Seguridad

1.000 patrullas cumplieron vida útil pero no hay dinero para nuevas, dice Fuerza Pública

Problemas presupuestarios impiden a la Fuerza Pública renovar patrullas, que en su gran mayoría tienen más de cinco años de estar en uso, aseguró el director Daniel Calderón

El director general de la Fuerza Pública y viceministro de Seguridad, Daniel Calderón, aseguró que más de 1.000 patrullas que ya cumplieron su vida útil no han sido reemplazadas debido a las carencias presupuestarias del Ministerio de Seguridad Pública.

Calderón hizo estas aseveraciones, la mañana de este jueves, en la Comisión de Seguridad y Narcotráfico de la Asamblea Legislativa, donde compareció junto al ministro de Seguridad, Jorge Torres; y el director del Servicio Nacional de Guardacostas y viceministro de Seguridad, Martín Arias.

Detalló que la Fuerza Pública cuenta con 1.300 vehículos en su flotilla, de los cuales solo 250 tienen cuatro años o menos de uso. La gran mayoría, 1.066 patrullas, han estado en uso por más de cinco años, mientras que un pequeño porcentaje, no especificado por Calderón, tiene más de diez años de uso.

“Esos vehículos, incluso los que tienen más de cinco años, ya debieron salir del servicio porque ya cumplieron su vida útil, pero no los podemos sacar de servicio porque no tenemos recursos para renovar esa flotilla”, manifestó el jerarca a los diputados.

“Un vehículo policial que está 24 horas en la calle con mas de cinco años de uso es un vehículo que ya tiene más de 300.000 o 400.000 km. En algunas localidades tenemos vehículos que ya tienen 700.000 km y siguen en la calle; eso implica que nos aumenta el gasto de reparaciones y mantenimiento”, agregó.

Los cuestionamientos sobre el estado de los vehículos de la Fuerza Pública se intensificaron luego de que un policía murió en un accidente, en apariencia por el mal estado de los neumáticos de la patrulla, el pasado 18 de abril en Bananito de Limón.

Calderón remarcó que el bajo presupuesto también ha afectado la cantidad de policías activos, y reiteró que la Fuerza Pública perdió 915 puestos policiales en los últimos dos años, dato que también brindó el miércoles anterior en una mesa de trabajo formada por diputados de Limón, alcaldes de esa provincia y jerarcas de instituciones para atender la ola de violencia en la región caribeña.

“Nuestro personal no trabaja jornadas de ocho horas, trabaja jornadas de 12 horas ante la imposibilidad de tener la suficiente cantidad de oficiales para distribuir la carga laboral”, aseguró el director.

En cuanto a infraestructura, comentó que en la actualidad atienden 59 órdenes sanitarias en delegaciones policiales y existen otras 47 que aún no han podido ser cubiertas.

Por su parte, el ministro Jorge Torres aseguró a los diputados que el Ministerio de Seguridad, bajo su mandato, le dará prioridad al narcomenudeo, actividad que describió como un “cáncer” que requiere rápida intervención.

A este delito, que consiste en venta de drogas a una escala menor y que es común en los pueblos, “hay que tratarlo con mucha inteligencia, con mucha investigación criminal”, señaló el jerarca.

Torres afirmó que ha realizado recorridos nocturnos para observar de primera mano cómo actúan estas estructuras criminales en las calles del país.

“Me gustaría invitar a algunos de ustedes para que compartan una noche, un recorrido en la ciudad. No solamente Limón, no solamente las provincias, sino que el país está sufriendo, y no solamente está muriendo gente por disputas territoriales, sino también gente presa en esos búnkeres, presa del narcomenudeo”, indicó.

Yeryis Salas

Yeryis Salas

Periodista. Bachiller en Periodismo de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.