en taxis ilegales hasta el centro de Los Chiles, donde toman buses hacia el resto del país. Foto cortesía del Ministerio de Seguridad Pública

Las aprehensiones de los coyotes ocurrieron en el transcurso de la semana que recién concluye, en operativos efectuados por la Policía de Fronteras y Tránsito, según informó el Ministerio de Seguridad Pública.

Como parte de estos procedimientos, realizados principalmente en Tablillas y Trocha de Los Chiles, también hubo detenciones por transporte ilegal de personas. En estas acciones se retiraron las placas a 11 vehículos.

Además, se les efectuaron boletas a 76 conductores por infracciones a la Ley de Tránsito, se decomisaron tres vehículos y se retuvo otro más, por portar placas que no le correspondían.

Tanto Tablillas como la Trocha son comunidades conocidas como portillos por donde ingresan al país personas en condición migratoria irregular, quienes son transportadas por taxistas informales hasta al centro de Los Chiles, desde donde toman autobuses hacia el resto del país.

Más sospechosos de coyotaje capturados este año

En abril de este año, la Policía de Migración capturó a tres sospechosos de coyotaje en Paso Canoas quienes, aparentemente, operaban con otros traficantes de personas en Panamá.

La detención se realizó mediante un operativo conjunto con la policía de Panamá, país en el que también se logró capturar a otras tres personas.

A los detenidos se les acusaba de tráfico ilícito de ecuatorianos. Según las investigaciones policiales, los migrantes salían de Ecuador y eran trasladados vía marítima desde Cartagena, en Colombia, hacia Panamá.

Una vez en este país eran transportados en vehículos informales y transporte público hacia Paso Canoas, con el fin de evitar los puestos fronterizos. Ya dentro de Costa Rica, eran movilizados a la frontera con Nicaragua para que continuaran su recorrido de forma ilegal hacia Estados Unidos.