Yeryis Salas. 30 diciembre, 2019
Los estañones con cianuro fueron revisados por el Cuerpo de Bomberos. Foto cortesía MSP.
Los estañones con cianuro fueron revisados por el Cuerpo de Bomberos. Foto cortesía MSP.

El conductor de un pick-up fue atrapado con 750 kilos de cianuro la noche de este sábado, en San Miguel de Cañas, Guanacaste.

Con este hallazgo, realizado por oficiales de la Fuerza Pública, el Ministerio de Seguridad contabiliza tres toneladas decomisadas en el 2019 de este químico usado para la minería ilegal.

Esta sustancia es introducida al país desde Nicaragua, y se utiliza más que todo para extraer oro en Crucitas de Cutris, en San Carlos de Alajuela.

El cargamento incautado este sábado estaba en el cajón, distribuido en 15 estañones metálicos con 50 kilos de cianuro cada uno.

El vehículo lo manejaba un hombre de apellido Vega, quien fue remitido a la Fiscalía.

A él lo acompañaban una mujer y dos adolescentes, quienes quedaron en libertad.

Al ser un material delicado, la Fuerza Pública coordinó con el Cuerpo de Bomberos para la revisión de los estañones. Ninguno tenía daños o fugas.

“Es una sustancia peligrosa que está sujeta al control, no debería circular por las carreteras nacionales sin ningún control de la policía y las autoridades correspondientes. Se presume que está siendo utilizada para la extracción ilegal de oro, especialmente en el sector de Crucitas”, declaró el director general de la Fuerza Pública, Daniel Calderón.

El gas cianuro evita que las células del cuerpo reciban oxígeno. Una breve exposición puede dañar el cerebro, el corazón, y hasta provocar la muerte.

Otro químico usado por los coligalleros es el mercurio, del cual se han decomisado 1,4 kilos en el año.

El cianuro, por su mayor eficiencia, se utiliza más en esta actividad clandestina.