Eillyn Jiménez B.. 18 septiembre, 2018
Las instalaciones de la empresa Grupo Kineret, en Sabana Norte, fueron allanadas la semana pasada. Foto: Alonso Tenorio/Archivo
Las instalaciones de la empresa Grupo Kineret, en Sabana Norte, fueron allanadas la semana pasada. Foto: Alonso Tenorio/Archivo

El Juzgado Penal de San José, en el Primer Circuito Judicial, impuso arresto domiciliario con tobillera electrónica al exvipresidente de Yanber, Andrés Yankelewitz Lev, hijo del expropietario de la firma, Samuel Yankelewitz Berger.

Así lo dio a conocer la Fiscalía este lunes por la tarde a La Nación, al detallar que la resolución de los jueces se hizo por escrito.

Tanto Yankelewitz Lev (54 años) como un hombre de apellidos Barboza Lépiz (56), a quien se le dictaron las mismas medidas cautelares, podrán compartir únicamente con el núcleo familiar que habita en sus viviendas, el personal que trabaje en el inmueble y el abogado defensor de cada uno.

Además, ambos tiene impedimento de salida del país.

“La Fiscalía empezó hoy (lunes) a analizar la resolución escrita del Juzgado, para determinar si apela o no el fallo”, precisó el Ministerio Público.

La medida se toma luego del allanamiento que hicieron agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y funcionarios de la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos en las casas de los Yankelewitz, en Santa Ana, San José, y de Barboza, en Escazú, el pasado martes 11 de setiembre.

Ese mismo día, las autoridades judiciales ingresaron al bufete Consultores Jurídicos Especializados, en Los Yoses, así como a la empresa Grupo Kineret en Sabana Norte (de la cual es gerente Barboza).

Las diligencias, que arrancaron a las 8:15 a. m. y finalizaron a las 6 p. m., permitieron decomisar prueba documental, discos duros externos, computadoras y otras evidencias.

Según la Fiscalía, en este caso, que se sigue bajo el expediente 16-000054-0621-PE, se investiga el plan que habrían ideado las personas imputadas para obtener créditos millonarios en diferentes entidades bancarias y financieras, presentando información financiera falsa de la Corporación Yanber S.A.

Para esos efectos, presuntamente los imputados Yankelewitz y Barboza, quienes conformaban el Comité Ejecutivo que se encargaba de la administración de la compañía, eran quienes ordenaban los ajustes en los estados financieros, que reflejaban una situación sólida de Yanber, con el aparente fin de inducir a error a los funcionarios bancarios que aprobaron los créditos.

Yankelewitz Berger (79 años) cumple con arresto domiciliario desde hace varios meses.

¿En qué consiste el caso Yanber?

La acción judicial en la empresa Yanber, dedicada a la fabricación de plástico, empezó el 13 de julio del 2016, cuando el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) interpuso una denuncia por un supuesto fraude de $6 millones (¢3.456 millones) y ¢2.172 millones.

Sin embargo, investigaciones determinaron que los líos financieros en la compañía habían iniciado desde el 2010.

En setiembre del 2011, un informe interno de la firma, del cual tiene copia La Nación, reveló el uso de doble contabilidad, facturación fantasma y una planilla oculta, entre otras anomalías, que llevaron a la empresa a solicitar un proceso concursal para evitar la quiebra, en junio del 2015.

Precisamente, esa gestión la presentó Yanber siete meses después de que había recibido créditos de varios entes financieros.

Luego de la denuncia del BNCR, también se quejaron por fraudes el Banco de Costa Rica (BCR) y el Banco de Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), así como la Corporación Financiera Cofin.

El BCR reclama ¢6.975 millones y Bancrédito otros ¢1.120 millones. El monto de lo presuntamente estafado a Cofin aún no está determinado.

Además de los Yankelewitz y Barboza también son investigados el exgerente general de apellidos Soto Bolaños, de 48 años; los exgerentes financieros apellidados Paniagua Moya, de 29, y Sandí Sandí, de 71, así como del exdirector financiero, Brenes Chaves, de 54.

Colaboró el periodista Carlos Arguedas C.