Hugo Solano C.. 3 enero
El OIJ tiene el video para tratar de determinar quién fue la persona que cobró la dádiva y a qué cuerpo policial pertenece, con el fin de proceder con su localización y dejarlo en la Fiscalía. Foto: Archivo, con fines ilustrativos.
El OIJ tiene el video para tratar de determinar quién fue la persona que cobró la dádiva y a qué cuerpo policial pertenece, con el fin de proceder con su localización y dejarlo en la Fiscalía. Foto: Archivo, con fines ilustrativos.

El cobro de una dádiva por parte de un supuesto oficial de carreteras, para dejar pasar a un conductor que irrespetó la demarcación vial, es investigado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), pues fue grabado con un celular.

Así lo confirmó el director de la Policía de Tránsito, Germán Marín, al consultarle por el caso, luego de que el video fuera difundido en el sitio Noticias Costa Rica, donde se escucha el diálogo donde se negocia la presunta “mordida”.

Al parecer, en la última semana de diciembre un vecino de Aserrí fue sorprendido haciendo un giro en U, razón por la cual un supuesto inspector lo detuvo y le advirtió que esa falta le costaría ¢326.000 y seis puntos de la licencia.

Una vez que el chofer le dijo que lo hizo porque había una vía cerrada y porque no conocía la zona, el aparente oficial de carretera le dijo: “¿Cómo hacemos? Procedo con la multa...yo lo dejo tirado en el piso valiendo nada”.

(Video) Pareja grabó pago de "mordida" por ₡35.000 a supuesto tráfico para evitar boleta. Video cortesía: Noticias Costa Rica.

Cuando el conductor le dijo que solo tenía ¢20.000, el oficial le respondió: “Con ¢20.000 no hacemos nada”.

También les dijo que él no era ningún padre para perdonarlos.

Fue ahí cuando la esposa del chofer participó en el diálogo y dijo que ella tenía otros ¢15.000 en efectivo y entonces el inspector estuvo de acuerdo y les manifestó que apuraran la acción y que no mostraran tanto el dinero, sino que lo enrollaran.

Ante esta situación, el director de la Policía de Tránsito confirmó que el 30 de diciembre pidió al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) la investigación procedente, para que se sienten las responsabilidades que correspondan.

“Hemos de indicar que no tenemos denuncia formal y no hay denunciante hasta el momento. Cabe informar que no se aporta nombre del aparente policía y no se indica a cuál cuerpo policial pertenece el participante”, explicó Marín.

La Policía de Tránsito realizó la consulta al jefe de Regional de la Gran Área Metropolitana, pero en las delegaciones a su cargo no hay acusaciones similares.

Añadió que se remitió el video al OIJ como parte de la denuncia para la respectiva investigación, donde se determinará de qué cuerpo policial es el sospechoso y si actuó en complicidad con alguien.

Una vez que eso se aclare, será la Fiscalía la que tipifique el delito que puede ser de concusión, abuso de autoridad u otros y proceda con la pieza acusatoria ante la autoridad judicial que corresponda.

El artículo 355 del Código Penal establece que “Se impondrá prisión de dos a ocho años al funcionario público que, abusando de su calidad o de sus funciones, obligare o indujere a alguien a dar o prometer indebidamente, para sí o para un tercero, un bien o un beneficio patrimonial”.

Este tipo de delitos es recurrente. En agosto del 2019 una oficial de la Policía de Tránsito de Liberia, apellidada Díaz, fue detenida por el OIJ debido a cobros irregulares.

Otro caso ocurrió en el 2016 con un tráfico de apellido Zamora, quien fue detenido como sospechoso de solicitar el pago de una retribución económica para no confeccionar un parte por ¢225.000.