Carlos Arguedas C.. 28 marzo, 2016

El tico Alejandro Jiménez González, alias Palidejo, se abstuvo de declarar al iniciarse este lunes, en Ciudad de Guatemala, el juicio en el cual se le juzga como autor intelectual del atentado enel que murió el cantautor argentino Facundo Cabral.

Jiménez, preso en ese país desde marzo del 2012, es acusado junto con otros cuatro hombres guatemaltecos, de planear y ejecutar, el 9 de julio del 2011, el ataque a balazos en que asesinaron a Cabral y resultó herido el empresario nicaragüense Henry Fariña Fonseca.

En el debate, que empezó a las 8:30 a. m., en la sala del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo de Guatemala y es dirigido por la jueza Jazmín Barrios, los otros imputados también dijeron que no iban a declarar.

Se trata de Elgin Enrique Vargas Hernández, Wilfred Allan Stokes Arnold, Juan Hernández Sánchez y Audelino García Lima. A estos hombres, el Ministerio Público guatemalteco les atribuye ser los encargados de ejecutar el ataque.

Declaran testigos. La periodista Glenda Sánchez, del diario La Prensa Libre de Guatemala, dijo a La Nación que durante la audiencia de ayer se recibió la declaración de ocho testigos.

El primero en hablar fue Luis Eduardo Vidal, a quien los implicados le robaron el vehículo que usaron para disparar a la camioneta, en la cual viajaba Cabral junto con Fariña.

El testigo narró en el tribunal la forma en que le quitaron el auto y un arma de fuego. Incluso, reconoció a García Lima como una de las personas que participó en el robo. Asimismo, identificó el arma que le habían sustraído, la cual fue recuperada por la Policía Nacional Civil de Guatemala, durante uno de los allanamientos por este caso.

Posteriormente, declararon otras siete personas. La audiencia se suspendió ayer, a las 3:30 p. m. y, continuará hoy martes, a partir de las 8:30 a. m.

Bayron Castañeda, abogado de Jiménez, expresó que el juicio está previsto para desarrollarse durante toda esta semana y se espera la declaración de otras 50 personas.