Hugo Solano C., Vanessa Loaiza N.. 24 mayo
El SINAC tiene marcados los puntos de los proyectos intervenidos en Moín y zonas aledañas. Cortesía Sinac.
El SINAC tiene marcados los puntos de los proyectos intervenidos en Moín y zonas aledañas. Cortesía Sinac.

El Tribunal Penal de Limón rechazó demoler cuatro estructuras construidas, en apariencia, en la zona marítimo terrestre de Moín y Limón, en el caribe costarricense.

Sin embargo, la Fiscalía ya apeló la medida, pues pretende recuperar esa franja de 200 metros desde la línea de la costa que le pertenece al Estado.

El caso se investiga por presunta usurpación de bienes de dominio público, cambio de uso de suelo y violación de sellos municipales.

Dichas obras fueron inspeccionadas y clausuradas desde el miércoles pasado, en una intervención conjunta de la Fiscalía Adjunta de Limón, el Ministerio de Ambiente y Energía, el Instituto Costarricense de Turismo, el Organismo de Investigación Judicial y la Municipalidad de Limón.

Dos caminos, uno de ellos con adoquines, una estructura de tres pisos y otra obra no detallada estarían violando la Ley Marítimo Terrestre en Westfalia, de Limón, así como en Portete y Los Cangrejos, en Moín.

Las autoridades también descubrieron actividad ganadera en Westfalia, en esta franja inalienable, donde está prohibido cualquier desarrollo comercial.

Detrás de la zona selvática que se ve al fondo está la costa caribeña. El caso se investiga como violación de la zona marítimo terrestre. Foto: Cortesía.
Detrás de la zona selvática que se ve al fondo está la costa caribeña. El caso se investiga como violación de la zona marítimo terrestre. Foto: Cortesía.

Producto de estas inspecciones, fueron detenidas 23 personas que ya fueron indagadas. Algunos son peones costarricenses y nicaragüenses que trabajaban en las construcciones.

De ese total, 12 individuos tienen prohibición de ingresar a las construcciones o continuar con las obras por los próximos 15 días, mientras avanza el procedimiento expedito de flagrancia.

Otras siete personas quedaron en libertad, pero vinculadas al proceso penal y las cuatro restantes se les prohibió ingresar al lugar de los hechos.

La intervención realizada en estas localidades fue posible gracias a denuncias confidenciales. Aunque en este proceso participó la Policía Municipal, la Fiscalía informó de que no fue el municipio el que dio la alerta por este caso.

El miércoles pasado trascendió que algunas de estas obras estaban relacionadas con la construcción de un residencial con unas 200 viviendas, lo anterior no ha sido confirmado por las autoridades.

Tampoco trascendió si entre los aprehendidos figuraban algunos de los inversionistas.

En diciembre pasado, una estructura de concreto que fue construida en la zona conocida como La Cueva, en Limón, fue demolida por invadir la capa coralina y causar un grave daño a la biodiversidad marina del sitio.