Judiciales

Nicaragua analiza repatriación de 26 reos costarricenses, confirma Justicia

Ministerio está a la espera de información oficial por parte del vecino país; anunció que elabora un plan estratégico para la atención de estos eventuales nuevos ingresos. De momento, no hay respuesta del gobierno nica

La semana pasada, el Consulado de Costa Rica en Nicaragua comunicó que pidieron a ese gobierno repatriar a costarricenses que están presos allá, debido a la pandemia por el nuevo coronavirus; sin embargo, declinó indicar cuántas personas serían traídas al país.

Hoy, el Ministerio de Justicia y Paz confirmó que se trata de un grupo de 26 ticos quienes están siendo analizados. Se desconoce su perfil criminal.

“En principio se habló de 31 personas; luego se redujo a 26. En relación con el tipo de perfil y delitos, estamos a la espera de que las autoridades nicaragüenses remitan la información oficial (...) No se tiene una fecha prevista para la recepción de los documentos”, indicó la entidad.

Pese a que aún no se ha obtenido respuesta por parte del Gobierno nicaragüense, Justicia informó de que, en caso de ser positivo, se recibirían a las personas acatando los protocolos que están activos a lo interno del sistema penitenciario desde que se conoció el primer caso de covid-19 en el país.

Entre esas acciones está el mantener aislados a los nuevos ingresos durante 14 días en espacios habilitados para ello.

Tampoco se ahondó de a cuál cárcel los enviarían.

Más allá de eso, Fiorella Salazar, ministra de Justicia, aseguró la semana pasada que también trabajan en la elaboración de un plan estratégico para el eventual recibimiento de estos presos.

Sobre la implementación de esta iniciativa, esa cartera señaló que correría por cuenta de Adaptación Social, la Policía Penitenciaria y la dirección de Servicios Médicos Penitenciarios.

“Las autoridades ministeriales siguen de cerca el desarrollo de acontecimientos para tomar decisiones”, concluyó la respuesta de la oficina de prensa.

Esta solicitud se da en medio de que la prensa nicaragüense ha denunciado en múltiples ocasiones que el gobierno de Daniel Ortega oculta los datos verdaderos sobre la cantidad de pruebas realizadas de covid-19, sus resultados y la cantidad de víctimas mortales.

Además, aseguran que hay un contagio comunitario.

Procedimiento usual

El Consulado de Costa Rica en Nicaragua detalló la semana pasada que este tipo de procedimientos son usuales: el año pasado se lograron repatriar 19 costarricenses para que descontaran el resto de la pena en cárceles nacionales. En lo que va de este 2020, se han repatriado dos.

La actual petitoria específica se realizó en este mes de mayo, indicó Óscar Camacho, cónsul.

Según explicó Camacho, cualquier privado de libertad puede solicitarlo. Recalcó que estas solicitudes se hacen basándose en la calidad de su nacionalidad y no así del delito que cometió.

Lo único que sí es necesario es que el recluso exprese su consentimiento para el traslado.

“Sí lleva un trámite especial, lleva documentación y una coordinación entre el Poder Judicial de Nicaragua y el de Costa Rica. Una vez que se cumpla con eso, queda a voluntad absoluta de Nicaragua quiénes se van, cuándo se van y la forma en que se van”, explicó.

Reo peligroso

Entre los presos costarricenses que actualmente están en Nicaragua, destaca Luis Ángel Martínez Fajardo, alias Pollo, de 37 años.

Él fue detenido en abril del 2015 y fue condenado a 18 años por el delito de tráfico internacional de drogas y a 12 años por crimen organizado.

Sin embargo, lo último que se conoció de él es que, en el 2016, se rehusó a ser repatriado.

Precisamente, en una carta que había enviado a los funcionarios de la Embajada de Costa Rica en Nicaragua en ese tiempo, él daba a conocer que no quería entrevistarse ni tener contacto con ningún funcionario diplomático.

Así las cosas, él se mantuvo en la cárcel Tipitapa, ubicada en las afueras de Managua.

Hasta este momento se desconoce si él sería una de las personas que serían repatriadas.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.