Mujeres al parecer obligaban a empleadas a prostituirse para pagar dineros que supuestamente habían desaparecido

Por: Patricia Recio 13 marzo, 2015

Una costarricense, una nicaragüense y una peruana, fueron detenidas la tarde de este viernes como sospechosas del delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

Los agentes encontraron cerca de ¢2 millones en efectivo.
Los agentes encontraron cerca de ¢2 millones en efectivo.

El Organismo de Investigación Judicial, informó que las mujeres de entre 42 y 47 años al parecer son las propietarias de dos bares y que las mismas mediante anuncios en periódicos indicaban que tenían puestos vacantes como cajeras y ficheras.

Posteriormente, cuando las víctimas nacionales o extranjeras las contactaban, las sospechosas las entrevistaban y les daban un empleo y ofrecían alojamiento en los bares.

Según la versión del OIJ, al parecer luego de que las ofendidas permanecían por varios días viviendo en los locales y trabajando ahí, las sospechosas les les decían que había faltante de dinero en las cajas registradoras y que la única forma de que se lo pagaran era manteniendo relaciones sexuales con clientes a cambio de dinero.

Trascendió que las sospechosas cobraban ¢20.000 por estar con las ofendidas una hora y ¢12.000 por media hora.

Agentes de la sección de Delitos Contra la Integridad Física, Trata y Tráfico, allanaron los bares donde se ubicaron 16 mujeres nicaragüenses y costarricenses, además allanaron dos casas, una en Tibás y otra en Paso Ancho, donde residían las sospechosas, quienes fueron detenidas y quedaron a las órdenes del Ministerio Público. En las viviendas también se decomisó equipo electrónico, ¢2 millones en efectivo y gran cantidad de documentos.