Seguridad

Autoridades decomisan pavones de montaña utilizados en restaurante para atraer turistas

Especie está catalogada en peligro de extinción; infractores se exponen a multa de hasta cuatro salarios base

Dos pavones de montaña (Crax rubra, por su nombre científico) fueron decomisados este martes por funcionarios del Área de Conservación Tortuguero.

Los animales eran mantenidos en cautiverio en la parte trasera del restaurante Los Pavones, en Tierra Grande de Guácimo, con el objetivo de utilizarlos como atracción turística.

Según explicó el encargado de vida silvestre del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) en Guápiles, Joaquín Vargas, la visita al restaurante se dio gracias a una denuncia anónima, la cual alertaba sobre la presencia de animales salvajes en jaulas. Dicha especie, aseguró Vargas, se encuentra catalogada como en peligro de extinción, por la reducción de las poblaciones.

“Tenían en un encierro, junto con gallinas y chompipes, dos pavones de montaña, un macho y una hembra, los cuales son silvestres, por lo que se procedió con el decomiso de ambos ejemplares. Se llevaron a la clínica veterinaria para la debida evaluación, y luego se hizo el traslado a un centro de rescate para evaluar su comportamiento y ver si es factible liberarlos o si pasarán a cautiverio permanente”, especificó el funcionario.

La Ley de Conservación de la Vida Silvestre señala, en su artículo 110, que “será sancionado con multa de dos a cuatro salarios base quien tenga en cautiverio o en condiciones de mascota, sin autorización del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, animales silvestres en peligro de extinción o con poblaciones reducidas, y con multa de un cincuenta por ciento de un salario base a dos salarios base, cuando se trate de animales silvestres que no se encuentran en peligro de extinción ni con poblaciones reducidas. En ambos casos se decretará el comiso de los animales”.

La Nación contactó al restaurante para consultar su versión sobre los hechos, pero decidieron no realizar comentarios al respecto.

El Crax rubra se distribuye desde el sur de México hasta el oeste de Ecuador. El macho de la especie es de color negro con cresta de plumas en la cabeza; además, tiene una característica carúncula, que es una protuberancia carnosa de color amarillo encima del pico, similar a la de los pavos comunes.

La hembra, por su parte, carece de carúncula en el pico y su color varía entre pardo rojizo y negro. La cresta es un poco más redondeada que la del macho y tiene detalles blancos.

El ave gusta de sitios boscosos, en los que puede recolectar las frutas e insectos de los que se alimenta. Suele dormir en las ramas de los árboles y, cuando es asustada, huye corriendo y aleteando. A pesar de ser una especie solitaria, se le puede observar en parejas o grupos familiares de seis individuos. Su nido, que normalmente se sitúa a pocos metros del suelo, sobre un árbol, es un colchón de hojas y ramas con una depresión en el centro. Su época de poner huevos es entre los meses de marzo y mayo.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.