Seguridad

Chancho de monte era utilizado para atraer turistas a hotel de Guácimo

Animal en peligro de extinción se encontraba en cautiverio en un corral; fue rescatado por guardaparques el pasado lunes 4 de octubre

Este lunes por la tarde, guardaparques del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) decomisaron un animal en peligro de extinción, que era usado como atractivo turístico en el hotel Ecolirios, en los sectores montañosos de Guácimo, Limón. Se trata de un ejemplar macho, de un año y medio de edad, del chancho de monte, cuyo nombre científico es Tayassu pecari.

El operativo se realizó gracias a una denuncia anónima de un turista, después de ver que el animal vivía cautivo en un corral.

El encargado de vida silvestre del Minae en Guápiles, Joaquín Vargas, explicó que es la segunda ocasión que llegan al alojamiento, pues en el primer intento no lograron confirmar la denuncia. En esta oportunidad realizaron un operativo coordinado para acceder a la propiedad y ahí sí corroboraron los hechos.

El funcionario aseguró que meses atrás recibieron una primera queja al respecto, por parte de un turista. En esa ocasión, el denunciante informó de que el animal se encontraba en muy malas condiciones de salud, no obstante, no fue posible ubicarlo en el lugar, dado que el acceso al alojamiento es restringido y cuenta con cámaras de seguridad.

Vargas aseveró que el animal tiene un peso de 22 kilogramos. Además, presentaba un comportamiento sumamente dócil, lo que hace presumir que era usado como atractivo desde una corta edad.

El alojamiento es un hotel de montaña, ubicado a 12 kilómetros al sur de la ruta 32. En el mismo lugar se mantenían cautivas otras especies, en un establecimiento tipo granja, encerradas en corrales.

El guardaparques manifestó también que se trata de un animal “improntado”, es decir, cuyo comportamiento ha sido intervenido con el objetivo de que se crea de otra especie, principalmente la humana. Esta característica hará inviable su readaptación a la vida en libertad.

“El animal no demostró sus hábitos naturales”, lamentó Vargas.

En 2015, La Nación compartió los hallazgos de una investigación académica realizada por Christian Rivera, entonces estudiante de la Universidad de Princeton (Estados Unidos). En esa ocasión, se reveló que la población de “chancho de monte” tenía un 40% de probabilidad de extinguirse en los siguientes cinco años, y un 99% de hacerlo en un decenio.

Esta problemática se veía principalmente motivada por la presencia de extractores de oro y cazadores ilegales en el Parque Nacional Corcovado, en la península de Osa, Puntarenas.

Bosques tropicales húmedos, como Corcovado, son su hábitat natural, ahí se alimenta de raíces, frutos caídos, hierbas e insectos que encuentra al raspar el suelo con su hocico.

Este animal tiene un papel protagónico en la dispersión de semillas por los bosques. Comúnmente vive en manadas de 50 a 300 individuos y permanece activo durante el día. Tiene una cabeza abultada y maciza, patas cortas y cola pequeña. Mide alrededor de un metro de largo y posee una altura promedio de 55 centímetros. Su cuerpo es tosco y está cubierto de un pelaje grisáceo, que se caracteriza por una mancha clara en la base de la boca o alrededor de los labios.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.