Carlos Arguedas C.. 1 octubre
La droga venía en 33 sacos de color negro, que el viernes anterior fueron puestos a la orden de las autoridades judiciales. Fotos de MSP
La droga venía en 33 sacos de color negro, que el viernes anterior fueron puestos a la orden de las autoridades judiciales. Fotos de MSP

Una patrullera de Estados Unidos capturó a tres costarricenses cuando viajaban a bordo de una lancha que trasladaba 660 kilos de cocaína.

El hecho se produjo el pasado miércoles en aguas del océano Pacífico, a 240 kilómetros de cabo Matapalo, en la península de Osa, en Puntarenas. Se presume que la nave se dirigía a Guatemala o México para entregar el estupefaciente.

El Ministerio de Seguridad Pública, en un comunicado de prensa emitido este martes, detalló que el operativo de captura se hizo como parte del patrullaje conjunto con Estados Unidos.

Luego de interceptar la embarcación, la droga y los implicados fueron puestos a la orden de oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) en Golfito, Puntarenas. Eso sucedió el viernes anterior.

Los hombres fueron identificados como de apellidos Centeno Hernández, de 56 años; Medina Azofeifa, de 27 y Cabrera Granda, de 44.

De ellos, solamente Medina tiene antecedentes, pues en dos ocasiones lo han investigado como sospechoso de los delitos de homicidio simple e incumplimiento de medida de protección.

Precisamente, el lunes anterior el Juzgado Penal de Golfito impuso a los sospechosos tres meses de prisión preventiva, mientras se les sigue el proceso por el delito de tráfico internacional de drogas.

La droga venía en 33 sacos de color negro. Eran 660 paquetes de un kilo cada uno que tenían impreso P2.

Según el Ministerio de Seguridad la embarcación tenía escrito el nombre Mahi Mahi. Con ese nombre no aparece ninguna nave costarricense inscrita en el Registro Nacional.

Además, tenía un número de matrícula que pertenece a la Capitanía de Puntarenas. La matrícula corresponde a una lancha de pasajeros que aparece registrada a nombre de una pareja de profesionales vecinos de San Antonio de Belén, Heredia.

Durante este año, el Ministerio de Seguridad ha decomisado 18 toneladas de cocaína y para final de año se espera tener la mayor cantidad de droga confiscada en la historia del país.

Paralelamente, las incautaciones de marihuana también aumentaron, debido a un mayor traslado de esta hierba por el océano Pacífico.

El 20 de agosto, Seguridad informó de que en este 2019 se había superado la cifra de 5 toneladas con 757 kilos decomisadas en todo el año anterior, tras alcanzar más de 7 toneladas en aquel momento.

Los paquetes estaban identificados como P2 y cada uno pesó un kilo. Fotos de MSP
Los paquetes estaban identificados como P2 y cada uno pesó un kilo. Fotos de MSP